Descubrimos la impresionante catedral de Arequipa

28 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Este templo es una auténtica joya de la arquitectura neoclásica de dimensiones colosales. Es una catedral que se ha tenido que reconstruir en varias ocasiones.

La catedral de Arequipa es una de las construcciones más importantes de toda Latinoamérica. Se trata de uno de los principales edificios de estilo neoclásico de la zona y el principal edificio religioso de esta ciudad del sur del Perú. Visitamos un templo de una belleza sin igual que preside uno de los lados de la enorme plaza de Armas de Arequipa. ¿Nos acompañas a descubrirla?

La historia de la catedral de Arequipa

La historia de la catedral de Arequipa está ligada a la fundación de la ciudad, pues comienza a construirse tras el acto de fundación de la Villa Hermosa de Arequipa el 15 de agosto de 1540 en la plaza de Armas. Aunque en un primer momento fue una iglesia provisional advocada a San Pedro, pronto sería sustituida por una de mayor envergadura.

La construcción de la actual catedral de Arequipa se inició, según los documentos encontrados en los archivos, en el año de 1612 y se culminó en 1656. La construcción se prolongó un tiempo considerable debido a los desastres naturales que ocurren en la región.

El 1 de diciembre de 1844 tuvo lugar un incendio de grandes magnitudes que redujo a cenizas varias partes de la iglesia, así como muchas pinturas, esculturas y mobiliario, bóvedas y pilares. Los trabajos de reconstrucción se iniciaron el 15 de diciembre de 1844, bajo la dirección del obispo José Sebastián de Goyeneche y Barreda y su hermano Juan Mariano de Goyeneche.

Los terremotos y la catedral

Catedral de Arequipa y plaza de Armas

El arquitecto Lucas Poblete se encargó de la dirección técnica de aquella reconstrucción. Sin embargo, pocos años después, el 13 de agosto de 1868, tuvo lugar uno de los sismos más violentos de la historia de la ciudad. Fue un terremoto largo y violento que destruyó varias partes de la catedral.

Se perdieron las torres, parte del portal y del tímpano principal, algunas pilastras de la fachada, arcos y altares interiores. Así comenzarían varios años marcados por otra restauración. Y de nuevo sería el encargado Lucas Poblete, quien se encargó de reconstruir las dos torres y la fachada principal.

El 23 de junio de 2001 otro terremoto sacudió todo el sur peruano y la catedral sufrió nuevamente daños considerables. La torre izquierda quedó totalmente destruida y la torre derecha sufrió graves daños. La reconstrucción de la catedral tardó poco más de un año y se inauguró el 15 de agosto de 2002.

La arquitectura de la catedral de Arequipa

Torres de la catedral

La catedral de Arequipa es un enorme templo construido en sillar blanco procedente de las canteras de origen volcánico que pueblan la zona. Con planta de tres naves cubiertas por bóvedas de ladrillo, este templo tiene como principal característica su ubicación, pues ocupa todo el lado norte de la plaza de Armas.

También destaca su enorme fachada, ya que esta es lateral, difiriendo de las tradicionales fachadas frontales. Ocupa todo el lado derecho del templo y es una de las fachadas más grandes del mundo. En ella encontramos una gran profusión de columnas y ventanas con tímpano, llegando a contarse hasta 70 columnas con capiteles corintios.

La suya es una decoración al estilo romano que cuenta con tres puertas, mientras que las inmensas torres están integradas en la fachada. Además, hay dos medallones de bronce que datan de 1836, año en el que se consolida la Confederación Perú-Bolivia.

En la fachada posterior encontramos un callejón peatonal desde el que también se puede acceder a la catedral de Arequipa. Allí, además, es posible visitar algunas tiendas de artesanía y souvenirs.

Las joyas que alberga esta catedral peruana

Nave central

En su interior alberga joyas como el altar mayor, hecho en mármol blanco de carrara italiano por Felippo Moratilla. Pero lo que realmente destaca es el púlpito, una auténtica maravilla tallada en madera obra del maestro francés Buisine Rigot. Data de 1879 y en él podrás ver al mismísimo demonio aplastado por la Palabra Divina.

Además, en la nave central también encontramos hermosas tallas que representan a los doce apóstoles. También hay que mencionar una gran lámpara llevada desde Sevilla y un gran órgano de Loret traído desde Bélgica.

En la visita podrás disfrutar tanto de su interior como de un pequeño museo catedralicio. En él verás auténticas joyas de orfebrería hechas en oro y piedras preciosas. Y existe la posibilidad de subir a sus terrazas para contemplar una de las mejores vistas de Arequipa.

  • Museo de la Catedral de Arequipa. Web oficial. Recuperado el 28 de enero de 2020 de http://www.museocatedralarequipa.org.pe/
  • Arequipa Perú - Lugares turísticos de Arequipa. Portal de turismo de Perú. Recuperado el 28 de enero de 2020 de https://www.peru.travel/es-pe/donde-ir/arequipa.aspx