5 cosas que no sabías del castillo de Chambord

· 16 enero, 2018

El castillo de Chambord, en el valle de Loira, es una de las construcciones más famosas y sorprendentes de Francia, debido a su espectacular arquitectura renacentista. Si quieres conocer más sobre este impresionante castillo a modo de curiosidades, no dejes de seguir leyendo, prometemos que te vas a sorprender.

1. Fue construido para servir como pabellón de caza

Castillo de Chambord
Castillo de Chambord – Christy Nelson / Flickr.com

A pesar de la magnitud y la importancia del castillo de Chambord, este fue edificado simplemente para servir como un pabellón de caza para el rey Francisco I de Francia. Y es que las residencias del monarca iban a seguir siendo el castillo de Blois y el castillo de Amboise. Todos ellos forman parte del conjunto de castillos del Loira, que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Asimismo, Francisco I de Francia se enamoró de las obras del Renacimiento en su visita a Italia, por lo que cuando regresó a su país quiso poner en práctica dicho estilo en el que sería el castillo de Chambord. El arquitecto encargado de la construcción fue Domenico de Cortona, aunque algunos planos se inspiraron en las ideas de un auténtico genio: Leonardo da Vinci.

2. Su parque, el más grande de Europa

Castillo de Chambord
Parque de Chambord – Philippe Rouzet / Flickr.com

El parque que rodea al castillo tiene nada menos que 5.540 hectáreas de terreno, por lo que es el parque forestal cerrado más grande de Europa. Además, está declarado Reserva Nacional de Fauna Salvaje y Caza. Y es que en él habitan más de ochocientos ciervos y mil quinientos jabalís, los cuales se mueven entre diversas especies vegetales, predominando los encinares y los pinares.

Por otro lado, durante la época del apareamiento, centenares de curiosos y amantes de la naturaleza se trasladan hasta el castillo de Chambord para presenciar la berrea y el comportamiento del ciervo. Esta es solo una muestra de la gran diversidad de rincones interesantes que tiene este lugar.

3. El misterio de la escalera del castillo de Chambord 

Escaleras del castillo de Chambord
Castillo de Chambord – Jose Ignacio Soto

La escalera central del castillo de Chambord tiene la peculiaridad: una persona puede subir mientras que otra baja por ella sin que ambas lleguen a cruzarse en ningún momento. ¿El motivo? Consta de dos tramos que parecen formar un todo si se observa desde el exterior, cuando en realidad están montados el uno sobre el otro, a modo de hebras de una hélice.

Se desconoce quien fue el creador de esta misteriosa escalera de 9 metros de diámetro y que se eleva desde la planta baja hasta las terrazas intermedias del castillo. Sin embargo, son muchos los que apuntan que fue el mismísimo Leonardo da Vinci quien la diseñó, ya que algunos de sus dibujos coinciden con los planos de la construcción.

“La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.”

-Leonardo da Vinci-

4. Albergó el laboratorio del conde de Saint-Germain

Interior del castillo de Chambord
Interior del castillo – Suske / Flickr.com

El conde de Saint-Germain fue un enigmático inventor y alquimista. Intentó interesar al rey en unos nuevos sistemas de tintura de sedas en los que había estado trabajando. A cambio, pedía que se le concediesen algunos solares donde pudiera experimentar. Finalmente obtuvo lo que quiso de la mano del marqués de Marigny, que le cedió el castillo de Chambord como residencia.

Ya en su nuevo hogar, Saint-Germain se dedicó a llevar a cabo otros trabajos alquímicos ante la imposibilidad de desempeñar su cometido inicial, pues la guerra de los Siete Años impidió que recibiese las mercancías necesarias. También se cree que el conde realizó evocaciones de magia y ocultismo. Y es que siempre ha sido conocido por ser una figura recurrente en las historias sobre ciencias ocultas.

5. Escenario de las obras de Molière 

Castillo de Chambord
Castillo de Chambord – Antoine Skipper / Flickr.com

El castillo de Chambord fue reformado en varias ocasiones. Una de ellas por orden del rey Luis XIV, quien, entre otras cosas, y dada su pasión a la comedia, mandó habilitar una zona para que hiciera las funciones de un pequeño teatro. En dicha sala fue precisamente donde Molière estrenó algunas de sus obras más importantes, como El burgués gentilhombre

Ya lo has visto, el castillo de Chambord no solo es un edificio espectacular por su arquitectura, también encierra algunas historias y anécdotas que merece la pena conocer.