Descubre Papúa Nueva Guinea, un país fascinante

Al norte de la gigantesca isla de Australia se halla Papúa Nueva Guinea. Se trata de un estado independiente que ocupa la mitad de la isla en la que se sitúa. Las razones para acercarse hasta este país y conocerlo más de cerca son muchas. Queremos darte solo algunas. ¿Listo para la aventura?

La riqueza de Papúa Nueva Guinea

De entre todas las razones para visitar este país, una de las que más peso tiene es su alta biodiversidad. De hecho, la zona fue denominada país megadiverso. Denominación que le fue otorgada por el programa medioambiental de la Naciones Unidas. En dicha lista está acompañada por estados de estados de naturaleza y jara tan ricos como Brasil o Australia.

Papúa Nueva Guinea
Papua Nueva Guinea – Hadi Nyali / commons.wikimedia.org

A riqueza natural se le suma otra, su enorme diversidad lingüística y social. Los estudios afirman que dentro de su población se hablan más de 800 leguas indígenas. Todas ellas totalmente diferenciadas del resto. Conozcamos un poco más este espacio lleno de secretos.

“Ten solo lo que puedas llevar encima. Conoce idiomas, conoce países, conoce gente. ¡Qué tu memoria sea tu bolsa de viaje!”

-Alexander Solzhenistyn-

Lo que no te puedes perder de Papúa Nueva Guinea

1. El Sendero Kokoda

Selva en Papúa Nueva Guinea
Papúa Nueva Guinea – Lasthib 7 commons.wikimedia.org

Una de las principales razones por las que esta parte de la isla comenzó a recibir visitantes es el Sendero Kokoda. El camino puede completarse, como pronto, en 6 días. Eso si somos expertos. 6 días en los que estaremos obligados a dormir a la intemperie e mitad de la selva.

Deportistas de élite y mortales comunes llegan hasta aquí deseosos de ponerse a prueba, y es que la natación y escalada también son necesarios para llegar al final. El Kokoda recorre el país de un extremo a otro y lleva por paisajes espectaculares.

2. Avistamientos submarinos

Papúa Nueva Guinea
Papúa Nueva Guinea – Moiom / commons.wikimedia.org

La situación geográfica de este estado es idílica e inmejorable. Por ello, montones de buceadores se acercan a sus playas. Y es que en lo profundo de sus aguas pueden avistarse preciosas barreras de coral. La actividad puede realizarse en cualquiera de sus costas.

No obstante, los más experimentados suelen acercarse hasta Kimbe. Hablamos de una maravillosa bahía que se halla en la zona oriental de la isla. Aquellos que ya tengan varias horas de buceo a sus espaldas estarán de enhorabuena. Podrán disfrutar de las vistas submarinas cuanto quieran.

En cuanto a los principiantes, tendrán aquí la oportunidad de montarse en una barca y lanzarse al agua desde ella porque hay decenas de instructores que pueden enseñarles. Destacamos que esta zona cuenta con un clima excelente todo el año.

3. Los manglares, espectáculos naturales

Papúa Nueva Guinea
Papúa Nueva Guinea – Voyages Lambert /Flickr.com

Los fabulosos manglares que plagan la isla también son fruto de la pasada actividad volcánica en la zona. En ellos habitan miles de especies únicas que no pueden hallarse en ninguna otra parte del mundo. Se trata de ejemplos endémicos como, por ejemplo, los que pueden contemplarse en otra isla. Nos referimos a Madagascar, otro auténtico espectáculo natural de enorme belleza.

Estos biomas han desarrollado una grandísima tolerancia a la salinidad de los mares que la rodean. Hablamos de los de Bismark y Salomón. En ellos nos toparemos con crustáceos, moluscos y peces. Además de curiosas aves que se acercan hasta allí para alimentarse de ellos.

Estos manglares son tremendamente importantes para el correcto desarrollo natural de Papúa Nueva Guinea. Es esta la razón por la que están protegidos, para evitar que ejemplares jóvenes sean cazados o expuestos a otras condiciones.

4. Área de actividad volcánica

Volcán Tavurvur – Taro Taylor / commons.wikimedia.org

Papúa Nueva Guinea está ubicado en una isla de origen volcánico. De ahí que sus paisajes naturales posean ese aire áspero y de difícil acceso. Entre los 600 islotes que completan el país encontraremos cientos de volcanes de diferentes tamaños. De hecho, esta es una de las razones de su increíble belleza tanto subacuática como superficial.

Aquí se pueden admirar imponentes montículos de lava que se han enfriado gracias a la intemperie y al agua. De esos volcanes se han formado la mayoría de partes de la isla y sus erupciones pueden dar pequeños sustos a la población. Sin embargo, de momento, no han alcanzado los niveles de erupción de los siglos pasados.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar