¿Recuerdas Braveheart? Descubre el monumento a William Wallace

· 21 septiembre, 2017

Cuando uno hace un viaje a Escocia hay muchas cosas interesantes para ver, y entre los lugares más destacados en tierras escocesas destaca el monumento a William Wallace. Se encuentra en la ciudad de Stirling, a tan solo una hora en ferrocarril desde Edimburgo.

Stirling es una localidad que merece la pena ver. Aquí destaca el castillo, su antigua prisión… Y claro, el principal monumento que se construyó en recuerdo al gran libertador escocés William Wallace, que fue llevado a la fama gracias a la película Braveheart. Vamos pues a conocer este famoso lugar que a tantos turistas atrae anualmente.

Descubre el monumento a William Wallace

Monumento a William Wallace
Monumento a William Wallace – Craig Duncanson

Este monumento se inauguró en 1.869. Es una torre de gran tamaño, con unos 67 metros de altura. Luego, en sus diferentes pisos, te van explicando la obra y milagros de Wallace, que luchó por la independencia de Escocia.

Esta torre está en una colina, a la que se accede desde un minibús que es gratis. Este trayecto lo hacen grupos de 20 personas, siendo bastante rápido. En unos 5 minutos puedes estar arriba.

En la primera planta se puede encontrar la espada de Wallace. Es de gran tamaño, pues se dice que era un hombre de considerable altura. En un vídeo te cuentan la historia de Robert de Bruce, quien fue su sucesor.

En la batalla de Stirling, Wallace, con 16.000 hombres, derrotó a un ejército de 50.000 hombres del rey Eduardo I. La victoria de Wallace hizo de él un héroe. Así, con el apoyo de la nobleza, se le nombró guardián de Escocia. Como ya sabéis los que visteis la película, al final fue traicionado.

Estatua de Robert The Bruce frente almonumento a William Wallace
Estatua de Robert the Bruce – Ulmus Media

En la segunda planta está la que se denominó sala de los héroes de Escocia. Aquí se pueden ver las batallas, inventos o descubrimientos que realizaron diversos escoceses. En la tercera planta se cuenta la historia de cómo se construyó el monumento. No estuvo exento de polémica, pues fue complicado acordar dónde debía construirse.

Por último, llegas a la azotea del monumento a William Wallace. Desde su punto más alto vas a poder gozar de unas vistas de impresión de toda la ciudad, el castillo y su río Forth.

La entrada al monumento no es barata, alrededor de 8 euros. Pero si visitas antes el castillo te darán un pequeño descuento para acceder la torre. De esta forma ahorras algo para después comprarte algún recuerdo de la visita.

¿Existió realmente William Wallace?

Algunas personas dudan de que fuera real y le consideran un mito por los pocos datos que hay de su vida. Se duda incluso de quién fue su padre, si Sir Malcolm Wallace o “Le Waleis” el Galés.

Estatua de William Wallace
estatua de William Wallace – TreasureGalore

De su carácter dicen que era fuerte, pero que fue una persona muy astuta y con una gran capacidad de adaptación. Hombre alto de gran corpulencia y bien parecido, con anchura de hombros y huesos. Su mirada era salvaje, con gran fuerza.

Aunque no está del todo claro cómo era, hay retratos de él. Las representaciones que hay nos enseñan a un hombre que lleva un casco de dragón. Pero quizás sea una referencia a los orígenes galeses de Wallace.

En la película la historia que se cuenta es lo que se conoce de William Wallace. Pero también es verdad que hay bastantes licencias a nivel histórico. De lo contrario, no habría sido posible hacer un film verdadero en su totalidad. Eso sí, no hay un acuerdo total.

De lo que sí estamos seguros es que su historia ha trascendido. Por ello, la película ha hecho que muchas personas al año visiten el monumento a William Wallace en Stirling. Ha reconocido una historia que, aunque no sepamos con certeza muchos datos, está llena de encanto para millones de personas

“Pueden quitarnos la vida, pero jamás nos quitarán… ¡La libertad!”

-William Wallace (Mel Gibson, en Braveheart)-

Si deseas saber aún más sobre este personaje de la historia, no puedes perderte la visita a Stirling en tu viaje a Escocia. Visita el monumento en su honor y recorre las mismas tierras que fueron escenario de sus legendarias batallas.