Chocolates Cailler, uno de los lugares más visitados de Suiza

· 4 noviembre, 2018
Suiza es conocido, entre otras cosas, por sus deliciosos chocolates. Y en el país alpino la fábrica Cailler es todo un mito.

Si vas a visitar Suiza, prepárate para descubrir cuál es uno de sus lugares estrella. En un rinconcito del país llamado Broc se encuentra la fábrica de chocolates Cailler. Es un parque temático del chocolate donde estamos seguros de que se te hará la boca agua. ¿Quieres saber por qué deberías visitarlo? ¡Te lo contamos ahora mismo!

Suiza y su pasión por el chocolate

Fábrica de chocolates Cailler
Fábrica de Cailler – Nestlé Switzerland / Flickr.com

A día de hoy es muy difícil encontrarnos con alguien que no adore el chocolate. Este alimento procedente del cacao tiene múltiples propiedades beneficiosas para nuestra salud, aunque a veces pensemos que nos hace engordar.

Gracias a la expansión colonial el chocolate llegó a Europa y, con ello, comenzó el negocio del comercio por el continente. Suiza fue uno de los países pioneros en fabricar chocolate. La producción comenzó al inicio del siglo XIX cerca del lago de Ginebra por personalidades como François-Louis Cailler.

Con el tiempo, numerosos empresarios comenzaron a investigar formas de producir chocolates diferentes. Así se  fue perfeccionando la técnica. Actualmente, el chocolate suizo es un producto estrella de máxima calidad.

“El chocolate caliente llena necesidades profundas.”

-Susan Isaacs-

Para aquellos que viajan a Suiza es tradicional llevarse al menos una tableta de vuelta a sus casas para degustar este producto que tanto cuidan los suizos. ¿A quién no se le hace la boca agua con solo pensarlo?

La fábrica de chocolates Cailler, un paraíso para los amantes del cacao

Fábrica de chocolates Cailler
Fábrica de chocolates Cailler – Olivier Bruchez / Flickr.com

La fábrica de chocolates Cailler es la fábrica más antigua que existe en Suiza. La fundó François-Louis Cailler, pionero de la producción, en el año 1819. Se encuentra en un pequeño pueblo llamado Broc. Actualmente sigue funcionando, aunque ya se encuentra integrada dentro de la marca de Nestlé.

Esta fábrica se encuentra abierta a visitas, y por ello se ha convertido en una de las atracciones turísticas más exitosas. Sorprendería conocer la inmensa cantidad de viajeros que se acercan hasta este pequeño pueblo para descubrir la historia del chocolate aquí.

Para visitar la fábrica de chocolates Cailler hay que comprar una entrada para una visita guiada por sus instalaciones. Hay diferentes horarios y el recorrido te lleva a descubrir cada parte de la fábrica. Mientras, te irán contando la historia de la producción chocolatera.

Pero ¿sabes qué es lo mejor de la visita? Posiblemente el final. Cuando el recorrido está a punto de terminar los visitantes tienen la oportunidad de degustar algunos de los chocolates que se producen en la fábrica. Por supuesto, puedes comprarlos a la salida, en su tienda oficial. ¡Todo un éxito asegurado!

Horarios de visita a la fábrica

Cacao en la fábrica Cailler
Cacao – Nadine / Flickr.com

Si te decides a visitar la fábrica de chocolates Cailler, te contamos cuáles son los horarios de la visita. Salvo el día de Navidad y Año Nuevo, la fábrica abre todos los días de 10 a 18 horas de abril a octubre y de 10 a 17 h de noviembre a marzo.

Si vas a visitar la fábrica durante la temporada alta, es decir, verano, te aconsejamos adquirir tu entrada con antelación ya que suele estar muy solicitada.

En cuanto al precio, visitar la fábrica Cailler te costará 12 francos suizos (10,50 euros) para los adultos. En el caso de jóvenes, pensionistas y discapacitados son 9 francos (7-8 euros), y los menores de 16 años no pagan.

Como ves, son precios más que asequibles para ser uno de los lugares más visitados de Suiza. Además, tienes la oportunidad de probar una degustación de chocolates Cailler, ¡los mejores de Suiza y del mundo!

¿Por qué visitar la fábrica de chocolates Cailler?

Degustación de chocolates Cailler
Degustación de chocolates – Nadine / Flickr.com

Si quieres entender por qué los suizos están tan orgullosos de sus chocolates, con la visita a la fábrica Cailler lo entenderás a la perfección. Verás todo el empeño y mimo que ponen los suizos en que el cacao se elabore siguiendo unos procesos concretos para conseguir productos tan excelentes.

Cuando sientas cómo se te deshacen en la boca, entenderás que para Suiza el chocolate es una pasión. Y ese es precisamente uno de los puntos fuertes que hacen interesante a la fábrica de chocolates Cailler.

Tienes la oportunidad de conocer la historia del chocolate mientras lo pruebas. Y además, no deja de ser uno de los destinos estrella de Suiza. Alejada de Berna y otros lugares importantes, sí, pero merece la pena la visita.

Si no puedes resistirte a probar el chocolate de Suiza, ¡elige el lugar perfecto! Broc tan solo está a unos kilómetros de Gruyères, un pueblo suizo de origen medieval que también tiene mucho encanto. Aprovecha tu visita a las montañas suizas y prepárate para que tu paladar pruebe el mejor chocolate del mundo. ¡Bon apétit!