La Cúpula de la Roca de Jerusalén y su significado

· 17 septiembre, 2018
La Cúpula de la Roca se encuentra en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, un lugar considerado sagrado por las tres grandes religiones monoteístas.

La Cúpula de la Roca de Jerusalén es uno de los tesoros de una de las ciudades más antiguas y sagradas del mundo. Una ciudad en la que además de este lugar se pueden visitar otros también muy significativos, como el Monte de los Olivos, el Muro de las Lamentaciones o el Santo Sepulcro.

La Cúpula de la Roca de Jerusalén: un monumento especial

Cúpula de la Roca en Jerusalén
Cúpula de la Roca y Jerusalén

Nos encontramos ante uno de los lugares más impresionantes y tranquilos de Jerusalén. Además, es uno de los monumentos más importantes a nivel religioso, el más antiguo del islam, puesto que data del año 691. Mandó ser construido por el califa Abd al-Malik para recordar el lugar desde el cual, según el Corán, Mahoma ascendió al cielo.

Se sitúa en la Explanada de las Mezquitas, uno de los lugares más importantes y bellos de la ciudad. Desde allí llama especialmente la atención el revestimiento dorado de la cúpula o los muros con azulejos. Como curiosidad, podemos decir que estos últimos datan del 1552, momentos en los que la ciudad estaba bajo el mando otomano.

Este es, para el islam, el tercer templo más sagrado. Solo se sitúa por detrás de los celebérrimos templos de Ka’ba en La Meca o de la mezquita del Profeta, en Medina. Por tanto, es el templo más importante fuera de Arabia Saudí.

La Explanada de las Mezquitas

Explanada de las Mezquitas en Jerusalén
Explanada de las Mezquitas

Como decíamos antes, la Cúpula de la Roca de Jerusalén está situada en lo que se conoce como la Explanada de las Mezquitas, o Monte del Templo. Se trata de una elevación natural dentro de la Ciudad Vieja. Pero si es importante es porque es considerada por las tres religiones monoteístas como un sitio sagrado.

Los judíos y los cristianos afirman, basándose en la Torá y en la Biblia, respectivamente, que este es el lugar donde Abraham sacrificó a su único hijo para demostrarle su amor a Dios.

Por otra parte, los musulmanes mantienen que en este lugar es desde donde Mahoma ascendió al cielo, de la mano del ángel Gabriel. En concreto, esto sucedió desde una roca que se encuentra actualmente dentro de la Cúpula de la Roca.

En la Explanada de las Mezquitas no solo encontramos la Cúpula de la Roca de Jerusalén. También aquí podemos visitar mezquita de Al Aqsa o Al-Masyid Al-Aqsa, literalmente “la mezquita lejana”.

Además, es posible contemplar unas espectaculares vistas del Muro de las Lamentaciones, que se encuentra muy cerca de la explanada. Es posible ver tanto el lado masculino como femenino del muro, aunque se encuentran fuertemente vigilados para evitar actos terroristas de cualquier tipo.

Hay que tener en cuenta, a la hora de visitar la zona, que puede estar sujeta a determinadas restricciones de horario, o incluso que se encuentre cerrada por motivos de seguridad. Por ello, es recomendable informarse de esto un par de días antes de visitarla.

Arquitectura de la Cúpula de la Roca de Jerusalén

Cúpula de la Roca
Exterior de la Cúpula de la Roca

Es necesario, durante nuestra visita a la Cúpula de la Roca, pararnos a analizar algunos aspectos de su singular arquitectura. Lo primero que llama la atención son las placas de cobre dorado que recubren la cúpula. Además, hay que fijarse que la parte inferior del edificio está revestida de mármol, mientras que la superior lo está de azulejos.

La planta del templo es octogonal y cuenta con un doble ambulatorio, que rodea el espacio central donde se encuentra la roca que mencionábamos anteriormente. El objetivo de este pasillo es que los fieles caminen alrededor de la roca, del mismo modo que lo hacen en La Meca, donde dan siete vueltas a la Kaaba donde está la Piedra Negra.

La cúpula, que da nombre al templo, es una construcción en madera, realizada con un doble casquete. El interior es semiesférico, y tanto él como el exterior están ligeramente apuntados. Este es un sistema idéntico al que se utiliza en los barcos, aunque en este caso de manera invertida.

Además, esta cúpula está sostenida por pilares y columnas de forma alterna. Esto es una idea arquitectónica típicamente bizantina, como prácticamente todas las características del edificio.