Descubrimos las ruinas romanas de Julióbriga

Cristina Blanco 1 junio, 2018
De las ciudades romanas en Cantabria, Julióbriga fue la más importante. Hoy solo quedan los cimientos, pero la visita resulta muy interesante.

Durante la época romana, Julióbriga fue uno de los lugares más importantes de Cantabria. Como resultado de la estancia romana en Hispania, existen unas ruinas muy interesantes que te recomendamos incluir en tu lista de lugares que visitar en esta comunidad. Prepárate para un viaje inolvidable porque ¡vamos a descubrir las ruinas romanas de Julióbriga!

Julióbriga, ciudad de la Hispania

Julióbriga
Julióbriga – Alberto / Flickr.com

Julióbriga fue la ciudad romana más importante de las nueve que se crearon en la comunidad cántabra. Su nombre se debe Julio César y se asienta sobre una colina. Actualmente el nombre de la población recibe el nombre de Retortillo.

Su fundación se ubica en el año 15-13 a.C., al término de las guerras cántabras y cuando el emperador Augusto comenzó la colonización de la zona norte.

Existen numerosas referencias históricas de la existencia de Julióbriga durante esta época. Se sabe que durante la romanización fue un municipio centrado en la agricultura de cereales y la ganadería bovina. Su desaparición se produjo en el siglo III, aunque más tarde se aprovecharon los cimientos para crear la población de Retortillo. Se encuentra a 3 kilómetros del municipio de Reinosa.

Ruinas romanas de Julióbriga

Juliógriga
Ruinas de Julióbriga – Alberto / Flickr.com

En el siglo XVIII se identificó por primera vez la presencia de ruinas romanas existentes en el actual Retortillo. Desde entonces comenzaron a excavarse las zonas para encontrar los restos de Julóbriga.

Se ha localizado la planta de un foro romano y algunas casas romanas. También algunas piezas que se pueden encontrar en el Museo Regional de Arqueología de Santander. Además, existe una iglesia románica y una necrópolis que data cerca de la época visigoda.

Lo más característico de la arquitectura de las ruinas de Julóbriga son los grandes zócalos en barro con mampostería, lo único que actualmente puede apreciarse al aire libre en el foro romano. También hay restos de muros de adobe. El foro estaba comunicado con una calle franqueada por pilastras cuadradas.

Además del foro, situado en lo más alto, existen algunas casas como la Casa de los Morillos y la Casa de los Mosaicos. También un tabernae, un edificio pensado para el almacenaje de productos. Se encuentran al lado del Museo Domus, donde se almacenan todos los objetos recogidos durante las excavaciones.

“Excavar es abrir un libro escrito en el lenguaje que los siglos han hablado dentro de la tierra.”

-Spyridon Marinatos-

Museo Domus de Julióbriga

Museo Domus en Julióbriga
Museo Domus – VIATOR IMPERI / Flickr.com

Con los descubrimientos en los cimientos de Retortillo, numerosos arqueólogos han trabajado por recuperar el máximo patrimonio posible de Julióbriga. Actualmente, el centro de toda la historia romana se alberga en el Museo Domus. Abrió en el año 2003 y es muy importante para entender la importancia de los romanos en nuestro país.

En él se encuentran todos los objetos que se han recuperado de las excavaciones de las ruinas romanas de Julióbriga.  Además, hay reproducciones de hogares romanos con el atrio, la culina, el tricinium, cubiculum y la tabernae.

El museo abre todos los días salvo lunes y martes. Abre en dos pases, de 9:30 a 14:30 y de 15:30 a 18:30, aunque el horario cambia en función del momento del año, abriendo y cerrando una hora más tarde. Durante el invierno solamente abre de 9:30 a 15:30. Existen visitas guiadas. El precio es de 3 euros y 1,5 para niños hasta los 12 años.

Más lugares históricos en Cantabria

Cueva el Soplao en Cantabria
Cueva El Soplao – Carlos F. Ingala /Flickr.com

Además de las ruinas romanas de Julióbriga tienes mucha historia que descubrir en Cantabria. Sin ir más lejos, puedes visitar las cuevas de Altamira en Santillana del Mar. Muy famosas por las pinturas que datan del Neolítico. También puedes visitar las cuevas de El Soplao y admirar las estalagmitas y estalactitas.

Por si fuera poco, tienes la oportunidad de perderte por los maravillosos parques naturales de Cantabria (Oyambre, Cabárceno) y finalizar tu ruta conociendo su capital, Santander. Aquí tienes la oportunidad de visitar el palacio de la Magdalena, construido en el siglo XX y una de las residencias de la familia real.

Finalmente, finaliza tu recorrido por las playas, acantilados y lugares únicos que convertirán tu visita a Cantabria en un viaje inolvidable. ¡Estamos seguros de que no te arrepentirás! Por algo el norte de España es uno de los sitios más visitados por su riqueza cultural, sus paisajes y su perfección. ¡Cantabria tiene mucho que enseñarte!

Te puede gustar