Descubre 7 lugares maravillosamente extraños

Edith Sánchez · 2 mayo, 2019
Hay sitios que te dejan sin aliento porque te muestran cómo la extraordinaria lógica de la naturaleza es capaz de crear bellezas únicas. Son lugares maravillosamente extraños que rompen por completo con los esquemas habituales.

Hay lugares maravillosamente extraños en todo el mundo. Se trata de sitios en los que se producen fenómenos insólitos o donde el capricho de la naturaleza ha creado formaciones poco usuales. Son lugares soñados por los aficionados a la fotografía y espacios inspiradores para cualquier viajero.

Al visitar esos lugares maravillosamente extraños, uno siente que en verdad habitamos un planeta lleno de sorpresas y realidades que parecen fantasías. Descubrimos lo limitados somos ante el poder creador de la naturaleza.

Más que curiosidades, estos sitios son hermosos prodigios. Representan un punto y aparte frente a los destinos convencionales. No sirven tanto para hacer turismo como para acceder a otras formas de belleza y de magnificencia. Estos son siete de esos lugares maravillosamente extraños.

1. Lugares maravillosamente extraños: Spotted Lake en Canadá

Vista de Spotted Lake en Canadá
Spotted Lake

El Spotted Lake es uno de esos lugares maravillosamente extraños que dejan sin aliento a quienes lo visitan. También se le conoce como lago Kliluk, o el ‘lago con manchas’. Lo más característico de este es su forma y su impresionante colorido.

Actualmente, forma parte de una de las pocas reservas indias que hay en Canadá. Sus aguas cambian de color según la estación y tienen propiedades terapéuticas.

2. El castillo de algodón en Turquía

Cascada blanca de Pamukkale
Pamukkale

Así se llama a Pamukkale, un fantástico lugar de Turquía. Se ubica al sureste de ese país, en la región de Denizli. Allí hay unas relucientes terrazas blancas se descienden en cascada por toda la ladera del valle.

En el sitio también hay pequeñas concentraciones de aguas termales, famosísimas desde la Antigüedad. Los emperadores romanos solían ir allí para encontrar alivio a sus males de salud.

3. Badab Soort, uno de esos lugares maravillosamente extraños

Badab Soort en Irán, uno de los lugares maravillosamente extraños
Badab Soort

Está en Irán y la traducción aproximada de su nombre sería algo así como ‘agua con gas’. Se trata de una formación rocosa muy particular, a partir de la cual se forman unas terrazas espectaculares en la montaña.

Esto se debe a la sedimentación de manantiales de aguas termales. Allí se forman unas piscinas amarillas, rojas y anaranjadas que son un deleite para la vista. Este prodigio natural está en la región de Mazandarán, al norte del país.

4. Géiser Fly en Estados Unidos

Géiser Fly
Jeremy C. Munns / Wikimedia Commons

El Géiser Fly es otro de esos lugares maravillosamente extraños, que te dejan sin aliento. Si lo ves en fotografía solamente, seguro vas a pensar que se trata de un truco de Photoshop, pero no es así. Es un singular y colorido géiser con una historia muy particular.

En su nacimiento algo tuvo que ver la mano del hombre. Surgió porque en la zona se comenzó a excavar con el objetivo de encontrar agua. Se halló, pero a 200° C de temperatura. Así que se tapó el hoyo, pero con el tiempo se abrió paso este espectacular géiser.

5. Estanque Sangriento en Japón

Estanque Sangrieento, uno de los lugares maravillosamente extraños
Estanque Sangriento

Este fabuloso lugar está en Beppu, Japón, y tiene mucho de infierno, pero también de paraíso. Se trata de unas termas naturales, bastante calientes, que tienen un color rojo vivo. De ahí su nombre.

El color lo da la alta concentración de hierro que hay en el líquido. Las elevadas temperaturas impiden sumergirse en esas aguas, por lo cual se trata de uno de esos atractivos para mirar, pero no tocar.

6. El Ojo de África en Mauritania

Estructura de Richat desde el aire
Estructura de Richat – Wikimedia Commons

Se le llamaba el Ojo del África o el Ojo del Sahara por su singular forma. Sin embargo, técnicamente recibe el nombre de estructura de Richat. Está en la ciudad de Ouadane, al noroeste de Mauritania.

Se trata de una estructura concéntrica, que tiene la misma configuración de una cebolla. Fue descubierto por los astronautas en 1965, ya que este accidente geográfico solo se puede visualizar desde las alturas.

7. Lugares maravillosamente extraños: Museo Subacuático en México

Esculturas en el Museo Subacuático
MUSA – Pablo A. Arias Cid / Flickr.com

El Museo Subacuático de Arte, o MUSA, es uno de los grandes atractivos de Cancún, en México. En este caso ya no se trata de un accidente geográfico, sino que es una obra de arte de Jason DeCaires Taylor, un escultor inglés.

MUSA es el museo submarino más grande del mundo. Contiene más de 400 esculturas, las cuales forman parte de la obra La evolución silenciosa.

Este proyecto se adelantó porque en 1997 un crucero destrozó gran parte del arrecife coralino de Cancún. El museo fue una estrategia para atraer de nuevo a los turistas aficionados al mundo submarino. Las esculturas no afectan las especies de la zona, pues están hechas en un concreto con pH neutro.

  • ¿Qué es el ojo del Sáhara? National Geographic en español. Recuperado de: https://www.ngenespanol.com/travel/que-es-el-ojo-del-sahara/
  • Pamukkale. (s.f.). En EcuRed. Recuperado el 2 de mayo de 2019 de https://www.ecured.cu/Pamukkale