Avistar ballenas en Tahití: un espectáculo fascinante

· 16 marzo, 2019
Durante unos meses al año, las ballenas jorobadas hacen de las aguas de Tahití su hogar. Verlas, y casi poder tocarlas, es una experiencia fascinante.

En un viaje a la Polinesia Francesa, lo más normal es dedicar el tiempo a visitar las diferentes islas. Es imprescindible disfrutar de sus bellas playas, practicar surf o bucear. Pero allí puedes realizar actividades tan increíbles cono avistar ballenas en Tahití, la isla más grande. Es una de esas experiencias que no se pueden olvidar jamás.

A pesar de ser la isla de la Polinesia Francesa donde más ha actuado el ser humano, Tahití conserva una gran riqueza natural en su interior. Hay picos que alcanzan los 2000 metros de altura en un entorno verde, con cascadas y grutas donde practicar senderismo es una auténtica maravilla.

Y, como adelantábamos, hay otra actividad que no te dejará indiferente: avistar ballenas en Tahití. Por eso, si quieres disfrutar de unas vacaciones muy especiales, la Polinesia Francesa es un destino perfecto.

¿Cuándo y cómo avistar ballenas en Tahití?

Cola de una ballena jorobada en una excursión apra avistar ballenas en Tahití

Lo primero que debes saber si quieres avistar ballenas en Tahití es que llegan a sus costas entre los meses de agosto y octubre. Solo en este periodo podrás ver a estos impresionantes animales en las aguas cercanas a la Polinesia Francesa.

Para verlas, lo más habitual es hacerlo en barco. Puedes subir a alguno de los cruceros que salen desde Papeete. Estas travesías duran tres horas y media, aunque seguro que te parece mucho menos de tanto que vas a disfrutar.

Ver a las ballenas es un espectáculo fascinante. A veces juegan cerca de los barcos. Si tienes suerte, podrás ver cómo se alimentan o cómo se sumergen por un lado del barco y aparecen por el otro.

Y, aunque vayas a Tahití buscando ballenas, también puedes encontrar otro animal que seguro que te resulta divertido. Y es que aquí es muy fácil ver delfines. Comprobarás cómo muchos de ellos pasan ante tu barco con los clásicos saltos fuera del agua.

Lo mejor de contemplar ballenas y delfines en estos cruceros es que acudirás con guías. Son expertos locales quienes conocen los mejores lugares para el avistamiento de los animales. No solo eso, sino que además te podrán explicar todo lo que saben y solucionar tus dudas.

Además de avistar ballenas en Tahití puedes bucear con ellas

Buceadora con una ballena

Ver las ballenas jorobadas (son las principales pobladoras en las aguas de Tahití) desde el barco es algo increíble. Pero lo es aún más poder bucear junto a ellas. Puedes disfrutar de esta experiencia en la isla Rurutu. De hecho, se la conoce como ‘isla de las ballenas’.

El punto negativo es que la oferta hotelera es muy pequeña. En esta isla tan solo hay cuatro o cinco alojamientos, por lo que es difícil y caro conseguir sitio en ellos. Pero si te haces con un hueco, podrás disfrutar de esta experiencia única.

Practicar el esnórquel junto a las ballenas jorobadas es una experiencia inolvidable. No solo podrás verlas, sino también escuchar sus cantos. Al contrario de lo que podría parecer, la ballena jorobada es amigable con los seres humanos, además de inofensiva, por lo que no tendrás ningún problema para bucear a su lado.

Pero siempre debes hacer lo que te indiquen los guías, que son los que conocen a fondo los comportamientos de los animales. Por ejemplo, se bucea junto a ellos haciendo esnórquel porque mediante bombonas sería peligroso. Los animales marinos se pueden sentir atacados al ver burbujas.

Nada con tiburones

Aguas de Tahití con peces y un tiburón

Si nadar junto a ballenas ya te da respeto, lo más seguro es que no te atrevas a bucear junto a tiburones. Pero debes saber que es una actividad que se realiza en Tahití y en el resto de la Polinesia Francesa. A pesar de la creencia de que el tiburón es un animal que te va a atacar, los habitantes de estas islas conviven con ellos.

Para añadir un momento lleno de adrenalina a tus vacaciones en Tahití, la mejor opción es esta. La sensación de estar bajo el mar y tener a un tiburón a un metro no la vas a olvidar nunca.

Si buscas algo menos arriesgado también hay alternativas. Es posible bucear junto a otros animales que viven en las aguas de la islas de la Polinesia Francesa. Nos referimos a las grandes tortugas marinas, las rayas y una infinidad de especies de diferentes peces.