Mapa de Francia: ¿Qué zonas hay que visitar?

Patricia 12 diciembre, 2017
Además de la bella París, vale la pena conocer muchos lugares más del mapa francés. ¿Te animarías a acompañarnos en este viaje? 

El mapa de Francia alberga numerosos atractivos para todos los gustos: históricos, artísticos, gastronómicos, paisajísticos y mucho más. De allí que sea un país con mucho encanto para miles de turistas que deciden visitarlo, al menos, una vez en su vida. Por si fuese poco, el territorio francés también ofrece lugares de remanso, como sus playas.

Bretaña, un imprescindible en el mapa de Francia 

Mapa de Francia: Rennes.

Su capital es Rennes, conocida por su dinamismo universitario y cultural. Asimismo, pasear por sus calles supone contemplar una sucesión de casas medievales y renacentistas y de majestuosos edificios de estilo clásico. Un buen lugar para empezar el recorrido es el casco histórico de la localidad, repleto de tiendas, cafés y creperías.

Si se decide viajar a Bretaña, otro destino obligatorio es Saint-Malo. Este es un lugar famoso por ser una ciudad cercada y con una gran tradición marítima. Igual de imprescindible es la ciudad de Nantes, cuyos monumentos son sumamente interesantes, como el castillo de los Duques de Bretaña y su antigua fortaleza medieval.

Costa Azul

Cannes en Francia.

También conocida como la Riviera Francesa, es uno de los destinos turísticos más demandados del mapa de Francia, ya sea por sus idílicas playas o porque alberga localidades de referencia como Cannes. Esta es mundialmente conocida por su festival de cine, pero tiene más encantos, como:

  • El célebre Boulevard de la Croisette.
  • Las islas de Lérins, situadas frente a la costa de la riviera.

Además de Cannes, en la Costa Azul hay que visitar Niza, que cuenta con un importante patrimonio arquitectónico vinculado con los Saboya. Otras de las ciudades que se debe visitar es Montecarlo, conocida por su casino. También Saint-Tropez, con su reconocida ciudadela; sin olvidar la agradable localidad pesquera de Saint Raphael.

Isla de Francia

Si por algo destaca esta región es por su hermosa capital: París. La conocida como la Ciudad de la Luz ofrece múltiples posibilidades, tales como:

  • Pasear a la orilla del Sena.
  • Subir a lo más alto de la Torre Eiffel.
  • Disfrutar como un niño en el parque de atracciones de Disneyland.
  • Intentar descifrar la enigmática sonrisa de La Gioconda en el Museo del Louvre.
  • Visitar la Catedral de Notre Dame.

Desde París podemos trasladarnos a la sin igual belleza histórica de Versalles. Su mayor tesoro es, sin duda alguna, el célebre palacio. Su imponente arquitectura y sus más de 800 hectáreas de jardines hacen las delicias de todos aquellos que lo visitan cada año.

Normandía

Normandía en Francia.

Esta región está marcada por uno de los acontecimientos históricos más importantes: el Día D. Todos aquellos que quieran viajar en el tiempo y conocer este escenario de la Segunda Guerra Mundial pueden ir a Courseulles-sur-Mer. Y sí, aquí es donde se encuentra la playa Juno.

Otro imprescindible de Normandía es el Mont Saint-Michel, situado en la bahía homónima y limítrofe entre la región que nos ocupa y Bretaña. De hecho, su arquitectura prodigiosa (cada edificio está clasificado como monumento histórico) y su bahía hacen del sitio el destino turístico más visitado de la región.

País Vasco francés 

Biarritz: vista de la ciudad.

Esta zona del mapa de Francia la forman ciudades tan hermosas como Bayona y Biarritz. La primera conserva, entre otras cosas, la red de fortificaciones diseñada por Vauban. La segunda, con sus playas de ensueño, debe su fama a la emperatriz Eugenia de Montijo, quien puso de moda veranear aquí. Símbolo de aquel lujo es la que fuera su residencia, el actual Hotel du Palais.

Del País Vasco francés también destacan sus pueblos. Algunos de los más interesantes son Ainhoa, que posee un rico patrimonio religioso; Espelette, un precioso municipio blanco con fachadas coloreadas por los pimientos rojos puestos a secar o Saint Jead Pied de Port, capital de la Baja Navarra desde el siglo XVI.

Provenza

Marsella, parada en un viaje a la Costa Azul.

Viajar por esta zona es trasladarnos a uno de los cuadros de Van Gogh o Cézanne. Y es que estos fueron dos de los artistas más destacados que pintaron sus bellos paisajes ante la profunda inspiración que sintieron al visitarlos. Algunos reflejan los increíbles campos de lavanda y otros, sus poblaciones medievales.

Un ejemplo de estos maravillosos cuadros vivientes es Aviñón. Una villa de rico patrimonio, ya que cuenta con monumentos de la talla del palacio papal, la más grande de las construcciones góticas de la Edad Media. De hecho, se ha protegido el patrimonio con la implementación de diversas medidas, a fin de preservarlo. En esta ruta por la Provenza también encontramos:

  • Marsella, una ciudad dinámica y moderna, aunque sea la más antigua de Francia.
  • Arlés, indisociable de los pintores impresionistas y vanguardistas de finales del XIX y principios del XX.
  • Nimes, con múltiples vestigios de la época romana, como la Maison Carré, el anfiteatro, la Torre Magna o la puerta Augusta.

Evidentemente, el mapa de Francia no se limita solo a su ciudad capital y al parque de atracciones de Disney. Hay mucho más por descubrir, admirar y experimentar a lo largo y ancho del territorio. Lo que viene a resultar imprescindible es un par de zapatillas de deporte cómodas para poder caminar tranquilamente y disfrutar al máximo el viaje.

Te puede gustar