7 curiosidades del Obelisco de Buenos Aires

El Obelisco es el símbolo de la capital argentina y del país. Muy criticado en sus inicios, su historia encierra un sinfín de curiosidades.

Argentina, un país bello en recursos naturales y rico en cultura, se ha convertido en destino de vacaciones muy solicitado. Su capital es uno de los grandes atractivos del país y en ella se alza un monumento que se ha convertido en todo un icono. De él te queremos hablar, te vamos a contar algunas curiosidades del Obelisco de Buenos Aires.

El Obelisco de Buenos Aires

Obelisco de Buenos Aires
Obelisco – Henrik Dolle

Hace ya más de 80 años que este increíble monumento se alza majestuoso en el corazón de la urbe, como si fuera el rey de la ciudad de Buenos Aires. Ha sido testigo de todo tipo de acontecimientos como manifestaciones, celebraciones, actos políticos y mucho más.

Se levantó en el año 1936, con motivo de la celebración de los 400 años de la fundación de la ciudad. ¿Sus constructores? El arquitecto Alberto Prebisch, autor del diseño, y el consorcio G.E.O.P.E.-Siemens Bauunion-Grün & Bilfinger, encargado de hacerlo realidad.

Una vez que sabes qué es y por qué existe este monumento, es hora de descubrir algunos de sus secretos más ocultos.

Algunas curiosidades del Obelisco de Buenos Aires

Obelisco – llee_wu / Flickr.com

1. Su construcción duró 31 días

Aunque pueda parecer increíble que una obra de tal magnitud se tardara tan poco en construir, esta es la realidad. El que en aquel entonces era intendente de la ciudad, Mariano de Vedia y Mitre pidió que estuviera finalizado para el 25 de mayo de 1936. 

El proyecto se llevó a cabo unos meses antes, y las obras no comenzaron hasta abril. Pero se acabó a tiempo, se consiguió gracias a 157 trabajadores que realizaban su labor en dos turnos, noche y día. Y no solo no lo consiguieron, sino que el monumento estuvo listo diez días antes de lo esperado.

2. Su posición

En el lugar en que hoy está erigido el obelisco, antes estaba la iglesia San Nicolás de Bari, donde por primera vez se izó la bandera nacional. En recuerdo a ese momento, cuando la obra estuvo finalizada, se izó una bandera del mismo modo. 

3. Sus medidas y su significado

Base del Obelisco de Buenos Aires
Base del Obelisco – David Berkowitz / Flickr.com

Pesa 170 toneladas, tiene 67,5 metros de altura y se puede subir hasta la cúspide por los 207 escalones que llevan a ella. En lo alto hay un mirador con cuatro ventanas.

Otra de las curiosidades del Obelisco de Buenos Aires es que en cada una de sus caras se recuerda una acontecimiento importante para la ciudad: la primera fundación de la ciudad, en 1536; la segunda fundación, llevada a cabo en 1580 por Juan de Garay; la primera vez que se izó la bandera; y la federalización de la ciudad en 1880.

4. Se cayó a pedazos

Durante un acto escolar en el año 1938, tan solo dos años después de terminarse su construcción, se cayeron algunas placas de una de sus paredes. Afortunadamente, no hubo heridos, pero fue un susto tremendo.

“Yo llevo en mis oídos la más maravillosa música, que, para mí, es la palabra del pueblo argentino.”

-Juan Domingo Perón-

5. Quisieron demolerlo

Los primeros años de existencia del monumento fueron complicados, porque no a todos gustaba. De hecho, el Concejo no estaba de acuerdo con que el Obelisco estuviera en el centro de la capital. Según sus argumentos, su forma no tenía que ver nada con la ciudad, y los materiales usados ni siquiera fueron extraídos del país.

Hubo una votación y el Concejo aprobó la demolición del Obelisco por 23 a favor y 3 votos en contra. Sin embargo,  Arturo Goyeneche, entonces intendente de la ciudad, vetó la decisión.

6. Resistió un terremoto

Obelisco – a r c a n g e l t / commons.wikimedia.org

Pocos días después de su inauguración, la ciudad sufrió un sismo de gran magnitud, lo cual demostraría si la construcción era resistente o no. Vecinos corrieron al lugar pensando que se habría desmoronado. Pero no, ahí estaba, majestuoso y erecto, como siempre.

7. Su punta

En su punta, que es roma y mide 40 centímetros, hay una misteriosa caja de metal. Está empotrada y se dice que guarda una foto del jefe de máquinas y una carta que solo podrá leer aquel que consiga demoler el monumento. ¿Será verdad?

Sea como sea, el Obelisco sigue de pie en el centro de la ciudad y es el icono no solo de esta, sino del país. Un monumento que, sin duda, merece la pena visitar. ¿Qué te han parecido estas curiosidades del Obelisco de Buenos Aires?

Fotografía principal: Anibal Trejo / Shutterstock.com

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar