Descubre las antiguas carreteras del mundo

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 12 mayo, 2019
Por ellas viajaron personas y mercancías, pero también ideas y conocimientos. Son carreteras de las que, en algunos casos, apenas quedan restos.

Las más antiguas carreteras del mundo son las vías de comunicación por las que no solo se desplazaron personas y mercancías. En realidad, lo más valioso que transportaron fueron las ideas y los avances de la humanidad. Ya solo por eso merecen un homenaje, así que vamos a procurar que conozcas un poco más sobre ellas y su historia.

Antiguas carreteras del mundo en la actualidad

En el presente, cuando hablamos de carreteras, nos vienen a la mente vías asfaltadas y autopistas por las que ir a toda velocidad. En cambio, cuando nos referimos a las antiguas carreteras del mundo, no nos referimos a eso. Estamos hablando de caminos que tenemos que recorrer con mucha calma.

Son vías y tramos para ir andando, en bici o a caballo, pero siempre con los ojos bien abiertos para gozar de todo lo que nos cuentan del pasado. Además, nos permiten contemplar los paisajes por los que comenzó su desarrollo el ser humano. Veamos a dónde nos llevan las antiguas carreteras del mundo.

Carretera Real Persa

Vista de Persépolis en una de las antiguas carreteras del mundo
Persépolis

Este itinerario solo se conserva en muy pocos tramos, ya que recorría un territorio que ha sufrido durante milenios, e incluso en el actualidad, todo tipo de conflictos. Pero la Carretera Real Persa no solo es una de las carreteras más antiguas, también fue una de las más impresionantes.

Sus orígenes se remontan al año 3500 a. C. y con el paso del tiempo y el establecimiento del Imperio persa alcanzaría una longitud de más de 2500 kilómetros. Una recorrido fascinante por toda la Antigüedad que llegaría hasta lugares tan fantásticos como la ciudad de Persépolis.

La Ruta de la Seda

Vista de Samarkanda en la Ruta de la Seda
Samarkanda

Parte de aquella Carretera Real Persa se reaprovecharía para la increíble Ruta de la Seda, que unía Occidente con el Lejano Oriente. No podemos decir que hubiera una carretera con miles de kilómetros continuos, pero sí una vía establecida que pasaba por lugares tan hermosos como Samarkanda y que hoy podemos seguir en buena parte.

La Vía Apia, una de las más antiguas carreteras del mundo

Via Apia en Roma, una de las antiguas carreteras del mundo
Via Apia – Juliana Bastos Marques / Wikimedia Commons

Al hablar de las antiguas carreteras del mundo, lo cierto es que, con propiedad, la carretera más antigua que se conserva en la actualidad es parte del trazado de la Vía Apia en las inmediaciones de Roma. Se trata de un camino que unía la capital del Imperio con el sur de la península itálica.

Se sabe con precisión que fue el censor Apio Claudio Caeco quien impulsó su construcción en el año 312 a. C. De ahí el nombre de esta carretera, que tuvo más de 500 kilómetros de recorrido. Hoy quedan solo unos pocos, pero es una buena atracción turística si se viaja a Roma con niños, ya que es un buen sitio para hacer una excursión en bici.

La Ruta Jacobea

Estatua del santo en el Camino de Santiago
O Cebreiro en el Camino de Santiago

Al igual que cuando os hemos hablado de la Ruta de la Seda, el Camino de Santiago tampoco es carretera que se conserve tal cual. Era una ruta que integraba sendas, caminos locales y restos de vías romanas.

Sin embargo, se puede decir que es una de las más antiguas carreteras del mundo, o, más bien, fue una autopista cultural por la que circularon las ideas durante siglos. Y, además, tenía y tiene la recompensa de contemplar al final del camino, la magnífica catedral de Santiago de Compostela.

Las rutas mayas

Vista de las ruinas de El Mirador
Ruinas de El Mirador – Dennis Jarvis /Wikimedia Commons

Hemos hablado de las antiguas carreteras que circulaban por Europa y Asia, pero también las hay en América. Comencemos por las de Centroamérica, la civilización maya también nos legó caminos fabulosos, en especial en el territorio de la actual Guatemala, país fascinante donde los haya.

Allí está la ciudadela de El Mirador, que puede considerarse el epicentro cultural y político de los mayas. Es un yacimiento prácticamente rodeado por la jungla tropical y, por lo tanto, muy difícil de explorar.

Sin embargo, las nuevas tecnologías han rastreado que desde aquí partía una red de carreteras. Se extendía a lo lardo de más de 200 km² y unía los principales templos y ciudades de la zona.

El Camino del Inca, otra de las antiguas carreteras del mundo

Vista del Camino del Inca
Camino del Inca

Y queremos acabar en Sudamérica, donde se desarrolló una de las culturas más apasionantes de la historia: los incas. Unas gentes de las que no se sabe que tuvieran escritura, ni objetos metálicos y ni siquiera la rueda. Pero, en cambio, construyeron el Antiguo Camino del Inca o Qhapag Nan. Una vía que se prolongaba durante miles de kilómetros.

¿Cuántos? ¡40 000! Es decir, que no solo es una de las más antiguas carreteras del mundo, también una de las más largas. Y, aunque no se conserve tal cual ellos la crearon, nos podemos hacer una idea de su magnificencia al visitar lugares como el inspirador Machu Picchu en Perú.

  • Williams, R. J. (2013). Camino de Santiago. In Encyclopedia of Psychology and Religion. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-6086-2_9335
  • García-Ormaechea Quero, C. (2003). La ruta de la seda. In Textil e indumentaria: materias, técnicas y evolución.