Descubrir Mallorca en 7 días, un recorrido inolvidable

Elena Blanco 16 agosto, 2018
Vamos a explorar la isla de Mallorca siguiendo un plan de una semana. Veremos sus pueblos más bellos, disfrutaremos en sus calas y descubriremos la belleza de su capital.

Descubrir Mallorca es descubrir un paraíso en la tierra. La isla tiene de todo: desde un increíble ambiente a fabulosas playas y una maravillosa naturaleza. Todos los que viajan hasta allí vuelven a casa absolutamente prendados de la isla balear.

Hemos preparado una pequeña guía para recorrer Mallorca por los cuatro costados en 7 días. Está pensada para que alquiles un coche, algo prácticamente obligatorio si quieres tener tiempo para conocer la isla al completo. ¿Te apuntas a venir con nosotros?

Descubrir Mallorca. Día 1: el noreste de la isla

Cala Ratjada en Mallorca
Cala Ratjada en Mallorca

Durante el primer día nos moveremos por la zona de Artá. Allí se encuentran algunas de las más bellas y secretas calas de la isla. Te recomendamos especialmente Cap Farrutx, un pequeño acantilado que desciende hacia el mar.

Continuando por la misma carretera llegarás a Betlem, donde tras atravesar algunos senderos, accederás a pequeñas calas con el agua turquesa como protagonista.

Continuando con la ruta, la siguiente parada este primer día será Son Serra de Marina. Allí encontrarás una de las mejores y más bonitas playas de Mallorca. Se trata de una playa prácticamente virgen rodeada de un parque natural. Sin duda, un lugar idílico en el que relajarse hasta la hora de comer.

Tras tomar el almuerzo, la siguiente parada será la playa de Muro, que se encuentra una vez pasado Can Picafort. Y por último, el faro de cala Ratjada, donde alcanzar los últimos coletazos del sol y cenar en alguno de sus muchos restaurantes.

Día 2: La sierra de Tramontana

Deià en la sierra de Tramontana
Deià en la sierra de Tramontana

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la sierra de Tramontana supone una parada obligatoria y uno de los lugares más bonitos de toda la isla. En la subida hasta lo más alto, y desde la carretera, podrás observar desfiladeros, cuevas, cañones y animales como cabras o águilas.

No olvides parar en el monasterio de Lluc, y en las cuevas prehistóricas de Ses Cometes des Morts. Son dos lugares especiales, diferentes y llenos de misterio. También podrás deleitarte con algunas de las playas de la zona, como la famosa cala de Sa Calobra (cuidado con el parking, es bastante caro).

Por supuesto, debes visitar Sóller, la que está considerada la capital de la Tramontana. Es un pequeño pueblecito de estrechas calles y plazas rodeado de olivos y de naranjos. Todo ello conforma una preciosa postal que se te quedará en la memoria.

Y por último en este segundo día para descubrir Mallorca, debes visitar Deiá. Se trata de un pueblo del que emana paz por los cuatro costados, encuadrado entre la montaña y el mar. No te arrepentirás de pasar allí las últimas horas del día.

Día 3: el este de la isla

Para compensar las horas de coche del día anterior, este tercer día podrás disfrutar de las playas y calas de la zona este de Mallorca. Una de las más bonitas de esta parte de la isla es Cala Varques. Llegarás a ella después de caminar durante unos veinte minutos por un sendero que podrás tomar tras dejar el coche en un parking situado en la MA-4014.

En Manacor encontrarás otras dos calas, de gran belleza, aunque bastante concurridas: Cala Anguila y Cala Mendia.

Tras pasar allí la mañana, una buena opción para la tarde es visitar las famosas cuevas del Drach. Es uno de los lugares más famosos de la isla y requiere una visita prácticamente obligatoria. Eso sí, ten en cuenta que la entrada vale unos 15 €.

Día 4: el Cap Formentor

Vistas del Cabo Formentor en Mallorca
Cap Formentor

En este cuarto día volverás a la zona oeste de Mallorca, haciendo algunas paradas en el camino. La primera visita será Alcudia, una pequeña villa amurallada, que cuenta con una de las mejores playas de la isla: la cala de San Vicente.

También te recomendamos la Cala des Mas Pas. Allí encontrarás un chiringuito muy especial, nada elegante, pero que te encantará, sobretodo si decides volver aquí por la tarde. No te arrepentirás.

Después, podrás dirigirte, a través de una carretera de montaña, hacia el norte, hacia Cap Formentor. Cuando llegues a uno de sus muchos miradores, sus vistas te dejarán sin aliento. Sin duda, una de las postales que recordarás de este viaje.

Día 5: Valldemossa y Banyalbufar

Vista de Valldemossa
Valldemossa

Volviendo a la imponente Sierra de Tramontana, la primera parada debe ser en el bonito pueblo de Valldemossa. Se encuentra a apenas 19 kilómetros de Palma, y tiene un encanto muy particular gracias a sus callejuelas, su torre azulada o los jardines que están repartidos por toda ella. Este uno de los pueblos más bonitos de Mallorca, ¡sin lugar a dudas!

Otra parada que puedes hacer este día es en Banyalbufar. Es un pueblo no demasiado concurrido con una característica arquitectura de casas que parece que caen al mar por el acantilado. Puedes bajar hasta la cala que hay allí, aunque si lo haces, mejor no pienses que después tendrás que subir la escarpada pendiente y disfruta de lo que allí encuentres.

Día 6: Portocolom

Portocolom, uno de los rincones para descubrir Mallorca
Portocolom

El penúltimo día para descubrir Mallorca, dirígete hasta el sur de la isla. Allí encontrarás Portocolom, un pueblo marinero no demasiado frecuentado por turistas.

En el pueblo hay dos pequeñas e increíbles calas que deberás visitar: Caló des Moros y la cala de piedra de S’Almunia. Si no quieres playas con piedra, también tienes tu opción: la Cala D’or, de una imponente agua color esmeralda en una zona urbanizada.

Día 7: Palma de Mallorca

Catedral de Palma de Mallorca
Catedral de Palma de Mallorca

No puedes marcharte de la isla sin explorar las calles de su capital, Palma de Mallorca. Descubre su catedral, la Lonja, el castillo de Bellver o el palacio de La Almudaina. Un broche de oro para este recorrido para descubrir Mallorca.

Te haremos tres recomendaciones para que disfrutes de la gastronomía mallorquina, que es excelente

  • Emilio Innobar, en Carrer de la Concepción 9.
  • La Mirona, en Carrer Sant Jaume 21A.
  • Bar Flexas, en Carrer Llotgeta 12.
Te puede gustar