La antigua ciudad romana de Volubilis en Marruecos

26 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
La ciudad de Volubilis, en Marruecos, deja constancia del paso de las legiones romanas por el norte del continente africano, donde hicieron crecer ciudades prósperas y atractivas.

El yacimiento arqueológico de Volubilis es el más importante de época romana en el territorio de Marruecos y uno de los más atractivos de todo el norte de África, por donde se extendió de este a oeste el Imperio romano.

Volubilis, cuyo nombre en árabe es Walili, fue una ciudad clave en aquella época, e incluso más tarde, cuando aquí se asentó un descendiente de Mahoma que introdujo el Islam en la zona.

Dónde está la ciudad de Volubilis

Para llegar hasta el yacimiento de Volubilis, el mejor lugar de aproximación es la ciudad de Meknes, una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos junto a Fez, Marrakech y la actual capital del país: Rabat.

Desde Meknes apenas hay 20 kilómetros hasta Walili, y es una excursión habitual para los turistas que están en la ciudad. Una excursión que también puede incluir la visita a la ciudad santa de Mulay Idris, a solo cuatro kilómetros del yacimiento.

La historia romana de Volubilis

Templo en Volubilis

Se piensa que el origen más remoto de la urbe se remonta al siglo III a. C, a tiempos de los cartagineses. Si bien, su época de esplendor la iba a alcanzar a comienzos de nuestra era, cuando se convirtió en un importante bastión del Imperio romano en la zona, conocida entonces como Mauritania.

Durante unas cuantas décadas, Volubilis no dejó de crecer aprovechando la fertilidad del territorio, ideal para el cultivo del trigo o de los olivos. Además, se convirtió en un lugar importante en el comercio de animales salvajes que abastecían los espectáculos más dramáticos de los circos de todo el Imperio romano.

Sin embargo, a finales del siglo III, el emperador Diocleciano, el mismo que quedó maravillado de la costa dálmata en Croacia y se estableció en Split, decidió abandonar esta zona de su imperio. En Volubilis eso supuso una primera fase de decadencia, y sobre todo de cambios.

Sigue la historia

Arco en Volubilis

Como decimos, perder el estatus de importante enclave imperial trajo muchos cambios a la ciudad. Pero dada su riqueza agrícola, no llegó a abandonarse, ni mucho menos. Así que la vida prosiguió.

Así llegamos al siglo VII, cuando va a ocurrir otro hecho trascendental: hasta la vieja Volubilis llega Idris I, descendiente del profeta Mahoma, y desde aquí comenzó a gestarse la expansión del Islam en Marruecos. Este personaje moriría aquí y su tumba se encuentra en la vecina Mulay Idris, ciudad santa e importante centro de peregrinación para los musulmanes marroquíes.

El poder se fue trasladando a otras ciudades paulatinamente. De hecho, el crecimiento de la ciudad imperial de Meknes en sus proximidades iba a ser la causa de la pérdida de importancia de la antigua Volubilis. La ciudad quedó definitivamente abandonada en 1755, cuando los ecos del famoso terremoto de Lisboa llegaron hasta estas latitudes tan meridionales.

Patrimonio de la Humanidad

Mosaico y casas

El caso es que Volubilis pudo perderse en el olvido, sin embargo, a comienzos del siglo XX los arqueólogos comenzaron a excavarla, si bien todavía no se ha sacado todo a la luz dadas la importancia y las dimensiones del lugar. Como ya hemos dicho, es el yacimiento romano más destacado del país y está a la altura de otras joyas coetáneas que se pueden ver en Túnez.

Entre lo más espectacular que se descubre durante la visita están el foro, el templo de Júpiter y los restos de una basílica. Este era el epicentro del poder en la antigua urbe romana y se encuentra en su parte más alta. Pero hay más, por ejemplo, un arco de triunfo en honor del emperador Caracalla o los restos de viviendas y hasta de las viejas termas.

No obstante, lo más hermoso del conjunto son los diferentes mosaicos que han salido a la luz, verdaderas joyas con escenas propias de la mitología latina.

Pese a que muchos hallazgos de Volubilis hoy se custodian en el Museo Arqueológico de Rabat, sus mejores mosaicos continúan en la ciudad y se van descubriendo durante la visita. Por cierto, mucho mejor si esa visita la hacemos con los guías oficiales que en distintos idiomas muestran esta joya tan valiosa del patrimonio marroquí.

  • Sitio arqueológico de Volubilis. Centro del Patrimonio Mundial - UNESCO. Recuperado de http://whc.unesco.org/es/list/836
  • Fès-Meknès, las perlas imperiales. Oficina Nacional de Turismo de Marruecos. Recuperado de https://www.visitmorocco.com/es/viajes/fes-meknes