Las mejores rutas de senderismo en el Parque Natural de Oyambre

Cristina Blanco 6 enero, 2018

En el extremo más occidental de la comunidad de Cantabria encontramos un lugar único. El Parque Natural de Oyambre es una zona natural de una extensión de 5.578 hectáreas. La riqueza y belleza de sus paisajes lo ha convertido en un destino muy popular para hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza. ¿Te apetece que te recomendemos las mejores rutas?

El Parque Natural de Oyambre abarca los municipios de Comillas, San Vicente de la Barquera, Udías, Valdáliga y Val de San Vicente. Por lo tanto, hay diferentes rutas que puedes llevar a cabo en función del lugar de Cantabria en el que te encuentres. ¡Estas son nuestras recomendaciones!

1. Ruta de los acantilados de San Vicente de la Barquera

Parque Natural de Oyambre
Parque Natural de Oyambre – Artemis Desteredes / Flickr.com

El recorrido de esta ruta es de unos 17 kilómetros, y rodea las playas del Parque Natural de Oyambre desde San Vicente de la Barquera. Es una de las rutas más populares por el paisaje, una mezcla de mar, montaña, y, sobre todo, playas. Algunas de ellas son de indudable belleza, como Merón, Gerra, Berderna u Oyambre.

Las vistas de los acantilados frente al mar azulado es una de las más bonitas que puedas ver. Además, en la playa de Oyambre aterrizó en 1929 el Pájaro Amarillo, el primer avión que hacía un viaje transatlántico de Estados Unidos a París.

2. Ruta de las Tinas

Tina Menor en el Parque Natural de Oyambre
Tina Menor – Lukasz Janyst

Tiene un recorrido de catorce kilómetros. Comienza en el mirador de Tina Menor, donde se puede apreciar la desembocadura del río Nansa sobre el Cantábrico. Tras esto se rodea Pechón, un destino turístico muy importante, sobre todo en verano, para llegar a la Tina Mayor.

La ruta de ida se realiza por la costa y se disfruta de las mejores vistas de playas y acantilados. La vuelta, en cambio, se hace por montaña, por lo que disfrutarás de un paisaje variado.

3. Ruta de las secuoyas del monte Cabezón

Secuoyas en Monte Cabezón
Monte Cabezón – Pedro M. Martínez Corada / commons.wikimedia.org

Esta es una de las rutas más especiales. ¿La razón? Que durante le recorrido pasarás por un bosque de secuoyas gigantes, sin necesidad de tener que desplazarte hasta California.

La ruta es muy sencilla y dura como mucho una hora. Se sale desde Comillas. Nada más comenzar, se pueden apreciar estas secuoyas, que tienen unos 36 metros de altura.

Como las hojas de estos árboles jamás se caen, las vistas son fantásticas y cualquiera que se acerca hasta aquí sale impresionado. Y si deseas prolongar tu aventura, puedes dirigirte hasta el monte Corona.

4. Ruta de Oyambre interior y costa

San Vicente de la Barquera en Cantabria
San Vicente de la Barquera – cineuno

Es una de las rutas más fáciles y relajadas, de ocho kilómetros y dos horas de duración. Se parte desde Oyambre y se desciende hasta las marismas de la playa. Una vez allí, se recorre en su totalidad y se disfruta de sus dunas y del olor del mar.

Esta ruta es ideal para días nublados, ya que al no haber árboles que den sombra, sería muy pesada si se realizase en días de sol. Al llegar al final de la playa, se recomienda subir y volver por la carretera. Ideal para hacerla en una mañana en pareja mientras se disfruta de las vistas al mar.

5. Rutas para hacer en familia en el Parque Natural de Oyambre

Parque Natural de Oyambre
Parque Natural de Oyambre – Francisco Javier Gil

Desde el Centro de Interpretación de Oyambre se organizan distintas visitas guiadas, algunas de ellas pensadas para familias que hacen senderismo con niños por primera vez. En concreto, el centro propone una ruta hasta la Llasca de los Moros desde el pueblo de Bustriguado. Dura aproximadamente una hora.

La ruta se hace por el bosque y uno de los lugares más destacados es precisamente esta Llasca de los Moros. Es un talud de roca por el que desciende el agua desde 40 metros de alto hacia el río Escudo. Otra ruta es la de Rioturbio, dura dos horas y media y en ella se pueden conocer las aves más comunes del parque.

“Estudia la naturaleza, ama la naturaleza, acércate a la naturaleza. Nunca te fallará.”

-Frank Lloyd Wright-

Estas son solo unas rutas que hemos seleccionado a la hora de recorrer el Parque Natural de Oyambre. Sin embargo, quedan muchos otros recorridos, como la ruta de la Rabia, de dificultad más moderada; la de Abaño y la del bosque de Caviedes. Déjate llevar por Cantabria y sus fantásticos paisajes para disfrutar de una experiencia natural inolvidable.

Te puede gustar