Corbera d’Ebre: un pueblo destruido en la Guerra Civil

30 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador David Díaz
Durante la guerra civil española muchos pueblos fueron arrasados. Corbera d'Ebre fue uno de ellos. Lejos de perderse en el olvido, se han querido recuperar sus ruinas para que nos sirvan de ejemplo de lo importante que es recuperar la memoria histórica.

Era una mañana fría del día de Navidad. El pueblo viejo de Corbera d’Ebre estaba capturado por una niebla espesa que no permitía ver más allá de un par de metros de distancia. Empezamos a caminar por lo que antiguamente eran calles llenas de vida. Ahora el pueblo es una franja de tierra rodeada de ruinas.

Seguimos caminando y llegamos a lo que debió ser una plaza. Nos dirigimos al centro y de entre la niebla apareció el rostro marcado de una antigua iglesia. En ese momento se siente un escalofrío y se piensa en lo afortunado que uno es por no haber tenido que vivir una guerra.

Es la sensación que se tiene al visitar Corbera d’Ebre, un pueblo que quedó totalmente destruido tras la Guerra Civil. Es una localidad que se encuentra alejada de los centros turísticos de Cataluña, pero que merece la pena visitar.

Si viajas a alguno de los destinos turísticos de Cataluña, haz este alto en el camino para ver y sentir los estragos causados por la Guerra Civil y comprender lo importante que es recuperar la memoria histórica para evitar volver a caer en los errores del pasado. En este artículo visitaremos este pueblo de la comarca de la Terra Alta en Cataluñaa.

Corbera d’Ebre, un poco de historia

Calle de Corbera d'Ebre
Calle de Corbera d’Ebre

Corbera d’Ebre está en el valle del río Sec, entre la sierra de Cavalls y de la Fatarella. Su posición es estratégica, pues forma parte de la ruta histórica que unía Aragón con las tierras bajas de la Ribera d’Ebre. Esta posición fue también catastrófica, puesto que se vio envuelto en distintas guerras que lo destruyeron, como la de 1463 contra Juan II, la de Sucesión y la Guerra Civil.

La Guerra Civil fue especialmente cruenta en este territorio, pues fue el escenario principal de la batalla del Ebro. Esta batalla se inició el día 25 de julio del año 1938, cuando las tropas republicanas cruzaron el Ebro entre las poblaciones de Mequinensa y Amposta.

Algunos datos sobre la batalla del Ebro

Las tropas franquistas, tras tomar Lleida, descendieron por el valle del Ebro hasta Vinaroz. Así, desde el 15 de abril de 1938 Cataluña quedó aislada del resto de la República. Por otro lado, los nacionalistas avanzaban inexorablemente hacia Valencia. Para disuadir la toma de Valencia y restablecer el contacto con Cataluña, Negrín decidió preparar una contraofensiva a través del río Ebro.

Alrededor de 80 000 hombres habían logrado concentrar las fuerzas republicanas en las orillas del río. La noche del 24 al 25 de julio de 1938 cruzaron el río tomando por sorpresa a las desguarnecidas tropas franquistas.

En un primer momento, el operativo fue un éxito, infligieron severas perdidas a las tropas nacionales y ocuparon cerca de 800 km². El día 1 de agosto llegaron hasta Gandesa, a 40 kilómetros del punto de partida.

Contraofensiva franquista

Fuerzas cruzando el Ebro
Fuerzas cruzando el Ebro – Wikimedia Commons

En Gandesa quedaron detenidos, pues los franquistas, apoyados por la Legión Cóndor alemana, construyeron una línea defensiva que unía Faió, la Pobla de Massaluca, Vilalba dels Arcs y Gandesa. A su vez, los nacionalistas cortaron la retirada de las tropas republicanas a través del río. Abrieron las compuertas de los embalses pirenaicos de los afluentes del Ebro.

El Ejército Popular se quedó atrapado en una zona de colinas escasamente arboladas, con dificultades para su abastecimiento y ferozmente bombardeados por la artilleria franquista y los aviones alemanes. Resistieron durante 115 días, hasta que el 16 de noviembre las fuerzas republicanas que quedaban se retiraron a la otra orilla del río.

Avanzar hacia Corbera d’Ebre fue uno de los objetivos marcados por las tropas franquistas. Por ello, el 31 de agosto empezaron a avanzar con ocho divisiones, 300 cañones, 500 aviones y 100 carros de combate.

El 3 de septiembre consiguieron tomar Corbera y así romper el frente republicano. A raíz de este episodio, el pueblo quedó prácticamente destruido. Ante ello, los vecinos fueron trasladándose a la parte baja y, alrededor de la carretera, levantaron otro pueblo.

La batalla arruinó a los pueblos y destruyó los campos de la zona. Fueron 250.000 los hombres que lucharon en esta batalla. Los nacionalistas tuvieron unas 60 000 bajas, los republicanos 75 000 y, de ellos, 30 000 muertos entre los dos ejércitos.

