Cosas que puedes hacer en la isla de Man

· 15 marzo, 2019
A medio camino entre Gran Bretaña e Irlanda, esta isla es famosa por una competición de motos. Sin embargo, sus atractivos son muchos más.

Os vamos a contar las mejores cosas que podéis hacer en la Isla de Man y los mejores lugares que podéis visitar. Pero antes, os tenemos hablar un poco de las características de esta peculiar y pequeña isla enclavada en el mar de Irlanda. Y sobre todo, os tenemos que mencionar algo de su singular historia para que podáis disfrutar mejor de su presente.

Dónde está la Isla de Man

Cómo ya hemos dicho, la Isla de Man se encuentra en el mar de Irlanda, entre Gran Bretaña e Irlanda. Un lugar que es accesible desde diversos puertos, como Manchester, desde donde zarpan ferrys regularmente.

Sin embargo, es cierto que es un mar imprevisible y que fácilmente presenta malas condiciones para la navegación. Por ello, una buen alternativa es llegar volando hasta el único aeropuerto isleño, el de Ronaldsway.

Algo de la historia de la Isla de Man

Milner's Tower en la Isla de Man
Milner’s Tower

Esta pequeña isla tiene 22 kilómetros en su punto más ancho y poco más de 50 de largo. A pesar de sus dimensiones, ha sido un codiciado punto de asentamiento a lo largo de la historia.

De hecho, está considerada una de las seis naciones celtas. Por aquí han pasado desde los misioneros irlandeses hasta conquistadores procedentes de las vecinas Escocia e Inglaterra. Sin olvidar los años que fue territorio vikingo.

No obstante, siempre ha sabido mantener su carácter independiente, incluso en la actualidad. Hoy en día, la Isla de Man es un territorio en el que la reina de Inglaterra es la Señora de Man, pero no es parte del Reino Unido. Es independiente, y tampoco pertenece a la Unión Europea.

No es preocupéis por viajar allí, es tan sencillo como lo es a cualquier otro territorio de la Unión Europea, ya que pertenece a la Common Travel Area.

Cosas que debes ver y hacer en la Isla de Man

Subir a Tynwald Hill

Vista de Tynwald Hill
Tynwald Hill – James Stringer / Flickr.com

Comenzamos por un lugar que nos habla de ese carácter independiente que tanto enorgullece a los habitantes de la Isla de Man. Hablamos del paraje de Tynwald Hill, en St. Johns. Es una colina en la que se descubren cuatro plataformas. Allí se reunió la High Court de Tynwald, considerada uno de los primeros parlamentos del mundo.

En la actualidad la isla tiene otras sedes parlamentarias. Pero es cierto que si la visitáis el 5 de julio, el día nacional de la Isla de Man, en este lugar se vuelve a reunir el gobierno isleño para dar a conocer las últimas leyes aprobadas.

Descubrir las tradiciones locales

Cottage en Cregneash
Cottage en Cregneash

Está claro que aquí están muy orgullosos de sus leyes y de su historia. Algo que se puede corroborar con la visita a un pueblo encantador. Cregneash es una localidad que podemos considerar un museo al aire libre.

Allí vemos cómo se han trabajado ancestralmente la agricultura, la pesca o la ganadería. Y también se pueden descubrir otras muchas tradiciones que hacían que cada una de estas aldeas en la práctica fuera autosuficiente.

Caminar sobre el mar

Visitar la Tower of Refuge, una de las cosas que hacer en la Isla de Man
Tower of Refuge – Ben Ketteridge / Flcikr.com

Esa propuesta de actividad en la Isla de Man no siempre es posible. Se trata de visitar la Tower of Refuge, situada en el pequeño islote de Santa María de la bahía de Douglas. Allí se refugiaban a veces los marineros esperando un rescate.

Lo habitual es llegar allí navegando, pero unos pocos días al año y durante unas horas la marea bajo tanto, hasta 8 metros, que es posible llegar caminando. Es, salvando las distancias, el particular Mont Saint Michel de la Isla de Man.

Ir a las carreras

Moto compitiendo en la Isla de Man
Competición de motos

Si eres aficionado a las motos, seguro que la Isla de Man te suena por un motivo especialmente. La celebración de la carrera TT Isla de Man es un evento motociclista con más de un siglo de antigüedad.

Un acontecimiento que se celebra entre mayo y junio, congregando a numerosos fanáticos de este deporte que desean ver una de las carreras más peligrosas del mundo.

Disfrutar de la gastronomía local

Para acabar con las cosas que se pueden hacer en la Isla de Man queremos daros alguna idea para los menús. Un día es obligado tomar el plato más carismático de la gastronomía local: el spuds and herrin o, lo que es lo mismo, patatas con arenque.

Y si eres más de carne, aquí deberás comer el cordero local o loaghtan. Eso sí, todo siempre regado con buenas cervezas artesanales de esta peculiar isla que sorprende a todo aquel que la visita.