Te llevamos a 7 lugares extremos del planeta

Edith Sánchez · 4 abril, 2019
Estos lugares cuentan con alguna característica que propicia una experiencia límite. Algunos de ellos tienen, además, algún atractivo adicional. Por ello, vale la pena visitarlos.

Hay viajeros que buscan experiencias fuera de lo común. Quieren ponerse a prueba o experimentar sensaciones intensas y, por eso, no se sienten cómodos en los destinos turísticos habituales. Ellos prefieren los lugares extremos como estos que vamos a visitar.

Por lugares extremos entendemos aquellos que tienen unas características que ponen a cualquier persona al límite. Extremo calor, extremo frío, o extremo lo que sea. Se trata de sitios que no encajan en ninguna clasificación, sino que son únicos en el planeta y garantizan una experiencia que no se puede vivir en otra parte.

Obviamente, algunos de estos sitios no se pueden visitar, al menos en un viaje normal. Otros, en cambio, son lugares que, pese a sus condiciones particulares, resultan accesibles para los humanos. Estos son siete de ellos.

1. El mar Muerto, uno de los lugares más extremos

Cristales de sal en el Mar Muerto
Cristales de sal en el Mar Muerto

Un mar que no tenga vida ya es por sí solo una rareza sorprendente. El mar Muerto es el punto más bajo del planeta en tierra firme. Se encuentra entre Israel, Jordania y Cisjordania.

Es también la concentración de agua más salina del planeta. Por eso no tiene vida, pero también por esa razón allí flotas sin hacer mayor esfuerzo. Se le considera un sanatorio natural, ya que los componentes químicos de sus aguas son medicinales.

2. Camino a Los Yungas, Bolivia

Camino de los Yungas
Camino de Los Yungas – Miguel Navaza / Flickr.com

El camino a Los Yungas también es conocido como “el camino de la muerte”. Con ese nombre es fácil imaginar que se trata de uno de los lugares extremos del planeta. Su trazado es verdaderamente peligroso.

Se trata de un sendero, no muy amplio, ubicado en la ruta 3 de Bolivia. A un lado está la montaña y al otro unos precipicios que marean con solo mirarlos. En este lugar la adrenalina llega al máximo. Allí, un solo error significa la muerte.

3. Lago Jingpo en China

Vista del lago Jingpo
Lago Jingpo

Este es un lago de China que tiene una belleza sobrecogedora. Se trata de un espejo de agua formado por un bloque de lava que obstruye el paso de un río.

Está ubicado en el parque natural del mismo nombre. Allí también hay un río de lava de más de 60 kilómetros y una mesa del mismo material de 200 kilómetros. El depósito de lava forma también una cascada furiosa. No hay otro lugar en el mundo que se le parezca.

4. Cañón Coloreado en Egipto, uno de los lugares extremos más bellos

Interior del Cañón Coloreado, uno de los lugares extremos
Cañón Coloreado

El cañón Coloreado, junto con el cañón Blanco, están situados en el desierto de Sinaí y merece un puesto especial entre los lugares más extremos del planeta. Lo conforman unas hermosas paredes de colores que toman rumbos enrevesados y verdaderamente únicos.

No se puede acceder sin guía, ya que el riesgo de extravío es muy alto. Ninguna fotografía puede captar del todo su singular belleza, que vale la pena presenciar.

5. El Gran Agujero Azul en Belice

Blue Hole en Belice, uno de los lugares extremos del mundo
Gran Agujero Azul – Seann McAuliffe / Flickr.com

El Gran Agujero Azul de Belice es un hoyo subacuático que, visto desde fuera, parece un enorme ojo que mira hacia el cielo. Tiene 300 metros de diámetro y una profundidad de 150 metros.

Es un punto de atracción para los buceadores más atrevidos por sus aguas color turquesa y la impresionante vida submarina que alberga en las capas superiores. En el fondo hay una oscuridad casi total y no existe vida.

6. Monte Hua en China, uno de los lugares extremos más peligrosos

Sendero de madera en el monte Huashan
Sendero de madera en el monte Hua

Para muchos, el del monte Hua es el sendero más peligroso del mundo. Definitivamente, no es un camino para cualquiera porque tienes que atravesarlo como si fueras una araña. Apenas hay unas cadenas que se atan a la montaña y un diminuto camino hecho con tablones y algunas piedras.

El monte Hua es una de las montañas sagradas de China, coronada por un templo taoísta.

7. Cueva de Voronia en Georgia

La cueva de Voronia es otra de esas extrañas formaciones geológicas que, sin duda alguna, merecen estar entre los lugares extremos del planeta. Es la cueva más profunda del mundo. Se encuentra en la región de Arabika, Cáucaso occidental, en la República de Georgia.

Está rodeada por otras cuevas menores, algunas de las cuales tienen más de 1000 metros de profundidad. La de Voronia tiene 2197 metros. Dentro de ella parece como si estuvieras en medio de un estrecho tornado.