Caravaca de la Cruz, famosa por su espiritualidad y belleza

Caravaca de la Cruz, ubicada en Murcia, es una ciudad muy conocida a pesar de no ser muy grande. El motivo de su fama es que en 1998 el Papa la declaró Ciudad Santa, por lo que puede celebrar cada 7 años el Año Jubilar, en su caso, en torno a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca.

Caravaca de la Cruz, lo que no te puedes perder

Queremos acercarte a esta localidad para que la conozcas más a fondo y que sepas qué es lo que no te debes perder en tu próxima visita. ¿Te vienes con nosotros?

1. Santuario de la Vera Cruz

Santuario de la Vera Cruz en Caravaca de la Cruz
Santuario de la Vera Cruz – Madrid11 / Flickr.com

Como ciudad santa que es (y solo hay cinco en el mundo), no puedes irte de ella sin ver su santuario. Cuenta la leyenda que el rey moro Abú Zeid vio cómo dos ángeles bajaban con una cruz para ofrecérsela a un sacerdote que estaba preso. Tras ello, el rey se convirtió al cristianismo.

Esa fortaleza está en la cima de un cerro de la localidad. Alfonso X la reconquistó y más tarde pasó a manos de Berenguer, después a la Orden del Temple y, finalmente, a la de Santiago gracias a una donación Alfonso XI.

Fue en el siglo XVII cuando se construyó en ella el santuario, uno de los más famosos y bellos del país. Tiene una espectacular portada barroca que te dejará sin respiración.

2. El pueblo

Vista de Caravaca de la Cruz
Caravaca de la Cruz – mlorente

La zona antigua de la ciudad fue declarada Conjunto Histórico-Artístico y está dentro de un recinto amurallado en el que podrás ver edificios de interés, además del Santuario de Vera Cruz.

La Plaza del Arco es la plaza principal de la localidad y donde tienen lugar los grandes eventos y fiestas, como la fiesta a la Santísima y Vera Cruz o el día de las Bandas de Música. En otra plaza, la de San Juan de la Cruz, podrás sentarte tranquilamente en alguna de sus terrazas y contemplar unas vistas magníficas.

3. Las Fuentes del Marqués

Fuentes del Marqués en Caravaca de la Cruz
Fuentes del Marqués – Juanjocehegin1998 / Flickr.com

A pesar de su nombre, no esperes esculturas o algo hecho por el hombre. Es un enclave natural maravilloso que transmite paz y relajación gracias al sonido de sus aguas y a la mezcla explosiva de colores, especialmente en otoño y primavera.

Un lugar idílico por el que pasear, refugiarse a la sombra de un árbol e incluso mojar los pies en sus aguas. Podrás hacer fotografías de escándalo y disfrutar de unos minutos de calma total. En el Torreón de los Templarios está el centro de interpretación.

4. Museos de Caravaca de la Cruz

Caravaca de la Cruz tiene historia y muchas tradiciones. Algunas de ellas se pueden conocer en el Museo de los Caballeros del Vino. Trajes, utensilios, armas y más te esperan en este magnífico museo, en el que que podrás conocer más sobre la ciudad considerada como el quinto lugar de peregrinación cristiana más importante del mundo.

También puedes visitar el Museo Arqueológico La Soledad. En él se exponen infinidad de piezas encontradas en diferentes yacimientos de la localidad.

Museo Arqueológico de Caravaca de la Cruz
Museo Arqueológico – Rafael dP. Iberia-Hispania / Flickr.com

Por último, mencionamos el Museo de la Música Étnica, donde puedes ver una gran variedad de instrumentos musicales. Proceden de más de 145 países del mundo. Podrás escucharlos, conocer su historia y saber cómo se tocan. El personal del museo te puede explicar todo lo que necesites sobre ellos.

6. Estrecho de las Cuevas de la Encarnación

Para los amantes de la naturaleza están las Cuevas de la Encarnación, un milagro de la naturaleza ubicado en un desfiladero de infarto. En la zona hay varios yacimientos arqueológicos, pero es un sitio apto para turistas. Por supuesto, pasar por el estrecho es obligatorio con guía y con todas las medidas de seguridad requeridas.

“El mejor de los viajes siempre es el próximo.”

-Javier Reverte-

Si te gusta la historia, los rincones naturales y quieres conocer y disfrutar de un lugar emblemático, Caravaca de la Cruz debería ser tu destino. 

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar