Beauvais, un precioso pueblo cerca de París

Quizás cuando oímos su nombre nos imaginamos uno de los tres aeropuertos que conectan con la capital francesa. Sin embargo, Beauvais es un bonito pueblo cerca de París que puedes visitar en un día. Conoce más sobre él en este artículo.

Beauvais, un pueblo pequeño con mucha historia

Beauvais es la capital del departamento de Oise y pertenece a la región de Hauts-de-France. Si bien su nombre actual deriva de la tribu celta de los Belóvacos, los romanos ya la habían bautizado como Bratuspantium y también era conocida como Caesaromagus (mercado del César).

Casa de Beauvais
Beauvais – Ana del Castillo

En el siglo IX Beauvais pasó a ser un condado y comenzó a cobrar importancia. Tanta, que desde el siglo XII el obispo de la ciudad era considerado par de Francia, de modo que en la consagración de los reyes era uno de los encargados de ofrecer el manto real y presentar al nuevo monarca.

Fue atacada por los ingleses dos veces en de un siglo (1346 y 1433) y en 1472 fue asediada por parte del duque de Borgoña, Carlos el Temerario. Este hecho es muy conocido porque las mujeres de Beauvais desempeñaron un papel defensivo destacado, con Jeanne Hachette a la cabeza.

En Beauvais se fundó la escuela privada de ingenieros más antigua del país (año 1855) y en la Segunda Guerra Mundial la ciudad fue destruida casi en un 80% por los bombardeos alemanes. Lamentablemente, durante los días que duró el ataque se perdieron varios edificios medievales y renacentistas.

La Catedral de San Pedro, el gran tesoro de Beauvais

Catedral de San Pedro deBeauvais
Catedral de San Pedro – Borisb17

Beauvais tiene un gran atractivo turístico que, además, es un orgullo para los locales: la Catedral de San Pedro. Se trata de un templo de estilo gótico y una de las particularidades es que no se terminó de construir. Solo se concluyeron el coro, el crucero y el ábside, formado por 7 capillas y girola. Pero incluso inacabado, se trata de un templo espectacular.

Las obras comenzaron en el siglo XIII y el plan era muy ambicioso para la época. Las bóvedas tendrían 50 metros de alto y sería uno de los templos más impresionantes del país.

Sin embargo, las dificultades técnicas y las amenazas de derrumbe paralizaron la construcción. En la actualidad podemos ver la cabecera completa, y eso ya nos da una idea de cómo hubiese sido de haberse concluido.

Un edificio fabuloso

Interior de la catedral de San Pedro de Beauvais
Catedral de San Pedro – photogolfer / Shutterstock.com

La catedral de Beauvais sobresale casi 50 metros por encima de las demás casas. El exterior está decorado con gárgolas representando las criaturas infernales, tiene agujas que rematan los contrafuertes (algo típico del gótico flamígero) y posee grandes vidrieras que dejan pasar la luz al interior. La fachada sur hace de pórtico principal, con sus puertas de madera tallada representando las vidas de San Pedro y San Pablo.

En el interior nos llama la atención la luminosidad natural y también los típicos techos abovedados como los hay en otros templos europeos (como por ejemplo Sacre Coeur, en París). Además, cuenta con columnas y pilares que sostienen los muros, un coro y siete capillas consagradas a diferentes santos.

El reloj astronómico

Reloj Astronómico de Beauvais
Reloj Astronómico – Omar Bárcena / Flickr.com

Otro elemento interesantes de la catedral de Beauvais es el reloj astronómico. Tiene nada menos que 90.000 piezas, 15 motores y 52 esferas. Fue instalado en 1868 para indicar el paso de las estaciones y la duración de los días y las noches. Además, cuenta con una escalera medieval que permitía acceder a su mecanismo.

Qué más ver en Beauvais

Además, de su catedral, en Beauvais se puede visitar el antiguo palacio episcopal, que hoy alberga un interesante museo dedicado al arte y la arqueología. Otra parada debe ser la iglesia de St-Étienne. Y también se han conservado algunas casas medievales y parte de las murallas galorromanas.

“No hay hombre más completo que aquel que ha viajado mucho, que ha cambiado veinte veces de forma de pensar y de vivir.”

– Alphonse Lamartine-

Se puede llegar a Beauvais desde París por ferrocarril o en coche, a través de las autopistas A16 y N31. Si tienes algo de tiempo libre hasta la salida de tu vuelo puedes darte una vuelta por este bonito lugar.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar