Costumbres japonesas que no conocías

María Belén Acosta · 23 octubre, 2019
Las costumbres japonesas, a veces, nada tienen que ver con las occidentales. Por ello, es importante conocerlas antes de viajar al país.

Japón sigue siendo para muchos turistas un país muy desconocido, sobre todo si hablamos de las costumbres propias de sus habitantes. Aunque es un país moderno, se enorgullece de mantener la tradición de sus ancestros con devoción y respeto. Este código de honor y etiqueta se ve reflejado en muchas de las costumbres japonesas.

Por ello, hemos querido reunir algunas de las costumbres japonesas más importantes que debemos conocer antes de iniciar nuestro viaje al país del sol naciente.

Costumbres japonesas en la calle

A continuación, os enumeramos varias de las costumbres que debemos tener en cuenta a la hora de pasear y dirigirnos a los japoneses durante la visita. Algunas de ellas son completamente opuestas al modo de vida occidental. De ahí su importancia a la hora de establecer una comunicación fluida y agradable.

Utilizar el apellido en lugar del nombre

Una de las principales costumbres japonesas es la forma en la que se nombran en el día a día. Para los japoneses el nombre es algo muy íntimo. Por ello, para dirigirse de forma cotidiana utilizan siempre el apellido, al cual añaden algún sufijo para demostrar cercanía o respeto.

Saludar con una pequeña reverencia

Japoneses saludándose

La mayoría de japoneses se saluda con una sencilla inclinación hacia adelante. Los apretones de manos o los abrazos también pueden darse, pero en mucha menor medida. Muestras de afecto como los besos no suelen estar bien vistos en público. Además, los japoneses ven el contacto físico como algo demasiado invasivo, por lo que os recomendamos guardar cierta distancia.

Comunicarse de forma no verbal

Los japoneses suelen utilizar el cuerpo para comunicarse. Son muy expresivos debido a que muchas veces una respuesta negativa puede ser considerada de mala educación. Por esta razón, suelen fruncir el ceño, aspirar un poco de aire o hacer un pequeño sonido a modo de disgusto en lugar de decir no. Si no queremos ser maleducados, deberemos tratar de negar de una manera suave.

Los japoneses no aceptan propinas

Debemos evitar dejar propinas en bares y otros comercios. Ellos no comprenden este concepto, por lo que si dejamos propina nos la devolverán, incluso si tienen que salir tras de nosotros. Trata de pagar siempre con el dinero justo y no utilices demasiadas monedas sueltas.

Los zapatos solo para la calle

Si somos invitados a pasar, ya sea a una casa, negocio o lugar de hospedaje, tendremos que descalzarnos. Es normal que en muchos establecimientos se pida que nos descalcemos para utilizar zapatillas durante la estancia.

Costumbres japonesas en la mesa

Lavarse las manos siempre antes de comer

En Japón no necesitamos ir al baño para lavarnos las manos antes de comer. Independientemente del tipo de local, incluso en los hogares, se ofrecen toallitas húmedas para limpiar las manos. Estas deben doblarse con mimo tras ser utilizadas y colocadas a un lado hasta que termine la comida.

Agradecer la comida

Familia japonesa agradeciendo la comida

Antes de empezar a comer se deben agradecer los alimentos. Es normal dar dos palmadas, hacer una reverencia y pronunciar la palabra ‘itadakimasu’, que puede traducirse como ‘que aproveche’. De la misma manera, también debemos dar las gracias tras acabar de comer. Aquí utilizaremos la expresión ‘gochisousama deshita’, que se traduce como ‘gracias por la comida’

Sorber la comida

Esta práctica de hacer ruido comiendo suele estar mal vista en la mayoría de países occidentales. Sin embargo, en Japón, sorber sopas, fideos e incluso el té tiene el significado de que estamos disfrutándolo. También está permitido acercar el cuenco a la boca para comer con más facilidad platos de arroz.

No servirse uno mismo la bebida

Debemos esperar a que alguno de los miembros de la mesa decida servirnos la bebida. Esta es una de las normas de etiqueta propias de Japón. Se considera un gesto de atención hacia el compañero, de ahí que muchas veces la invitación a beber o a llenar el vaso se considere de aprecio o como intención de mejorar la relación.

Concretamente, si hemos sido invitados a tomar el té, también debemos esperar a que nos sirvan. Además, debemos de coger la taza con ambas manos y sorber poco a poco para degustar la bebida.

Dar dulces como regalo

Otra de las costumbres japonesas, si queremos agradecer el trato recibido, es obsequiar a nuestros anfitriones japoneses con algún dulce. Entre ellos es una forma natural de mostrar aprecio, de ahí que muchos viajen al extranjero con pequeñas bolsas de dulces con los que agradecer el buen trato recibido.