8 curiosidades de la Plaza de España de Sevilla

Virgynia Duque 30 diciembre, 2017
A la hora de señalar lugares históricos de España, de seguro esta plaza sevillana ocupa un lugar privilegiado en la lista. Te contamos algunas historias no del todo conocidas, pero que han influido en su conformación actual.

La Plaza de España de Sevilla es el mayor orgullo de los sevillanos. Admirarla es un placer para los sentidos y pasear por ella crea sensaciones únicas en nuestro interior.

Por otra parte, ha sido escenario de películas tan famosas como La guerra de las galaxias. No obstante, como todo monumento famoso, esconde aspectos singulares que no todos conocen. ¿Quieres descubrir algunas curiosidades de este bello lugar? ¡Pues vamos!

1. La forma de la Plaza de España de Sevilla tiene un motivo

Plaza de España de Sevilla
Plaza de España – LucVi

Algunos se extrañan al ver su forma semielíptica. De hecho, en la película La guerra de las galaxias la hicieron redonda al completo. No obstante, para nada da la sensación de que esté a medio terminar, ni mucho menos. Al contrario, esa es su forma por una razón muy concreta.

Su arquitecto, Aníbal González, la diseñó de esta forma porque quería simbolizar el abrazo entre la ciudad y las que fueron colonias españolas. No hay que olvidar que la plaza se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929. Y para que, además de simbólico, todo sea aún más romántico, el edificio mira al Guadalquivir.

2. Debería haber 50 bancos

Bancos de la Plaza de España de Sevilla
Bancos – Tupungato

Los bancos con el nombre de las provincias son uno de sus mayores atractivos. Hay 48 en total, aunque en realidad debería haber 50. Esto sucede porque, cuando la plaza se construyó, Canarias solo tenía una provincia. No fue hasta algo más tarde cuando el archipiélago se dividió en dos provincias.

Por otro lado, Sevilla misma no está representada junto a las demás provincias. El motivo es que ya lo está en los otros cuatro murales del monumento.

3. Escenario de películas

Como dijimos antes, ha sido escenario de películas muy famosas. Además de la mencionada Star Wars, también lo ha sido de Lawrence de Arabia, El viento y el león, El dictador; o series españolas como Allí abajo.

4. Debería ser una universidad

Este edificio se construyó para la Exposición Iberoamericana, pero se invirtió en él con el fin de que, tras el evento, se aprovechase para albergar la Universidad Laboral de Sevilla. No obstante, al final se repartió entre varios organismos locales con la Delegación del Gobierno.

5. No hay ‘exactamente’ un orden

Fuente de la Plaza de España de Sevilla
Fuente central – NaughtyNut

Los más avispados, o quienes hayan visitado muchas veces la plaza, se habrán dado cuenta de que las provincias están en orden alfabético; todas menos una, Navarra.

Esto tiene un motivo, y es que cuando acabó la exposición se retiró uno de los azulejos, el de La muerte de García IV, por ser considerado muy violento. Los ceramistas lo cambiaron por Reparto del Reino de Navarra y cambiaron el encabezado por Pamplona. Adiós al orden alfabético.

“Sevilla es especial porque emociona y se emociona, porque da cuerpo a la belleza y a la gracia de los sueños. Porque es musa y artista a un tiempo, porque vive el presente proyectando su historia en el futuro”
—Plácido Domingo—

6. Deslumbró a Alfonso XII

Cuando el rey visitó la Plaza de España de Sevilla, al finalizar el paseo se quedó perplejo por su belleza y la complejidad de su arquitectura. La frase con la que expresó sus sentimientos fue: “Señores, yo sabía que esto era bonito… pero no tanto”. Y seguramente sea el pensamiento de todos aquellos que la visitan por primera vez.

7. Las columnas del puente están hechas a mano

Puente de la Plaza de España de Sevilla
Puente – anakondasp

En la zona del puente que cruza el agua, se observan unos bellos barrotes de cerámica que embellecen el entorno. Estos tienen influencia árabe en el diseño y cada uno de ellos fue hecho y pintado a mano. Si te acercas o si echas una foto de cerca cogiendo el máximo número de ellos, podrás ver claramente que ninguno es igual a otro.

8. La fuente no estaba planeada

Una fuente de gran envergadura, redonda y con luces de colores, se sitúa en medio de la plaza. Esta fue creada por Vicente Traver, a quien Aníbal González le pasó el proyecto tres años antes de la exposición tras su dimisión. Esta fuente no fue del agrado de todos, pero hoy, casi un siglo después, aún sigue ahí.

Estas son algunas de las curiosidades de uno de los monumentos más bonitos de España. ¿Aún no conoces la Plaza de España de Sevilla? Pues anótala en tu lista de próximos destinos; puedes dar por seguro que no te arrepentirás.

Te puede gustar