4 cosas imprescindibles que debes hacer en Ourense

Ourense es conocida por sus termas, pero no son los únicos atractivos de esta ciudad gallega. Vamos a descubrirla.

Ourense es una ciudad que parece hecha para disfrutar. De hecho, ya los romanos aprovecharon sus fuentes termales, que manan en muchos puntos de la ciudad y en las que hoy también es posible darse un relajante baño. Pero hay más, por eso, queremos contarte algunas de las cosas que puedes hacer en Ourense

1. Recorrer el centro histórico, una de las cosas que hacer en Ourense

Iglesia de Santa María Nai en Ourense
Iglesia de Santa María Nai – Rodrigo Garrido / Shutterstock.com

Lo primero que te proponemos es que descubras la parte antigua de la ciudad. Y, en este sentido, debes ir preparado, ya que hay mucho que hacer en Ourense. Puedes empezar el recorrido en su Plaza Mayor, contemplar el edificio del Ayuntamiento y visitar el Museo Arqueológico.

Luego pasea tranquilamente por las callejuelas de ambiente medieval y descubre la iglesia de la Santa Madre, el convento de San Francisco o la plaza de la Magdalena, donde hay un bonito cruceiro, tan típicos en Galicia. Si sigues paseando, llegarás a la plaza de Damas y de ahí, a uno de los tesoros de Ourense: su catedral.

La catedral de San Martín, emblema de la ciudad

Catedral de Ourense
Catedral – avarand

La catedral de San Martín, recia y hermosa, se construyó en estilo románico. Merece la pena que te fijes en el pórtico del Paraíso, seguro que te recuerda al de la catedral de Santiago de Compostela.

Está en la fachada occidental justo al final de una escalinata que llega hasta allí. Se construyó en el siglo XII, lo que te puede dar una idea de su belleza inigualable. Sus representaciones del bien y el mal, su estructura, sus figuras y labrados no te dejarán indiferente.

Y hay otro espacio de singular interés en la catedral: la capilla del Santo Cristo. En ella verás una talla que despierta una gran devoción, una escultura gótica de un Cristo crucificado de dos metros con pelo y barba naturales. Originalmente estaba en Finisterre, hasta que en el siglo XIV el obispo Pérez Mariño lo trajo después de encontrarlo flotando en el mar.

2. Sus puentes, uno sus grandes atractivos

Puente Romano de Ourense
Puente Romano – Borja Carreiro

El río Miño forma parte de la esencia de la ciudad, por eso, recorrer sus orillas es algo que hay que hacer en Ourense. Y en el paseo descubrirás dos puentes muy diferentes. Por un lado, verás el Puente Mayor, de origen romano. El primitivo puente se construyó en el siglo I, pero el que vemos hoy solo tiene partes de aquél, que tuvo que ser reparado numerosas veces.

También verás el puente del Milenio, de aspecto vanguardista y con una pasarela peatonal a 22 metros de altura. Desde él tendrás una fabulosa panorámica del río y de la ciudad.

3. Disfrutar de las termas

Termas de Outariz en Ourense
Termas de Outariz – José Antonio Gil Martínez / Flickr.com

No nos alejamos mucho del puente del Milenio. A un paso tendrás las termas de Chavasqueira. Son unas piscinas naturales de agua caliente que te permitirán relajarte, además de dejarte la piel suave y limpia.

Pero este es solo un ejemplo de lo que te espera en esta ciudad. Aquí podrás disfrutar de otras muchas fuentes termales, como las de As Burgas, en pleno centro de Ourense. En ellas el agua brota a 67 grados, y dicen que sus aguas son buenas para las afecciones de la piel.

A lo largo del río podrás disfrutar de muchas más termas. Lo mejor es que el baño en algunas de ellas es gratuito, por lo que no hay excusa para dejar de disfrutar de uno de los mayores tesoros de esta ciudad gallega.

4. Disfrutar de su gastronomía

Carne ao caldeiro en Ourense
Carne ao caldeiro – GastroyPolitica By FB / Flickr.com

Si lo que quieres es comprar productos frescos de extraordinaria calidad, dirígete a la Plaza de Abastos de As Burgas. Allí encontrarás la mejor ternera gallega, pescados, panes tradicionales y, por supuesto, los mejores quesos gallegos.

¿Prefieres degustar los productos ya cocinados? Entonces dirige tus pasos a la zona que hay entre la parte vieja y el ensanche. Allí podrás degustar la típica “carne ao caldeiro”, un guiso de ternera con patatas. Y, para acompañar, algún vino de Ribeiro o de la Ribeira Sacra.

“Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia.”

-Francis Bacon-

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer en Ourense, una ciudad perfecta para una escapada de lo más relajante. ¡Disfruta tu viaje!

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar