The Burren en Irlanda, un paisaje espectacular

Pedro 10 noviembre, 2016

Adoramos la naturaleza, pues ella nos provee de algunos de los más espectaculares paisajes que el ojo humano es capaz de ver. En esta ocasión viajamos a Irlanda para visitar un paisaje que puede parecer frió, pero que resulta espectacular. The Burren es un lugar impresionantemente bello que no te dejará indiferente.

The Burren, pura fantasía

The Burren, también conocido como Boíreann en gaélico, es un lugar pedregoso que se dice fue inspiración para los paisajes del mismísimo Señor de los Anillos. En total abarca unos 300 kilómetros cuadrados en el condado de Clare, en Irlanda.

Pero para proteger cierta parte de The Burren especialmente espectacular, se han ajustado unos 15 kilómetros cuadrados como parque nacional. Para llegar a esta parte se puede acceder desde los pueblos de Corofin o Killinaboy.

The Burren
The Burren – adaenn / Flickr.com

Además, en esta parte de The Burren se pueden hacer diversas rutas que están señalizadas en el parque. En total son cinco senderos que merece la pena descubrir porque resultan una forma de disfrutar del parque en su plenitud. Se inician en Gortlecka Crossroads y tienen unas tres horas de caminata:

  • Sendero de la Naturaleza: tiene un kilómetro y medio y discurre entre bosques de avellanos, rocas calcáreas y prados preciosos con vistas al Mullaghmore.
  • Knockaunroe Turlough: este sendero consta de poco más de un kilómetro a través de prados y bosques. Es muy sencillo de recorrer.
  • Mullaghmore Return: un sendero de seis kilómetros y medio con buen desnivel de 140 metros. Subirás hasta la cima del Mullaghmore por el sureste entre rocas calcáreas bordeando el Lough Gaeláin, un precioso lago.
  • Mullaghmore Loop: una ruta de siete kilómetros y medio con desnivel de 140 metros que rodea la cumbre del monte que le da nombre.
  • Mullaghmore Traverse: este sendero consta de seis kilómetros y 140 metros de desnivel. Atraviesa la cumbre del Mulaghmore, pasa junto al Gealáin y te lleva por prados, rocas calcáreas y bosques de avellanos.

Qué más ver en The Burren

Pero las maravillas de The Burren no acaban aquí. Este es un precioso espacio natural de gran importancia geológica. Incluso consta de un centro de interpretación donde te contarán cuanto debes saber de su historia y formación.

The Burren
The Burren – Archigeek / Flickr.com

Junto al monte Mullaghmore, con más de 330 millones de años, y el citado Loch Gealáin, de un color peculiar debido a la acción de la roca caliza, encontramos otros rincones y encantos singulares:

  • Fósiles: debido a larga historia de The Burren, los fósiles están por doquier. En general, suelen ser corales rodeados de sílice. Se pueden encontrar entre la roca caliza que preside todo el lugar.
  • Mushroom Stones: estas son rocas que en su día fueron arrastradas por los glaciares. Con su desaparición, las piedras quedaron sobre este terreno erosionado y ofrecen una imagen singular del paisaje.

“La naturaleza no es un lujo, sino una necesidad del espíritu numano, tan vital como el agua o el buen pan.”

– Edward Abbey –

Acantilados de Moher y yacimientos humanos

Acantilados de Moher
Acantilados de Moher – Kwiatek7

Una de las mayores atracciones de este lugar con más de 300 millones de años de historia son los acantilados de Moher. Formados por rocas calcáreas, la erosión los ha agrietado formando singulares valles, playas, lagos y hasta cuevas. Cada uno de estos fenómenos consta de una gota de la historia geológica de Irlanda.

Y debido a la abundancia de agua, el hombre ha vivido en esta zona del país desde el Neolítico, hace ahora más de 6000 años. Pese a que esto alteró el paisaje, especialmente por la tala de árboles, también ha dejado en la zona yacimientos arqueológicos entre los que destacan las tumbas megalíticas y los dólmenes.

The Burren
The Burren – Brett Andersen

Por eso hoy el paisaje de The Burren es especialmente importante. Entre sus maravillas naturales encontramos prados, pavimentos calcáreos, karsts, manantiales, turberas, etc. Es decir, que tiene una biodiversidad pocas veces vista en otras zonas.

En The Burren encontramos hasta diez especies diferentes de murciélagos. También hay cabras, liebres o zorros. E incluso ardillas rojas, ratones, tejones y armiños. Ello incluye también aves, anfibios y reptiles. Es decir, una diversidad enorme en uno de los parajes más míticos y espectaculares de Irlanda que no te puedes perder.

Así que, si quieres conocer Irlanda en estado puro desde su historia más primitiva, The Burren es tu destino ideal. Naturaleza y vida en estado puro para regocijo de los cinco sentidos.

Te puede gustar