El Alentejo, rutas alternativas por Portugal

Juan Luis Minarro 22 abril, 2016

El Alentejo es una bonita región portuguesa situada entre el conocido y bello Algarve, la Beira Baixa y las comunidades españolas de Extremadura y Andalucía. Su nombre quiere decir más allá del Tajo. La región está dividida en cuatro zonas. De esta manera, la comarca de Évora y la de Beja colindan con las de Setúbal y la de Portalegre. Todas ellas están muy bien conservadas y cuentan con la ventaja de no estar saturadas por el turismo.

En el Alentejo todavía se percibe paz y tranquilidad. Sus tradiciones, su cultura y su historia pueden aún percibirse entre sus campos verdes  llenos de alcornoques. A esto se le suman su cielo azul y sus misteriosas playas escondidas que lo acreditan como un lugar lleno de encanto y armonía.

Rincones de fantasía en el Alentejo

Évora

Esta bonita ciudad, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, puede llegar a considerarse como capital de Alentejo. La villa ofrece un amplio abanico artístico y cultural a todo el que la visita.

Templo de Diana en Évora
Templo de Diana, Évora – saiko3p

Aquí, el arte romano se encuentra representado con un maravilloso templo  en honor a César Augusto, conocido como el Templo de Diana. Por su parte, la iglesia de San Francisco, con su  impresionante nave en forma de bóveda, posee todo el encanto del arte gótico-manuelino.

El visitante interesado en la arquitectura no debe abandonar la urbe sin pasarse antes por la catedral de Évora, la basílica de Nuestra Señora de la Asunción. Esta construcción, hecha a partir de granito rosa, cuenta con unas preciosas torres de simetría perfecta. Es este, quizá, el monumento más importante de Évora.

Frente a ella está ubicado el Palacio de la Inquisición. Desde allí, el viajero que se sienta atraído por el arte sacro puede dirigir sus pasos hacia el museo de estilo románico y gótico dedicado a este tema.

Elvás

Elvás es famosa por sus murallas perfectamente conservadas. Su fortificación cuenta con siete baluartes o bastiones  que sobresalen de la fortaleza principal.

Fuerte de Santa Lucía en Évora
Fuerte de Santa Lucía, Évora – Noradoa

Además de esto, posee seis fuertes y un castillo, los cuales la hicieron ser considerada como una ciudad invencible. Entre todos ellos destaca, al sur, el fuerte de Santa Lucía pertrechado por un peculiar  murete en forma de estrella y rodeado por un foso de 14 metros de ancho. Su situación, en lo alto de una colina, regala unas mágicas vistas desde su parte más alta.

Al norte, se halla otra de sus joyas militares, el fuerte de Nuestra Señora de Gracia, también denominado el bastión del Conde de Lippe. Tampoco podemos olvidarnos del propio castillo, con sus cuatro preciadas puertas.

Acueducto de Elvás
Acueducto de Elvás – inacio pires

El imponente y grandioso acueducto es otro de los monumentos que importantes de Elvás. Con 8,5 kilómetros de longitud y 843 arcadas, que alcanzan los 4 arcos superpuestos y fortalecidos por pilares y contrafuertes.

Después de todas estas visitas se puede hacer una parada en alguna de las bodegas  para deleitarse con la cata de un rico vino portugués. Al fin y al cabo, en esta región hay más de 200 creadores de estos ricos caldos.

“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir.”

-José Saramago-

Estremoz

El castillo  de Estremoz controla el horizonte. Desde la lejanía ya destaca su torreón hecho de mármol blanco y conocido como la torre de las Tres Coronas. Se puede acceder a su interior y es algo muy recomendable, ya que desde el  mirador tendremos la oportunidad de divisar varias poblaciones de la región del Alentejo, eso sí, solo cuando el tiempo acompañe.

Estremoz en el Alentejo
Estremoz – Pack-Shot

Junto a esta edificación esta situada la iglesia de Santa María, que fue levantada en el siglo XVI y que forma parte de lo que era la vieja ciudad.

Por su parte, la iglesia dos Congregados merece también un reconocimiento. Y es que, si desde el castillo la panorámica era magnifica, la obtenida desde lo alto de la torre de este templo es aún más impresionante. Además, en su interior el turista se topará con una atrayente escalinata de piedra marmólea que llama poderosamente la atención.

No en vano Estremoz es denominada la capital del mármol. Esto es debido a que esta zona siempre ha poseído algunas de las mejores canteras de extracción de este preciado material. El color más conocido y que más exportan es el tono Rosa Aurora o Rosa Portugués. Como curiosidad, de aquí provino el mármol con el que se construyó el circo de Mérida.

Te puede gustar