Cangas de Onís, uno de los lugares más bellos de Asturias

· 6 julio, 2017

Muchos son los secretos que alberga el norte de España. Es tierra de duendes y brujas, donde la naturaleza resulta en cierta medida indómita. En Asturias descubrimos el concejo de Cangas de Onís, unos de los principales centros turísticos del Principado. Un rincón idílico donde encontrarás infinidad de lugares interesantes y de actividades de las que disfrutar.

La tierra de Pelayo recibe cada año a miles de visitantes deseosos de ver este entorno idílico. En Cangas de Onís podrás disfrutar de la villa homónima, de encanto insólito, o adentrarte en el primer parque nacional español. Todo tiene espacio en este edén en la tierra. La cultura y la historia habitan en cada rincón, y la vida sencilla parece casi obligada.

El testimonio histórico de Cangas de Onís

Covadonga en el este de Asturias
Basílica de Covadonga – Migel

Desde la Prehistoria, el concejo de Cangas de Onís ha estado habitado. Así lo certifica la cueva del Buxu, en el pueblo de Cardes. Pero si este lugar tuvo protagonismo fue durante la etapa de la Reconquista. En el siglo VIII, durante la época de Don Pelayo, fue el único foco de resistencia al poder musulmán.

En este territorio tuvo lugar la batalla de Covadonga, donde hoy se erige la basílica dedicada a la virgen. Y se pueden admirar símbolos de este periodo a lo largo del terreno, el más más representativo es la Cruz de la Victoria, portada por Pelayo durante la contienda. Este emblema aparece desde la catedral de la capital astur hasta en el puente más famoso de Cangas. Y es que en Asturias, la historia nunca se olvida y tradición resiste.

El emblema de Cangas de Onís

Cangas de Onís en Asturias
Puente romano – Marques

A la ribera del río Sella se alza esta localidad de belleza singular. Cangas de Onís fue capital del reino en el siglo VIII y hasta ella se acercan miles de turistas para conocer su puente romano. Una magnífica y hermosa construcción que a pesar del nombre con el que se la conoce es de época medieval.

Se trata de una pasarela asentada sobre un arco peraltado y dos curvaturas menores a los lados. En el año 1939 se colocó en su centro la Cruz de la Victoria. Este conjunto arquitectónico es estandarte de la comunidad asturiana y corazón del municipio. En torno a él se articulan diferentes restaurantes desde donde disfrutar de una sidra a la vera del río. Cangas de Onís es así un destino ideal para el turismo rural e histórico.

Visitas obligadas en Cangas de Onís

Templos astures

Santuario de Covadonga en Asturias
Santuario de Covadonga – Marques

Aunque el territorio tiene un sabor celta, existen en Cangas de Onís diversos templos cristianos magníficamente diseñados y notablemente famosos. El más conocido de la población homónima es la Iglesia de Santa Cruz, una construcción en el valle del Sella. La leyenda dice que albergó la mismísima Cruz de la Victoria, lo que lo convierte en un admirable testigo histórico.

Pero sin lugar a dudas, el más importante de todos los templos astures es el Santuario de Covadonga. A una altitud de 257 metros, en la falda del Auseva, se alza impoluto este hermoso templo neorrománico. Construido en piedra caliza rosa, contrasta con el entorno natural sobremanera.

La sensación de adentrarse en un lugar místico es inevitable. El elemento central del complejo es la Santa Cueva,  donde se guarda la imagen de la virgen que ayudó a Pelayo en la Reconquista.

Un paraíso terrenal

Lago Enol
Lago Enol – Marques

Cangas de Onis es puerta de entrada al mayor pulmón de Asturias, el Parque Nacional de los Picos de Europa. Tiene más de 65.000 hectáreas naturales y dentro de él se hallan el Santo Sitio de Covadonga y los lagos, rincones imprescindibles de España que hay que conocer. Es, además, Reserva de la Biosfera.

Hay que admirar el paisaje que ha creado la erosión del agua en las montañas. Erosión que ha esculpido dos maravillas de la naturaleza. La primera es el desfiladero de Beyos, un angosto paso que sigue el curso del Sella desde su nacimiento. El segundo es la garganta de Cares, un paseo de 12 kilómetros en la roca.

“Las tierras pertenecen a sus dueños, pero el paisaje es de quien sabe apreciarlo.”

-Upton Sinclair-

El concejo de Cangas de Onís esconde un paraíso natural en el corazón de una tierra verde. Un rincón del Principado de Asturias que merece una visita reposada para saborear toda la belleza que nos ofrece.