Chiitas y sunitas: ¿sabes quiénes son?

17 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador David Díaz
La civilización islámica es muy rica y, como tal, también es muy compleja. En este artículo queremos comprender la división que existe en el islam entre los sunitas y los chiitas. 

En el islam, como en cualquier otra religión, existen diferentes corrientes. Los musulmanes, principalmente, reconocen dos ramas: chiitas y sunitas. Comprender esta división es fundamental para entender los conflictos bélicos que en los últimos años están sufriendo muchos países de Oriente Medio.

Chiitas y sunitas: una separación por motivos de sucesión

Estas dos ramas del islam surgieron muy tempranamente. Mahoma murió en el año 632 sin descendencia masculina. Este hecho generó conflictos sucesorios.

Ilustración de Mahoma

Para unos, los sucesores debían ser elegidos por la comunidad musulmana. Estos fueron los sunitas, quienes seguían las enseñanzas del profeta recogidas en la Sunna. Mientras, otros consideraban que el legítimo sucesor era Ali, su primo y yerno. Estos son los chiitas.

Tras la muerte de Mahoma se sucedieron los califas Abu Bakr, Omar y Uthman. Tras el asesinato del último, Ali reclamó sus derechos sucesorios por ser el primo, yerno y padre de los nietos del profeta. Ali fue elegido, no de forma unánime, como cuarto califa (656-661).

Mu’awiya, gobernador del territorio que hoy es Siria y miembro del clan Omeya, opuso una tenaz oposición al gobierno de Ali. A raíz de esto, en el año 657 ambos grupos se enfrentaron en la batalla de Siffin. Los partidarios de Ali perdieron y Mu’awiya se quedó con el puesto de califa.

Posteriormente, en el año 661, Ali fue asesinado y sus partidarios reconocieron a su hijo Hussein como su legítimo sucesor. En el año 680 Hussein falleció en la batalla de Kerbala. Este fue el inicio de la división del islam en estas dos corrientes cuyas diferencias, actualmente, se centran sobre todo en la forma de interpretar los textos sagrados. Vamos a verlo con más detalle.

Los sunitas, devotos de la Sunna

Imagen del Corán

Los sunitas son el grupo musulmán mayoritario. Representan un 85% de la comunidad islámica mundial. Estos se rigen por las interpretaciones que los ulemas hacen de las fuentes sagradas del islam: el Corán y la Sunna.

Ellos mismos se consideran la rama más ortodoxa y tradicional del islam, tal como queda reflejado en la expresión de donde proviene el nombre sunita: Ahl al-Sunna (gente de la tradición).

Por tradición se entiende a las acciones del profeta Mahoma y sus allegados. Por ello, los sunitas veneran a todos los profetas mencionados en el Corán, pero especialmente a Mahoma, considerado el último profeta. Consecuentemente, los subsecuentes líderes musulmanes son entendidos como figuras temporales.

La Sunna es, junto al Corán, un texto de vital importancia para la comunidad sunita. En estos escritos se recopilaron dichos y hechos atribuídos a Mahoma. Estos se integran en relatos denominados hadices cuyo conjunto conforma la Sunna (manera de vivir del profeta).

Sabemos pocas cosas del proceso de elaboración de la Sunna, pero lo que está claro es que nació por la necesidad de completar el Corán o de interpretarlo, ya que determinados aspectos de las escrituras coránicas eran ambiguas.

Los chiitas, partidarios de Ali

Chiitas orando

Etimológicamente, el nombre chiita proviene del término chíat-u-Ali, que significa partidario de Ali. Esta rama representa aproximadamente un 15% de la comunidad islámica mundial. Como vimos, los sunitas son mayoritarios, pero en países como Irak o Irán los chiitas son mayoría.

Se otorga mucha importancia a los conocimientos transmitidos de forma oral por los mulás, autoridad religiosa mediadora entre Dios y la persona. Algunos mulás tienen una autoridad especial para la interpretación de la Sharia o ley islámica, los ayatolás.

Para los chiitas, los imanes, los mulás y los ayatolás actúan como transmisores de todos los conocimientos islámicos y sus interpretaciones son consideradas infalibles.

Los líderes chiitas son poderosos por sí mismos, actúan independientemente de los gobiernos. También tienen cierta independencia económica, ya que son quienes reciben el zakat, limosna que todo musulmán debe dar, no como los sunitas, que dependen económicamente de la estructura estatal. Por eso, sus líderes tienen poca injerencia en asuntos políticos, excepto si forman parte del poder.

Diferencias y semejanzas entre sunitas y chiitas

La Meca,d estino de peregrinación de chiitas y sunitas
La Meca

Ambas ramas comparten veneraciones y obligaciones religiosas hacia ciertos santuarios y lugares sagrados como La Meca, Medina y la mezquita de Al-Aqsa de Jerusalén. Los chiitas también consideran sagrados algunos lugares relacionados con la vida de Ali, como la mezquita del Imán Ali en Nayaf y la mezquita Iman Husayn de Kerbala, ambas en Irak.

Otras diferencias del islam sunita frente al chiita es que estos últimos rinden culto a los muertos, veneran a los mártires y en ellos existe una reducción de las oraciones diarias a tres. Además, aunque ambos se basan en los cinco pilares del islam, los chiitas  también se basan en los mandatos prácticos del islam.

Los pilares fundamentales del islam son:

  • La profesión de fe
  • La oración
  • El azaque o zakat (limosna)
  • El ayuno del Ramadán.
  • La peregrinación a La Meca.

Mientras, los mandatos prácticos de la tradición chiita son diez:

  • El rezo (oración)
  • El ayuno
  • El Jums (quinto)
  • La limosna obligatoria (zakat)
  • La peregrinación (hach)
  • El esfuerzo en el camino de Dios (yihad),
  • El ordenar el bien
  • El prohibir el mal
  • La amistad
  • La exoneración

Conflictividad en el mundo contemporáneo

Explanada de las Mezquitas de Jerusalén
Explanada de las Mezquitas en Jerusalén

Las diferencias en el mundo musulmán, obviamente, son mucho más complejas. Pero hemos podido observar que chiitas y sunitas siguen las mismas tradiciones religiosas, leen el Corán y se basan en los cinco pilares del islam. A pesar de ello, parece que los conflictos entre ambos sean irreconciliables.

Tal como indican los expertos, los conflictos que hoy existen en Oriente Medio entre estas dos ramas del islam se deben a la repartición colonial que hicieron los británicos y los franceses de este territorio. Se crearon nuevos países en los que se obligó a convivir  a comunidades que desde el mismo origen estaban divididas.

Irak es un claro ejemplo. Dentro de ese nuevo territorio nacional se obligó a vivir a comunidades chiitas, sunitas y también a los kurdos. Debían cohabitar en un territorio común bajo unas mismas leyes.

  • BBC (2016). Cuáles son las diferencias entre sunitas y chiitas, el trasfondo del conflicto entre Arabia Saudita e Irán. Recuperado el 16 de julio de 2019 de: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160104_sunitas_chiitas_diferencias_iran_arabia_saudita_aw
  • Bendriss, E. Y. (2013). Breve historia del islam. Ediciones Nowtilus SL.
  • Chiismo (s.f.). En: Wikipedia. Recuperado el 16 de julio de 2019 de: https://es.wikipedia.org/wiki/Chiismo
  • Coconi, L. (s.f.). Afganistán. Ante la encrucijada de la reconstrucción. Recuperado el 15 de julio de 2019 de: http://antiga.observatori.org/paises/pais_87/documentos/afganistan.pdf
  • De la Piedra, R. (2014). Chiitas y Sunitas: una división irreconciliable. Recuperado el 15 de julio de 2019 de: http://razonesparacreer.com/chiitas-y-sunitas-una-division-irreconciliable/
  • Sunismo (s.f.). En: Wikipedia. Recuperado el 16 de julio de 2019 de: https://es.wikipedia.org/wiki/Sunismo