Conoce las frutas más exóticas de México

· 14 octubre, 2018
Quizá las hayas probado, o tal vez no hayas oído hablar nunca de ellas. En cualquier caso, estas frutas son deliciosas y merece la pena tomarlas.

Seguro que has pasado alguna vez por la sección de frutería de tu supermercado y te has quedado mirando con curiosidad algunos productos que no conocías. ¿Sabías que hay especies de frutas exóticas que en otros países son muy típicas? ¿Te gustaría conocerlas? A continuación, vamos a enseñarte cuáles son las frutas más exóticas de México.

Estas son las frutas más exóticas de México

México es uno de los países punteros en la producción de frutas y de donde proceden muchas de las especies que conocemos. Si te apetece probar las frutas más exóticas de México, te sorprendería saber que tu lista de la compra puede hacerse realmente larga. ¡Estas son las especies más especiales del país!

1. Pitahaya

Pitahaya, una de las frutas más exóticas de México

Es conocida como la fruta del “dragón” por su forma y su aspecto. Aunque muchos piensan que nació en Vietnam, esta maravilla nació en México, solo que su consumo es popular allí.

Es una importante fuente de antioxidantes naturales y de Omega 3, por lo que sus beneficios son más que claros para la salud.

Procede de una especie de cactus, quizás por eso su aspecto nos recuerda un poco a esas plantas, salvo por el color rosado. Ahora bien, ¿a qué sabe la pitahaya? Hay muchos que dicen que es una mezcla entre la fresa y la pera. ¡Mmm!

2. Tuna

Tuna, una de las frutas más exóticas de México

Si escuchamos esta palabra posiblemente pensemos en las bandas musicales de universitarios, aunque en México es mucho más que eso. La tuna es una de las frutas más exóticas de México, pero es poco conocida fuera del país. Y es una pena… ¡porque es deliciosa!

Las tunas proceden de un árbol llamado nopal. Pueden tener varios colores: amarillo, naranja rosa o verde, y aunque su aspecto nos recuerde a una patata con diamantes, es mucho más que eso.

Se utilizaba en medicina tradicional contra problemas intestinales, y hoy en día se valora por su fuente en calcio, potasio y fósforo.

3. Mamey

Piezas de mamey

Quizás esta es una de las frutas más exóticas de México que puedes conocer, ya que su uso es bastante popular en otros países. No obstante, es originario de aquí, y poco a poco se ha ido extendiendo por el mundo. Es una fruta de temporada y su color es oscuro por fuera y salmón por dentro.

A menudo suelen referirse al mamey como la fruta de la lava debido a sus colores. Tras abrir su dura cáscara, el interior es de lo más dulce y refrescante. Como un volcán, pero con frescura. ¡Que la disfrutes!

4. Nanche

Plato con nanche

Se sabe que los mayas adoraban el árbol del nanche, una frutas más exóticas de México, algo que no es de extrañar en absoluto. Es una fruta de tamaño pequeño, naranja y vistosa. Además de alimentar, es un ingrediente de muchos licores e incluso se utiliza para teñir.

Es una fuente importante de vitaminas C y K, que se traduce en un añadido para fortalecer nuestros huesos y hacernos crecer sanos. Puede que sea tan pequeño como una aceituna, pero su sabor es dulce y agradable.

5. Zapotes

Zapotes, una de las frutas más exóticas de México

Los hay de muchos colores: negro, amarillo o blanco y de formas muy variadas: parecidos a los tomates, más o menos ovalados… En definitiva, misma especie, distintos sabores y diferentes propiedades.

Los zapotes negros, por ejemplo, tienen forma de tomate y su sabor se parece al cacao. Los blancos son más ovalados, verdes por fuera y blancos por dentro y tienen propiedades relajantes. Mientras que los zapotes amarillos son los más dulces, y acompañan muchos postres como tartas o mermeladas.

6. Tejocote

Tejocotes de México

Finalmente, esta es una de las frutas más exóticas de México y Guatemala. Popular e imposible no conocerla si te decides a viajar a México. Aunque allí se la conoce como “la manzanita” por su forma.

Se trata de una fruta de sabor muy distinto a la que nosotros conocemos. Es agridulce y es de color amarillo/naranja. Allí se utiliza como el ingrediente principal del ponche navideño. Además, tiene mucho calcio, hierro y vitamina C.

“Una mesa, una silla, un plato de frutas y un violín, ¿qué más necesita un hombre para ser feliz?”

-Albert Einstein-

¿Qué te han parecido todos estos regalos de la madre naturaleza? Ojalá los tuviéramos siempre en nuestros supermercados y pudiésemos deleitarnos con su sabor, ¿verdad? Si vas a viajar a Latinoamérica, ¡aprovecha tu oportunidad de probar todas las que puedas!