Chap Goh Mei, la versión china de San Valentín

Cristina Blanco · 14 febrero, 2019
La tradición de lanzar naranjas al río o al mar para encontrar el amor es uno de los motivos por los que se compara este día con el de San Valentín en Occidente.

El año nuevo chino se festeja por todo lo alto durante días. Coincidiendo con esas fechas tiene lugar un evento muy particular. El Chap Goh Mei es una celebración de origen malayo que ha inundado la tradición china. Se trata de una fiesta que para muchos es la versión oriental del día de San Valentín. ¿Quieres saber más? ¡Nosotros te lo contamos!

Seguramente hayas visto el Chap Goh Mei en películas o series de televisión. Es una fiesta simbólica, íntima y, sobre todo, emotiva. Tiene lugar durante la noche el último día de las celebraciones del año nuevo chino. Las calles se llenan de linternas y de fiestas que tienen su origen en una leyenda malaya del siglo XIX.

Chap Goh Mei, el final perfecto del año nuevo chino

Farolillos en Chap Goh Mei
Farolillos en Chap Goh Mei – Arul Irudayam / Flickr.com

Como decíamos, el Chap Goh Mei tiene origen malayo, aunque que desde hace generaciones se ha introducido en la cultura de China. Es un día festivo pensado para reunir a toda la familia. Las palabras proceden del dialecto hokkien y significan «la decimoquinta noche del año nuevo chino».

Durante esta celebración, las familias se reúnen y se preparan para despedir los festejos del año nuevo chino. La fiesta alcanza su máxima belleza durante la noche, aunque las celebraciones comienzan desde por la mañana.

Todas las casas se iluminan de linternas rojas. Antes, por la mañana, las familias comen juntas, generalmente arroz glutinoso. Además, en los templos se realizan oraciones de agradecimiento con el fin de que el dios de la Prosperidad les bendiga con éxito y riqueza para el nuevo año.

¿Qué se hace en las ciudades durante el Chap Goh Mei?

Además de las reuniones familiares y las oraciones, las calles de China se llenan de talleres artesanales y exhibiciones, también de desfiles y actuaciones musicales.

En los talleres enseñan a crear adornos de dragones, dioses, linternas o abanicos. En cuanto a las exhibiciones, las hay de danzas de leones o de linternas. Estas últimas se hacen durante la noche para disfrutar del contraste de los tonos rojos y naranjas con el negro del cielo.

Uno de los eventos más importantes es la procesión de Chingay, que consiste en balancear las banderas para celebrar los cumpleaños de las deidades chinas. Esta tradición se ha extendido también por Malasia y Singapur.

¿De dónde procede esta tradición?

Espectáculo durante el Chap Goh Mei
Espectáculo durante el Chap Goh Mei – Choo Yut Shing / Flickr.com

La tradición nació en la isla de Penang durante el siglo XIX. Las celebraciones del Chap Gogh Mei se deben a una curiosa leyenda. Cuenta que una grulla bajó a la tierra y fue asesinada por algunos aldeanos, lo que provocó la furia del emperador. Este les condenó a la destrucción a través de una tormenta de fuego.

No obstante, un hombre advirtió a los aldeanos de que si colgaban linternas rojas y explotaban petardos en las calles, darían la sensación de que el pueblo estaba en llamas. Así engañarían al emperador y no incendiaría su pueblo.

Con el paso del tiempo, esta tradición llegó hasta China de la mano de los descendientes malayos que emigraron al país. Aunque en Malasia no se considera un día festivo la celebración del Chap Goh Mei, en China sí lo es.

¿Por qué se dice que es el San Valentín de China?

Durante el Chap Goh Mei, una de las tradiciones más populares que se realizan es la búsqueda del amor. De ahí la comparación con la celebración occidental, aunque las similitudes no vayan mucho más allá.

Dicen que antiguamente era el único día que las mujeres podían pasear por las calles, así que muchos hombres se reunían con la esperanza de verlas. Hoy las mujeres sí pueden salir, aunque la costumbre ha derivado en prácticas que también llaman la atención. ¡Fíjate bien!

Las mandarinas y las naranjas simbolizan el amor

Mandarinas de Chap Goh Mei
Mandarinas de Chap Goh Mei – gointernationalgroup.com / Flickr.com

Una de esas costumbres es que las personas apunten su nombre y su teléfono en la piel de una mandarina. Luego la arrojan al río, con la esperanza de que alguien la encuentre y busque el contacto. No obstante, esta práctica está desapareciendo de muchas ciudades de China

Junto a las mandarinas, también es popular arrojar naranjas al río. Esta práctica simboliza que la persona que las arroja esta soltera y buscando el amor. Incluso, se espera que al lanzar las naranjas se contraiga un buen matrimonio.

La simbología de la búsqueda del amor hace que precisamente se considere el Chap Goh Mei como la versión oriental de San Valentín, ya que es el mejor momento para buscar pareja. También, durante el día se toca una balada amorosa llamada Dondang Sayang por las calles, amenizada con violines y tambores

Como puedes ver, el Chap Goh Mei es una celebración muy importante, y es una ocasión perfecta para conocer la cultura del país. Si vas a viajar a China durante el año nuevo, te aconsejamos no perderte esta fiesta.