Castillo de Bran en Rumanía: horario precio y ubicación

Es una de las grandes atracciones de la bella región de Transilvania. Por ello, vamos a ofrecer algunos datos prácticos para disfrutar de la visita al castillo de Bran.

Popularmente conocido como el castillo de Drácula, el castillo de Bran es un sitio de parada obligada si se visita Transilvania. Así que, si te acercas a Rumanía y te gustan la literatura o el cine de terror, te interesa todo lo que te contamos a continuación.

Visitamos el castillo de Bran en Rumanía

Castillo de Bran
Castillo de Bran bluebird666 / Pixabay.com

Curiosamente, el creador del mito por el que se conoce Bran fue el escritor de origen irlandés Bram Stoker. El vampiro, por supuesto, es una figura ficticia que nunca llegó a vivir en Transilvania. Sin embargo, la imaginación y sus investigaciones le ayudaron a crear un lugar en el que viviera el personaje de Drácula.

Realmente, la leyenda del vampiro no fue asociada al príncipe Vlad Tepes hasta los siglos XIX y XX. Todo esto surgió porque al noble se le conocía su condición de cruel con los que no se sometían a él o se saltaban las leyes que imponía. El castigo más cruel era el empalamiento.

Como curiosidad, diremos que el castillo, entre 1920 y 1957, fue residencia real. Se lo regaló el pueblo de Brasov a la reina María de Rumanía.

“Recuerda mi amigo, el conocimiento es más fuerte que la memoria y no debemos confiar en lo débil.”

-Frase de “Drácula”, de Bram Stoker-

Cómo es el castillo

Patio del castillo de Bran
Patio – Clay Gilliland / Flickr.com

Actualmente, el castillo es un museo que se abre a los turistas. Cuenta con 60 habitaciones y para llegar a verlas hay que hacerlo a través de estrechas y sinuosas escaleras. Algunas se conectan por una serie de pasajes subterráneos.

Después del año 1957, pasó a transformarse en museo de historia y arte medieval. Las obras de restauración comenzaron en 1993. En 2006 el castillo se devolvió a Dominico de Habsburgo, hijo de la princesa Ileana. Antes, en tiempos del comunismo, había pasado a ser propiedad estatal.

En su interior se puede ver una colección de muebles, obras de arte y armaduras, entre otros tesoros. También se exhiben objetos de la familia de los Habsburgo, entre ellos destacan la corona, el cetro y el puñal de plata del rey Ferdinand.

A modo de curiosidad, en el patio del castillo de Bran podemos ver un pozo que tiene una profundidad de 50 metros y que está cavado en la roca. Además, una de las habitaciones está dedicada íntegramente a Bram Stoker. Allí se hace mención, cómo no, a la leyenda de Vlad Tepes y al mito de Drácula.

En Halloween, este suele ser un destino para muchos turistas, especialmente estadounidenses y británicos. Aunque el aumento de reservas y de turistas de todo el mundo cada año es progresivo.

Horarios del castillo de Bran

Interior del castillo de Bran
Interior del castillo – Lauren Parnell Marino / Flickr.com

Los horarios varían según el día y la época del año. Estos son los siguientes:

  • Del 1 de abril al 30 de septiembre: lunes de 12:00 a 18:00 y de martes a domingo, de 9:00 a 18:00 (la última entrada es a las 18:00)
  • Del 1 de octubre al 31 de marzo: lunes de 12:00 a 16:00 y de martes a domingo, de 9:00 a 16:00 (la última entrada es a las 16:00)

Otros datos de interés

El precio de la entrada es de 35 RON (leu rumano) para los adultos, 25 RON para mayores de 65 años, 20 RON para universitarios y de 7 RON para los estudiantes. Un RON equivale a 0,20 euros aproximadamente, así que 5 RON son más o menos 1 €.

En el caso de las personas discapacitadas, la entrada es gratuita. También lo es para personas que trabajan en instituciones oficiales.

Castillo de Bran
Castillo de Bran – takawildcats

Si se desea realizar fotos y grabaciones de carácter no profesional no se cobran tasas adicionales. Pero en el caso contrario, la cosa cambia totalmente y habrá que firmar un contrato.

Como puedes ver, lo que popularmente se conoce del castillo de Bran tiene más de leyenda que de realidad. No obstante, está en una zona de las más encantadoras de Europa. Además, los habitantes de la región no tienen ningún problema en vivir con esta leyenda, especialmente en la actualidad, cuando es una buena fuente de ingresos.

Lo cierto es que visitar el castillo de Bran es una buena excusa para conocer la histórica región de Transilvania, donde ciudades como la cercana Brasov o Sibiu bien merecen una visita. Sin olvidar joyas medievales como Sighisoara o Hunedoara, donde podrás ver otro magnífico castillo.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar