Conoce Calabria: una región hermosa y salvaje

Patricia Hernández · 28 marzo, 2019
Calabria es una de las regiones italianas más singulares. Aquí te esperan una costa maravillosa, espacios naturales de gran valor y pueblos llenos de encanto.

Calabria es una de las regiones más bellas de Italia gracias, en parte, a su maravillosa costa. No obstante, alberga otros encantos que no pasan desapercibidos, como sus espacios naturales. Nos vamos a la punta de la «bota» que es la península italiana para mostrarte esos rincones que no te debes perder allí.

Las fantásticas playas de Calabria

Las localidades costeras más populares de Calabria son Tropea, Capo Vaticano, Pizzo, Diamante, Soverato, Amantes y Scilla. Todas ellas cuentan con espectaculares playas, algunas de las cuales veremos a continuación.

Capo Vaticano en Calabria
Capo Vaticano

Destaca especialmente la playa de Capo Vaticano, a menudo elegida como una de las mejores playas del mundo. Y es que su belleza no pasa desapercibida para nadie. A sus aguas turquesas se le suma una arena bordeada por un bosque de árboles ya centenarios. Sin duda, un lugar ideal para contactar con la naturaleza.

Nos trasladamos a Isola di Capo Rizzuto, en la provincia de Crotone. Es célebre por su magnífico litoral, que se asoma al mar Jónico y en el que se alternan rocas y arena, características por su color rojo anaranjado.

En Isola di Capo Rizzuto se encuentra la mayor reserva marina de Italia en lo que a dimensiones se refiere. Ocupa 42 kilómetros de costa y, además de su riqueza natural, en sus fondos hay auténticos tesoros arqueológicos.

Tampoco se puede pasar por alto la playa de Marina de Sibari. Además de ella, destacan las bajas y arenosas playas de la costa de los Jazmines, famosa por el cultivo de la planta del mismo nombre. Y, por supuesto, no hay que perderse la playa de rocas y arena blanca como la harina de Tropea, una de las más bellas del país.

Vistas algunas de las mejores playas de Calabria, solo queda elegir aquella que más le atraiga a uno, aunque cualquiera es perfecta para descansar y desconectar de la rutina diaria o para tomar el sol. También es posible practicar diversos deportes acuáticos, como el windsurf, el kitesurf o el esnórquel.

Los parques nacionales de Calabria

Paisaje del Parque Nacional del Pollino
Parque Nacional del Pollino

Pero en Calabria también se puede disfrutar de la naturaleza en alguno de sus parques nacionales, como el de la Sila. Este, que ocupa una superficie de más de 70 000 hectáreas, se extiende por las provincias de Cosenza, Catanzaro y Crotona. Se trata de un espacio poblado, sobre todo, por bosques de coníferas.

Pasamos al Parque Nacional del Aspromonte, que alberga el macizo montañoso que le da nombre y que alcanza los 1 955 metros. Aquí se pueden encontrar muchos ríos y arroyos, así como diversa fauna (lobos, halcones, águilas…) y vegetación (pinos, abetos, nogales y hayas).

Igual de recomendable es el Parque Natural Regional de la Serre, atravesado por dos largas cadenas montañosas, con grandes bosques y cascadas como la de Marmarico o la de Pietra Cupa. Y otro lugar interesante: el Parque Nacional del Pollino, la reserva natural más grande de Italia con sus 1 820 km² de extensión.

Otros lugares de interés

Vista de Cosenza
Cosenza

Esta región italiana es mucho más que naturaleza hermosa y salvaje. Su interior también es rico en historia, tradiciones, arte y cultura. Aquí verás fortalezas, castillos, iglesias y necrópolis de gran relevancia.

En este sentido, destaca Cosenza, con un casco antiguo de lo más interesante. Entre los monumentos que se pueden ver en dicha ciudad habría que hablar de la fuente de los Trece Canales, donde puedes beber agua procedente del acueducto del Zumpo en Sila.

En la ciudad también hay que visitar el Castello Svevo, donde residieron los reyes de Sicilia y el emperador Federico II Hohenstaufen. El Duomo o los conventos de San Gaetano y San Domenico son otros atractivos.

Por otro lado, los amantes del arte deben visitar el Museo Nacional de la Magna Grecia. En él se encuentran los famosos Bronces de Riace. Se trata de dos imponentes esculturas realizadas en bronce en el siglo V a.C. que se conservan en perfectas condiciones.

Como habrás podido comprobar, Calabria es una región que tiene mucho que ofrecer, ya sea por su impresionante naturaleza o por su importante patrimonio histórico y artístico. ¿A qué esperas para visitarla? Desde luego, no te arrepentirás. Lo que te hemos mostrado es una ínfima parte de su riqueza.