6 cosas que solo puedes hacer en Nueva York

Adrián Pérez 5 mayo, 2017

No es suficiente hacerse una foto en Central Park, en la Quinta Avenida o con la Estatua de la Libertad de fondo. Hay cosas que solo aquellos que han estado en Nueva York pueden afirmar que han experimentado. En este artículo te contamos qué deberías decir para convencer de que has visitado una de las ciudades más espectaculares del mundo.

Qué hacer sí o sí en Nueva York

Hay puntos “estratégicos” en esta preciosa ciudad, que merece ser visitada en cualquier época del año y a la que querrás regresar una y otra vez porque siempre tiene algo nuevo para ofrecer. En la maravillosa Nueva York hay muchísimo para disfrutar, sin embargo no podrás decir que has estado allí sin haber hecho lo siguiente:

1. Cruzar el puente de Brooklyn a pie

Puente de Brooklyn en Nueva York
Puente de Brooklyn – TTstudio

Claro que se puede atravesar en coche o taxi, sin embargo la experiencia será más auténtica si lo haces andando desde el Barrio Judío hasta el área financiera de Wall Street. Las vistas que obtendrás son realmente fascinantes, sobre todo al atardecer cuando las siluetas de los edificios se iluminan.

Además, desde este puente obtendrás una hermosa panorámica del río Hudson y contemplarás increíbles edificios como el Empire State.

2. Caminar por la zona financiera

Wall Street en Nueva York
Wall Street – Shaun Jeffers

Ya que has atravesado el puente de Brooklyn el siguiente destino es sin dudas Wall Street, con sus enormes edificios repletos de ventanas. Pasa por la Bolsa de Nueva York, donde podrás ver el ir y venir de los hombres de negocios (si vas de lunes a viernes, claro está) y por el Federal Hall, el ayuntamiento de la ciudad.

Además, para decir que has estado en la ciudad no dejes de tomarte una foto tocando los testículos a la famosa escultura del toro que hay frente a la Bolsa. Se dice que quien cumple esa tradición tendrá suerte en los negocios. ¿Será cierto?

3. Pasear por Central Park

Central Park en Nueva York
Central Park – GagliardiImages

Bonito en las cuatro estaciones del año, hay quienes prefieren recorrerlo en otoño, cuando se viste de color ocre o los que dicen que mejor caminar cuando ha nevado. En verano o en primavera puedes pasear en bicicleta por este precioso lugar y retirarte un poco del bullicio de la gente y los coches.

El gran pulmón verde en Nueva York (de 4 km de largo) tiene lagos artificiales, muchos árboles, cascadas y cientos de bancos donde descansar un poco. ¡Puedes llevarte un libro!

“¡Nueva York! Desde el principio me turbó tu belleza, esa muchacha de ojos grandes y de largas piernas.”

– Léopold Sédar Senghor –

4. Tomar un ferry hasta la Estatua de la Libertad

Estatua de la Libertad en Nueva York
Estatua de la Libertad – Sanchai Kumar

Así como la Torre Eiffel lo es en París, esta gran estatua es el icono de Nueva York, y podemos visitarla tras atravesar el río Hudson en ferry. Los servicios parten desde varios muelles y el trayecto es muy corto.

Desde la corona de la señora en cuestión podrás ver toda la ciudad, pero te recomendamos que antes de ello te tomes una foto con la estatua de fondo. El paseo puede continuar por Ellis Island, donde se encuentra el Museo de los Inmigrantes. ¡Imagina la cantidad de personas que pasaron por aquí antes de comenzar su nueva vida en Estados Unidos!

5. Alucinar con las luces de Times Square

times Square en Nueva York
Times Square – m01229 / Flickr.com

Si somos estrictos en las definiciones podemos decir que simplemente se trata de una plaza con muchos carteles luminosos… sin embargo se trata de uno de los atractivos más singulares que encontrarás en Nueva York, y que por supuesto no podemos perdernos.

Seguro que has visto Times Square en películas, series y en fin de año (cuando se realiza la famosa cuenta atrás que recibe el nuevo año). La esquina icono del capitalismo te dejará algo cegado por tanto neón y luces en movimiento. Con 15 minutos quedarás alucinado… más tiempo quizás te sature.

6. Asistir a un espectáculo de Broadway

Broadway en Nueva York
Broadway – Daz Smith / Flickr.com

Desde Times Square podemos ir andando por la Avenida Broadway, repleta de teatros. Aunque las entradas no son baratas, siempre puedes conseguir alguna “de última hora” y ahorrar bastante.

Quizás puedas comprarlas con mucha antelación por internet para gastar menos o incluso elegir un establecimiento menos conocido y algo más económico. Desde Mamma Mía a Chicago, pasando por el Rey León o el Fantasma de la Ópera, son algunos de los musicales que han triunfado en Broadway.

Te puede gustar