Calaceite, uno de los pueblos mas antiguos de Teruel

· 6 septiembre, 2017

Calaceite es un precioso municipio de la comarca de Matarraña, en la provincia de Teruel. Una población de aires tradicionales construida en la loma de una colina. De ella sobresalen sus viejas calles, sus casonas solariegas y sus preciosas plazas. Vamos a descubrirla. ¿Quieres venir?

Calaceite, uno de los pueblos más bonitos de España

Sí, Calaceite es una de las localidades que forman parte de la asociación “Los pueblos más bonitos de España”. Una localidad, además, de larga historia, lo que se percibe en cada uno de sus muros. ¿Qué es lo que no te puedes perder?

1 . Ayuntamiento de Calaceite

Ayuntamiento de Calaceite
Ayuntamiento – Fernando Lafuente / Flickr.com

Este magnífico edificio se construyó a principios del siglo XVII. De ello se encargó Pedro Pizarro, un reconocido maestro cantero de la época, nacido en la localidad también turolense de Alcañiz.

Es de estilo renacentista y de él destacan su planta irregular, sus soportales y su sencilla pero hermosa fachada. Un edificio que en la planta baja tenía la lonja y la cárcel. Mientras, en la planta noble destaca el salón de plenos, con una bella techumbre de vigas de madera tallada y un oratorio de 1613.

2. Plaza de España

Calaceite en Teruel
Calaceite – Anibal Trejo

El ayuntamiento es uno de los edificios que forman esta preciosa plaza, auténtico corazón de Calaceite. Llaman especialmente la atención sus soportales. En la antigüedad tenían diversas funciones, desde cobijar asambleas a lugar de celebración del mercado e incluso de escenario en el que se impartía justicia.

“Un viajero sin capacidad de observación es como un pájaro sin alas”

-Moslih Eddin Saadi-

3 . Iglesia de la Asunción

Iglesia de la Asunción de Calaceite
Iglesia de la Asunción – Iakov Filimonov

Es una magnífica construcción de estilo barroco y planta de salón. Se edificó en mampostería y sillar a finales del siglo XVII y sus dimensiones son considerables. Sin embargo, los edificios que se levantaron a su alrededor apenas dejan apreciarla.

Con un interior diáfano y luminoso, la iglesia tiene tres naves de la misma altura, separadas por enormes pilares. A los lados destaca todo un rosario de capillas.

Del exterior destaca su magnífica fachada barroca. Se trata de una portada triple rematada por un frontón triangular, flanqueado por columnas salomónicas y coronado por una hornacina que aloja una imagen de la Virgen. A uno de sus lados se levanta la torre que, aunque quedó inacabada, destaca sobre los tejados de esta preciosa localidad.

4 . Poblado íbero de San Antonio

Poblado de San Antonio en Calaceite
Poblado de San Antonio – Willtron / commons.wikimedia.org

Decíamos que Calaceite tiene una larga historia. Es algo que puede comprobarse en los alrededores de la villa, donde se han encontrado varios yacimientos íberos y, quizá, el más destacado sea el de San Antonio.

Este poblado ha sido excavado en su totalidad y muestra dos fases de ocupación: una primera que abarca entre los siglos V y IV a. C. y que muestra una ocupación sobre la parte más elevada del cerro; y una segunda fase que se sitúa alrededor del siglo III a. C. y que se extiende por las laderas. Un lugar perfecto para conocer los orígenes de Calaceite.

5 . Museo Juan Cabré

Calaceite también tiene su museo, el dedicado a Juan Cabré, un reconocido arqueólogo calaecitano. El museo se encuentra en una antigua casa rehabilitada y muestra la colección arqueológica, pictórica y fotográfica privada de este personaje.

También realiza exposiciones temporales de artistas relacionados de una manera u otra con la localidad. Una visita obligada para los amantes de la arqueología. Abierto los fines de semana y de manera gratuita, pondrá el broche a tu visita a esta maravillosa población.

La gastronomía de Calaceite

Casas de Calaceite
Calaceite – Hibiscus7 / Commons.wikimedia.org

No solo pasear y ver rincones maravillosos. En Calaceite también se puede comer. Y muy bien, por cierto. No dejes de probar platos como la cassolada (arroz con tordos y costillas de cerdo), la cassolada de l’hort (a base de verduras y caracoles) y el cóc en pimentó (una especie de pizza tradicional de Calaceite con tomate, pimiento y atún).

Y entre los dulces tradicionales destacan los elaborados con almendra, como los amelats, las rosquilletes y los secalls. Las panadetes (rellenas de cabello de ángel); los mantecats (elaborados con manteca de cerdo) y el cóc en mel son también la perdición de los más golosos.

Como se puede ver, Calaceite tiene suficiente para calmar a los mas ávidos viajeros. Desde cultura a la gastronomía mas apetecible, todo ello está esperando en este rincón de la provincia de Teruel.