Cómo llegar al Coliseo, el gran símbolo de Roma

· 18 febrero, 2018

El Coliseo de Roma es uno de los símbolos de la ciudad. Hasta él se acercan cada año miles de turistas para comprobar de primera mano la grandiosidad del monumento, considerado una de las siete maravillas del mundo moderno. Si estás pensando en visitarlo, te contamos las mejores formas de llegar al Coliseo. ¿Nos acompañas?

Llegar al Coliseo en autobús

Autobús urbano de Roma
Autobús urbano – Christian Vinces / Shutterstock.com

Una de las mejores opciones para llegar al Coliseo es tomar alguno de los autobuses públicos. Corresponden a las siguientes líneas: 75, 85, 87, 117, 175, 186, 810, 850. La ventaja respecto a otras formas de transporte como el metro es que en lo que se llega al monumento se puede disfrutar de otras maravillas de Roma.

Pero si el Coliseo no es nuestra única parada, siempre podemos subir a algún autobús turístico. Los hay de varios tipos: los que permiten descender en cada punto para después retomar el itinerario con el siguiente autobús y los que no; los que tienen una validez de 24 o 48 horas, etc. Aunque la variación más importante es el recorrido que realiza cada uno.

Uno de los más famosos es el autobús 110 Open, de doble piso descubierto y que pasa cerca de cuarenta lugares de gran importancia. La ruta comienza en Piazza dei Cinquecento, frente a la estación Termini. Entre sus paradas está el Coliseo de Roma, la Boca de la Verdad, la Piazza Venezia y la Navona, la Fontana di Trevi o San Pedro, en la Ciudad del Vaticano.

En metro o en tranvía

Tranvía de Roma
Tranvía de Roma – Juan Enrique Gilardi / Flickr.com

Otra opción de transporte público -y algo más rápida- es el metro. Para llegar en suburbano hasta el monumento que nos ocupa se tiene que usar la línea B y bajar en la estación Colosseo. Esta se encuentra solamente a unos pasos del anfiteatro, por lo que no hay posibilidad alguna de perderse.

En cuanto al tranvía, nos interesa la línea 3, cuyo recorrido va del Museo Etrusco de Villa Giulia a la estación de Trastevere, que pasa por el Coliseo de Roma. Dicha línea es la segunda con más trayecto, de ahí que se divida en A y B.

Para montarnos en ella, podemos comprar, por ejemplo, un billete simple que cuesta 1,50 euros y que se puede utilizar para combinar con el metro y con los distintos autobuses.

En taxi

Cómo llegar al Coliseo de Roma
Coliseo Romano – Viacheslav Lopatin

A los que no les guste el transporte público siempre pueden llamar a un taxi. El número de la centralita es el 060609, aunque también se puede ir directamente a alguna de las 65 paradas repartidas por toda la ciudad. Entre las más importantes estarían la de Largo Torre Argentina (entre el Panteón y Trastevere) o la de Plaza San Silvestro (Fontana di Trevi).

Respecto al precio, la bajada de bandera en días laborales se establece en 3 euros, 6,50 si son pasadas las diez de la noche y hasta las seis de la mañana. Mientras que en los días festivos la cuantía normal asciende de 3 a 4,50 euros. Por tanto, no estamos ante la opción más barata, pero sí ante una de las más rápidas y cómodas.

Andando hasta el Coliseo de Roma

Llegar al Coliseo de Roma andando
Coliseo – Chih-Hsing , Shen / Flickr.com

Ya hemos visto que hay varias posibilidades para llegar al Coliseo, pero, sin duda, la opción más recomendable es ir caminando. Así es como mejor se aprecia la Roma antigua, ya que el monumento está situado justo al lado de otros lugares de gran relevancia histórica, como el Foro Romano, los foros imperiales, el arco de Constantino o el Monte Palatino.

Y después de la caminata y de la visita turística, nada mejor que reponer fuerzas en alguno de los restaurantes ubicados en la Piazza del Colosseo o en su entorno; o descansar directamente en el parque Colle Oppio. En este último, además de diversas zonas verdes, hay restos monumentales de interés, como el pabellón de la Domus Aurea o las Termas de Tito.

“Todos tenemos océanos que atravesar, si nos atrevemos. ¿Es peligroso? Quizás. ¿Pero qué saben los sueños de los límites?”

-Amelia Earhart-

Llegar al Coliseo de Roma desde cualquier punto de la ciudad es muy sencillo, ya lo has visto. Ahora solo queda organizar ese viaje inolvidable a la Ciudad Eterna, ¿a qué esperas?