Buceo para explorar los fondos marinos de México

Álvaro Gómez · 24 abril, 2019
Las aguas de México albergan el segundo mayor arrecife de coral del planeta. Es un paraíso para los amantes del submarinismo.

Los fondos marinos de México son desconocidos para muchos. Seguro que sabes mucho sobre la gastronomía mexicana, conoces la tradición del Día de los Muertos y has soñado mil veces con veranear en las playas de Cancún. ¿Pero habías oído hablar del tesoro marino de este país?

Debes saber que en sus costas se encuentra el segundo arrecife de coral más importante del mundo. Además, es posible descubrir un sinfín de animales, cuevas submarinas y todo tipo de vegetación subacuática. Y todo ello en las aguas más cristalinas que puedas imaginar.

Si te gusta el buceo y no sabes a dónde viajar para aprovechar al máximo esta experiencia, no lo dudes más. Te están esperando los fondos marinos de México, en ellos descubrirás infinidad de lugares que no vas a olvidar. ¿Quieres saber qué se esconde bajo las aguas que bañan sus costas?

¿Dónde bucear en los fondos marinos de México?

Bueceador en la barrera de coral de México
Barrera de coral

Ya lo adelantábamos, el segundo arrecife de coral más importante de todo el planeta está en México. Se conoce como el arrecife mesoamericano. Su tamaño es enorme y va más allá de los límites del país. También alcanza la costa de Honduras.

El mejor lugar para bucear dentro del arrecife es el conocido como el banco Chinchorro. Allí podrás ver centenares de especies distintas de corales y también de animales marinos como los peces que habitan en estos ecosistemas, las esponjas o los moluscos.

Y en esta parte de los fondos marinos de México no solo encontrarás la fauna y la flora más interesantes. Además, verás los restos de grandes barcos que en épocas pasadas naufragaron. ¿Qué mejor experiencia que conocer un barco pirata?

Un museo en los fondos marinos de México

Esculturas en el Museo Subacuático
MUSA – Pablo A. Arias Cid / Flickr.com

En los fondos marinos de México podrás hacer una visita muy diferente al buceo más convencional. Se trata del Museo Subacuático de Arte (MUSA), ubicado en el fondo del mar Caribe, cerca de Cancún. Cada año recibe cientos de miles de visitantes, que bucean para conocer peculiares obras de arte.

Lo más característico de este museo, aparte de las propias obras, es que está pensado para la interacción con la vida marina. De hecho, las esculturas se crearon de tal manera que se facilitara la implantación de la fauna y la flora en ellas.

El museo se inició con algunas obras del artista británico Jason deCaires y hoy alberga más de 500 esculturas.

Verás muchas especies de animales

Tiburón blanco en los fondos marinos de México
Tiburón blanco

Si decides bucear en la costa de México, pero en la parte del océano Pacífico, podrás nadar junto a cientos de especies de animales. Más allá de ese gran arrecife de coral, muchos aficionados se sumergen en los fondos marinos de México solo por ver de cerca a estos ejemplares.

Entre ellos hay ballenas azules, ballenas jorobadas y otros grandes mamíferos, como las orcas. También podrás conocer varias especies de rayas, el característico tiburón martillo, cachalotes, o tiburones ballena.

Si eres un amante del riesgo y la aventura, puedes bucear junto a tiburones blancos. En las islas Guadalupe tienes la posibilidad de sumergirte en una jaula y, si tienes suerte, verás algún ejemplar de tiburón blanco pasar junto a tu lado.

Hay muchas otras especies, como delfines, tortugas gigantes y enormes atunes. Lo mejor es ir entre los meses de mayo y noviembre, pues es cuando más vida marina hay y la visibilidad es mejor. Si vas a la costa del Caribe en busca de los arrecifes de coral, la mejor época es entre noviembre y abril.

Descubre los cenotes más espectaculares

Gran Cenote en México
Gran Cenote – Rebeca Anchondo / Flickr.com

Pero si vas a bucear en México, tienes que dedicarle al menos unas horas a alguno de los cenotes. Se trata de pozos naturales de enormes dimensiones que se han creado en la superficie. Practicar submarinismo en ellos es una experiencia inolvidable.

Es una muy diferente a bucear en pleno mar. Las especies que verás son distintas y la iluminación del agua tiene sus propias particularidades, al estar totalmente rodeados de paredes de piedra.

Lo más interesante es bucear por las cuevas subterráneas que dan forma a la red de cenotes, una actividad única. Los más famosos están en Yucatán. Si quieres conocer alguno, apunta estos nombres: Angelita, Chak Mool, Gran Cenote o Dos Ojos, que es el más famoso.