7 cosas y más que hacer y ver en Reinosa

Virgynia Duque 11 febrero, 2018

Reinosa, situada en el territorio de Cantabria, es una bella ciudad de historia milenaria. Puerta de entrada a la comunidad cántabra desde Castilla, ha sido lugar de paso obligatorio durante siglos. Una ciudad rodeada de montañas y de ríos como el Ebro, Híjar o Izarilla. ¿Quieres hacer una visita? ¡Te contamos todo lo que tienes que hacer!

1. Admirar la peculiar colegiata de San Pedro de Cervato

Colegiata de San Pedro Cervato
San Pedro Cervato – José Antonio Gil Martínez / commons.wikimedia.org

En Reinosa hay cuatro colegiatas, pero esta, sin duda, es una de las principales. Se trata de un precioso templo románico con una curiosidad: bajo los alerones del tejado hay figuras en actitudes claramente sexuales.

Además, se le suma la belleza de su portón, su ábside y toda su arquitectura. Un lugar en el que detenerte unos minutos para admirarlo y absorber toda su belleza al completo.

2. Visitar la iglesia de San Sebastián

IGlesia de San Sebastián de Reinosa
Iglesia de San Sebastián – ecelan (talk) / commons.wikimedia.org

Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca en Cantabria. Un templo del siglo XVIII, con una torre y una portada muy llamativas. En el interior destacan sus retablos barrocos, especialmente el altar mayor, de estilo churrigueresco.

“Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un límite para las aventuras que podemos tener siempre y cuando las busquemos con los ojos bien abiertos”.

-Jawaharial Nehru-

 

3. Contemplar el Teatro Principal, el arte de Reinosa

Teatro Principal de Reinosa
Teatro Principal – Zarateman / commons.wikimedia.org

El edificio, que se abrió en 1893, destaca por su bonita fachada con soportales. Se inauguró con las fiestas patronales a San Mateo en ese año y sigue intacto gracias en parte a una profunda rehabilitación realizada hace unas décadas. Hoy es de gestión municipal y se utiliza para diferentes eventos y actividades.

4. Pasear por el Ebro y por los parques de Reinosa

Como decíamos, Reinosa está custodiada por varios ríos, entre ellos el Ebro, que recorre toda la ciudad. Pasear por su ribera te permitirá relajarte del estrés de la ciudad y disfrutar de la belleza que forma el paisaje entre el agua y lo urbano, una armonía impresionante.

Y entre el Ebro y el Híjar se encuentra el parque de Cupido, punto de encuentro de los habitantes de Reinosa. No importa la época del año que sea, es siempre una de las zonas más transitada del pueblo. Una zona perfecta para relajarse y pasarlo bien, ya que alrededor del parque se encuentran los mejores bares, pubs y restaurantes de Reinosa.

5. Ver la casa del Marqués de Cilleruelo, historia en vivo

Casa del Marqués de Cilleruelo en Reinosa
Casa del Marqués de Cilleruelo – ecelan / commons.wikimedia.org

Es un edificio que fue propiedad de Joaquín de Quevedo y que data del siglo XVIII. Está construido en sillería y tiene dos plantas de altura. En la fachada se pueden ver tres escudos familiares: Marqués de Cilleruelo, Velasco y Quevedo. Te sorprenderá con su increíble arquitectura y una historia que sus paredes están deseando contarte.

6. Disfrutar de su gastronomía

Nos e puede pasar por Reinosa y no degustar su deliciosa gastronomía. Plato casi obligado es el cocido montañés, perfecto para entrar en calor en los fríos días del invierno. Y de postre, la “pantorrilla”, un dulce hojaldrado típico que hace las delicias de los más golosos.

7. Algunas excursiones

Reserva del Saja Besaya cerca de Reinosa
Reserva de Saja-Besaya – Guillén Pérez / Flickr.com

Estando en Cantabria, es fácil imaginar que Reinosa tiene una belleza natural incomplarable. Por ello, conviene también alejarse algo de la localidad para descubrir su precioso entorno.

Reinosa es punto de partida ideal para visitar la reserva del Saja-Besaya. Es un sitio de ensueño lleno de frondosos bosques, cascadas, senderos y un sinfín de atractivos que dan forma a un magnífico espacio natural. Ir al fin y al comienzo de las temporadas te permitirá ver colores que se apagan a la vez que otros se intensifican.

Pero hay mucho más que visitar en los alrededores de Reinosa. Los amantes de la nieve y los deportes invernales tiene muy cerca la estación de esquí de Alto Campoo. Los que prefieran los deportes náuticos pueden hacerlo en el pantano del Ebro.

Y aquellos que practiquen senderismo, pueden subir al pico Tres Mares, tiene dos mil metros y desde lo alto podrás admirar unas vistas realmente preciosas que darán por bueno cualquier esfuerzo.

Te puede gustar