7 consejos para viajar durante el embarazo

17 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Armando Cerra
¿Es posible viajar estando embarazada? Sí. Pero es un momento especial, así que también hay que atender a ciertos consejos para emprender un viaje.
 

Un embarazo no tiene que ser un impedimento insalvable para emprender un viaje. En realidad, como en cualquier otro aspecto de la vida diaria, basta con atender a una serie de consejos y de precauciones para evitar problemas. Aquí te vamos a dar unas cuantas claves, pero si tienes alguna duda, quien mejor te puede aclarar cualquier cuestión será tu ginecólogo.

Salvo en los casos de un embarazo de alto riesgo, en los que haya recomendaciones expresas de los facultativos que impidan viajar, lo cierto es que siempre se pueden emprender esas deseadas vacaciones en un estado de buena esperanza.

Eso sí, hay que ser más consciente de lo que puede implicar usar unos y otros medios de transporte, los tiempos de los desplazamientos, los destinos e incluso la necesidad de aplicarse ciertas vacunas. De eso os vamos a intentar dar alguna pauta.

1. Cuándo es mejor viajar

Embarazada en el aeropuerto

Basta con aplicar la lógica para ver cuáles son los peores momentos de un embarazo para viajar. Por ejemplo, el primer trimestre no es el mejor periodo, ya que son habituales las náuseas y los vómitos, además de un cansancio generalizado.

 

E igualmente, el último trimestre tampoco es el más apropiado. Conforme se acerca la fecha de parto es menos recomendable, pero lo cierto es que hay que tener siempre en mente un posible parto prematuro.

Podemos decir que el segundo trimestre del embarazo es el mejor para emprender un viaje. Además, es un periodo en el que el volumen de la tripa todavía no es excesivamente molesto, lo cual siempre es un alivio estando fuera de casa.

2. Documentación sobre tu embarazo

En cualquier caso, y más aún conforme más avanzado está el embarazo, siempre que emprendas un viaje has de llevar en tu equipaje la documentación necesaria. Es decir, todos los informes, ecografías y pruebas médicas que puedas aportar en caso de una emergencia.

3. Un botiquín especial

Mujer viajando en el embarazo

Cuando se emprenden largos viajes, nunca está de más llevar un botiquín para cualquier problema. Pues en el caso de un embarazo, e incluso para los desplazamientos más cortos, hay que llevarlo con todos aquellos medicamentos que se necesiten y que os hayan prescrito.

Además de eso, os vamos a hacer dos recomendaciones muy específicas. Una es para todas aquellas que viajéis a un destino playero: da igual sea la costa española del Mediterráneo o paradisíacas islas del Caribe, en cualquier caso hay que llevar crema solar.

 

Pues bien, mucho mejor si es un producto sin parabenos, ya que con los cambios hormonales que os provoca el embarazo, eso puede afectar a la melanina y que salgan manchas en la piel.

Y por otro lado, algo que no debe faltar nunca es el repelente de mosquitos, adecuado a lugar donde viajéis. La razón es que sus picaduras pueden transmitir enfermedades muy nocivas para el feto como el zika o el dengue.

4. Atención a los medios de transporte

Si se viaja en coche durante el embarazo, dependiendo del trimestre y el volumen de la tripa, es bueno tener un cinturón de seguridad especial. Y, desde luego, conviene ir parando para estirar las piernas. Si se va a volar, confirmad la política de la aerolínea elegida, para ver hasta cuando permiten volar a las embarazadas.

Poro otra parte, si podéis, siempre, siempre llevad calzado cómodo y ancho, por feo que sea. Además, conviene beber bien de agua y sentarse muy cerca de los baños. Todo ello también es aplicable a los trenes, mientras que el barco puede ser menos recomendable para vuestra situación.

5. Necesidad de vacunas y embarazo

Embarazada en la playa

Todos sabemos que hay destinos asiáticos, africanos y también sudamericanos donde es obligatorio, o muy aconsejable, vacunarse antes de viajar. Así que hay que informarse bien sobre ellas y ver sus efectos sobre el embarazo. Luego se puede decidir si ponérsela o no o aplazar el viaje para otro momento de la vida.

 

6. Contratar un seguro

Este consejo de contratar un seguro es bueno para muchos tipos de viaje. Pero es casi obligado para viajar durante el embarazo. Por supuesto, debe ser un seguro que incluya tu situación entre sus coberturas.

7. En el embarazo, viaja con tranquilidad y sentido común

En realidad, un viaje durante el embarazo o en cualquier otro momento requiere de aplicar la lógica. Es decir, saber si una está preparada, revisar las comidas bien, informarse sobre lo que nos espera en el destino, sus temperaturas, sus costumbres, etc.

Solo con eso, descansar, alimentarse bien, no abusar ni del ejercicio ni el sol, ni trasnochar demasiado, debería valer. El truco es, sencillamente, disfrutar de esa fase de vuestra vida y de ese viaje, que debe ser inolvidable desde un punto de vista positivo.

 
  • Mujeres embarazadas. AENA. Recuperado el 17 de diciembre de 2019 de http://www.aena.es/es/pasajeros/mujeres-embarazadas.html
  • ¿Cómo viajar segura durante el embarazo?. Eres Mamá. Recuprado de https://eresmama.com/como-viajar-segura-durante-el-embarazo/