El ‘poble vell’ de Corbera d’Ebre

El poble vell de Corbera d’Ebre se encuentra situado en la cima de una colina de 337 metros de altura. Allí descansan las ruinas de lo que fue Corbera d’Ebre hasta el año 1938. Es un lugar emblemático declarado bien de interés nacional en 1992 por la Generalitat de Catalunya. ¿Que nos podemos encontrar en estas ruinas?

La iglesia de Sant Pere

Iglesia de San Pere en Corbera d'Ebre

La iglesia dedicada a San Pedro es el edificio que predomina dentro del conjunto del poble vell. Se empezó a construir a finales del siglo XVIII y se terminó el año 1827. El edificio es de planta basilical con tres naves, una central y dos laterales. Durante la batalla del Ebro la iglesia sufrió daños importantes.

Una de las naves laterales continuó utilizándose para realizar ceremonias pero, ante la posibilidad de que el techo cediese, se construyó una nueva iglesia en la parte baja del pueblo que se inauguró el año 1948. En los últimos años se han realizado obras para su conservación y  hoy el edificio es un espacio cultural para la recuperación de la memoria histórica.

El Abecedario de la Libertad

Calle de Corbera d'Ebre
Calle de Corbera d’Ebre – Daniel Gil / Flickr.com

25 artistas con ganas de trabajar en común por la paz y la justicia crearon el año 1995 el Abecedario de la Libertad. Este trabajo colectivo, enraizado en la idea de que las palabras siempre deben estar por encima de la fuerza, está formado por un total de 28 obras que representan el conjunto del abecedario.

Así como las letras necesitan combinarse para formar palabras e ideas, los seres humanos necesitamos ayudarnos y trabajar juntos para que, con la pequeña colaboración de todos, se pueda alcanzar el gran objetivo con el que estamos comprometidos: la articulación de una sociedad más justa para todos.

En el año 1997 diferentes escritores y poetas quisieron contribuir con su arte y dotar de palabras a las letras del Abecedario. Desde entonces el conjunto pasó a denominarse Abecedario de la Libertad-Mensaje Escrito.

La Bota

Otra obra de arte que podremos admirar en las ruinas del poble vell es La Bota. Es un trabajo del artista catalán Joan Brossa, inaugurada en la plaza de la iglesia de San Pere en el año conmemorativo del 50º aniversario de la batalla del Ebro, 1988. Con ella, Joan Brossa quiso decir que hay que recordar el pasado para no volver a cometer los mismos errores:

…. Hem de recordar uns fets perquè ningú no torni a calçar aquesta bota. Ja s’hi ha caminat massa ! Les ruïnes quotidianes de Corbera d’Ebre, que l’acompanyen, no haurien de lligar amb l’horitzó de cap mapa democràtic….

… Debemos recordar unos echos para que nadie vuelva a calzar esta bota. ¡Ya se caminó demasiado! Las ruinas cotidianas de Corbera d’Ebre, que la acompañana, no deverían relacionarse con el horizonte de ningún mapa democrático…

¿Cómo llegar a Corbera d’Ebre?

Calle de Corbera d'Ebre
Calle de Corbera d’Ebre

Corbera se encuentra en el kilómetro 806 de la N-420 que va desde Tarragona a Alcañiz, por lo que si vas en vehículo propio es muy fácil llegar. Si vienes del interior de la meseta, desde Zaragoza hay varias rutas que te llevan hacia la N-420.

Del mismo modo, desde Barcelona puedes llegar por la AP-7 hasta Reus y de ahí tomar la carretera nacional. Si por el contrario vienes de Valencia, en Tortosa tomas la C-12 hasta la N-420.

Esa región no es muy accesible en transporte público. A pesar de ello, existen varias compañías de autobús que conectan la localidad con Reus, Tarragona o Barcelona.

Si al final decides conocer este lugar, de marzo a octubre abre de martes a domingo de las 10 hasta las 14 horas y de noviembre a febrero solo abre los fines de semana y festivos con el mismo horario. Para finalizar compartir una poesía cuyo autor no he podido localizar:

Siento el rumor de la gente,
las risas de los niños jugando por las calles,
la vecina que te da los buenos días,
el campesino que vuelve del trabajo del campo.

Y todo ello, solo está en mi imaginación.
Hace mucho tiempo que ya no están.
Quedan piedras y escombros
y estas voces solo son… el viento.

  • Beevor, A. (2005).La Guerra Civil Española. Barcelona: Crítica.
  • Poble Vell de Corbera d'Ebre (s.f). Recuperado el 28 de septiembre de 2019 de: http://www.poblevell.cat/es/inici/inici.html
  • Preston, P. (1987). La Guerra Civil Española 1936-1939. Barcelona: Plaza & Janes Editores.