Consejos para visitar los templos de Bagan en Myanmar

Álvaro Gómez · 17 marzo, 2019
Pocos lugares del mundo tienen una concentración de templos tan increíble como Bagan. Un lugar envuelto en el misterio y la espiritualidad.

Puede que no hayas oído hablar de los templos de Bagan y que ni siquiera conozcas la riqueza patrimonial de Myanmar, la antigua Birmania. Si es así, debes saber que te pierdes uno de los rincones más impresionantes del planeta. En una superficie de poco más de 40 km², Bagan llegó a albergar 4000 templos.

Se trata de templos y pagodas recubiertas en algunos casos de oro, lo que convierte a este lugar en un escenario mágico. Algo que hará que tus vacaciones en Birmania sean inolvidables. Disfruta de un maravilloso lugar que, a pesar de ser desconocido, cada vez recibe más turistas que quedan ensimismados con su riqueza.

¿Por qué hay tantos templos en Bagan?

Vista del templo Sulamani
Templo Sulamani

Lo más seguro es que te preguntes el porqué de tantos templos en una superficie tan pequeña. En su día fue la capital del imperio de Pagan, que entre los siglos XI y XIV vivió su mejor época. Por entonces, el rey Anawratha introdujo el budismo, la que es hoy la religión mayoritaria.

Todos los templos se crearon en el periodo mencionado. Desde entonces permanecen en pie, aunque los trabajos de conservación han sido mínimos. Es más, algunos gobiernos han sido criticados por realizar la restauración de algunos de ellos con materiales modernos que nada tienen que ver con los originales.

Además, se ha construido un hotel de más de 60 metros de altura que rompe con la estética de los templos y altera la riqueza del lugar y su valor. Pero incluso así, Bagan es un lugar maravilloso para visitar.

Dónde alojarte y cuántos días

Vista del templo Ananda
Templo Ananda

Lo normal es que viajes a Bagan en avión. También es posible hacerlo por carretera desde otros puntos de Myanmar, pero lo más aconsejable es la vía aérea por el mal estado de los caminos por tierra.

Una vez en el aeropuerto, puedes ir a Viejo Bagan, Nuevo Bagan y Nyaungu. Esta última es la opción más barata y está relativamente cerca de la zona de los templos. De hecho, puedes acercarte en taxi, pues con el cambio de moneda, al final todo es muy barato.

Si te preguntas cuántos días necesitas para ver tantos templos, no te preocupes porque es más rápido de lo que crees. No es necesario que gastes todos tus días de vacaciones en Bagan, con que destines dos o tres será suficiente. Está claro que no vas a poder visitar el interior de todos los edificios, pero tampoco es necesario.

En cuanto al tiempo que te vas a encontrar, esta zona tiene un clima tropical. La mejor época para visitar los templos de Bagan es entre noviembre y marzo. En ese momento no hay muchas lluvias y las temperaturas son más agradables.

Puedes optar por dos modos de transporte por la ciudad para aprovechar al máximo tu tiempo. Uno es el coche de caballos, que por un módico precio te trasladará entre los principales templos y pagodas. También puedes moverte en bicicleta, lo que, sin duda, te otorga más libertad para ir donde tú quieras.

Qué templos merecen más la pena

Vista de Htilominlo Guphaya, uno de los templos de Bagan más bonitos
Templo Htilominlo Guphaya

Hay unos cuantos templos y pagodas destacados. Visitarlos depende del momento del día, pues según les dé la luz del sol por uno u otro sitio la imagen que dan es más especial.

Uno que no puedes perderte es el templo Htilominlo Guphaya, un rincón único de Asia. En este edificio, además de poder visitar su interior, es posible conocer la artesanía local en los puestos que hay en su entrada. De esta manera conocerás también la hospitalidad de la gente autóctona.

Con casi nueve siglos de antigüedad, la pagoda Sulamani Pahto es una de las más bonitas y transitadas. Tiene dos plantas y es una de las visitas obligatorias que tienes que hacer en Bagan.

Otra visita imprescindible es Dahmmayangyi. Es el más grande de todos los templos de Bagan, de hecho, es su gran tamaño lo que más te impresionará. Desde lejos y también a sus pies, la grandeza de este templo corta la respiración.

Hay más templos que debes visitar, como Shwe San Daw Pahya, Dahmma Yan Zi Ka Pagoda o Loka Nanda Pagoda. Para no perderte ninguno de los importantes, lo mejor que puedes hacer es dejarte guiar por los habitantes de esta localidad. Los coches de caballos te llevarán a los principales templos.