El ABC de las conexiones eléctricas durante un viaje

Edith Sánchez · 24 septiembre, 2019
Las conexiones eléctricas son uno de los puntos que se deben considerar cuando viajas a otro país. El voltaje, los enchufes y las tomas de corriente no están estandarizado en el mundo. Por eso, pueden variar significativamente de país a país.

El tema de las conexiones eléctricas es un asunto que debe pensarse y abordarse antes de un viaje. Tiene que ver, básicamente, con mantener operativo tu teléfono móvil, la tablet, la cámara o el ordenador portátil mientras estás fuera.

Si llevas alguno de estos dispositivos electrónicos, resulta imprescindible contar con la posibilidad de recargarlos adecuadamente. Esta es la única manera de mantenerlos en funcionamiento constantemente, y las conexiones eléctricas son las que lo permiten.

Así mismo, es posible que lleves contigo algunos aparatos eléctricos como pinzas o secadores, afeitadoras eléctricas, cepillos de dientes eléctricos o artículos similares. Estos también exigen conexiones eléctricas para que puedan funcionar.

¿Qué hay que saber al respecto? Básicamente, es importante que te familiarices con los diferentes tipos de enchufe según el país, con los voltajes que vas a encontrarte y con los accesorios que debes llevar para mantener funcionales tus aparatos. De todo esto hablaremos enseguida.

Los diferentes voltajes en el mundo

Hombre enchufando un móvil

El voltaje eléctrico no es el mismo en todo el mundo. En términos generales, en las Américas y Japón se emplea un voltaje de entre 100 y 120 voltios. En cambio, en Europa y la mayor parte de los países restantes se utiliza un voltaje de 220 a 240 voltios.

Cuando vas a un país diferente, es posible que necesites un convertidor o transformador de voltaje, aunque no en todos los casos. ¿Cómo saber si lo requieres? Lo que debes hacer es buscar en la etiqueta del dispositivo para saber qué voltaje de entrada (V) requiere para funcionar.

Dicho voltaje de entrada (V) puede ser único, doble o múltiple. Si es único, sí o sí vas a necesitar un convertidor o trasformador de voltaje. De lo contrario, corres el riesgo de que el aparato se estropee. Si es doble o múltiple, no requieres de algo adicional.

La mayoría de los dispositivos antiguos y aparatos como secadores o pinzas de cabello tienen voltaje de entrada único. Las rasuradoras y los cepillos eléctricos, normalmente, tienen voltaje de entrada doble. A su vez, prácticamente todos los dispositivos electrónicos como ordenadores portátiles, cámaras electrónicas y teléfonos móviles tienen voltaje de entrada múltiple.

Los enchufes, clave en las conexiones eléctricas

Enchufe

En el tema de los enchufes tampoco hay un estándar universal. Las clavijas y las tomas de corriente varían, a veces mucho, de un país a otro. En la actualidad, hay alrededor de 14 tipos diferentes de enchufe. Cada uno se identifica con una letra. Veamos:

  • Tipo A. Es de dientes planos y paralelos. Se emplea en Norte y Centroamérica, Colombia, Venezuela, Ecuador, algunas zonas de Paraguay y en Japón.
  • Tipo B. Tiene dos dientes planos y un agujero que es una toma de tierra. Básicamente se emplea en los mismos países del tipo A.
  • Tipo C. Es de dos hilos y las patas del enchufe tiene dos dientes redondos, sin toma de tierra. Se emplea en toda Europa, con excepción de Reino Unido, Irlanda, Chipre y Malta.
  • Tipo D. Tiene tres patas cilíndricas, dispuestas en triángulo. Se emplea en en la India, Sri Lanka, Nepal y Namibia.
  • Tipo E. Este enchufe tiene dos dientes cilíndricos y un agujero en la parte superior. Se emplea principalmente en Francia, Bélgica, Polonia, Eslovaquia, la República Checa, Túnez y Marruecos, entre otros.
  • Tipo F. Tiene dos clavijas cilíndricas y dos contactos planos: uno en la parte superior y otro en la inferior. Se emplea en Alemania, Austria, los Países Bajos, Suecia, Noruega, Finlandia, Portugal, España y Europa Oriental, entre otros.
  • Tipo G. Tiene tres clavijas rectangulares, dispuestas en forma de triángulo. Se emplea en Reino Unido, Irlanda, Chipre, Malta, Malasia, Singapur y Hong Kong y otros.
  • Tipo H. Tiene tres patas dispuestas en triángulo y las clavijas pueden ser planas y gruesas, o cilíndricas. Se emplea casi exclusivamente en Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza.
  • Tipo I. Tiene dos patas planas en forma de V y una tercera en la parte inferior, entre las dos anteriores. Se usa en Argentina, Australia, Nueva Zelanda y China.
  • Tipo J. También tiene tres patas cilíndricas dispuestas en triángulo, pero las distancias y las dimensiones son diferentes a la de otros enchufes similares. Se emplea casi exclusivamente en Suiza y Liechtenstein.
  • Tipo K. Tiene dos patas cilíndricas y conexión a tierra. Como en otros casos, es similar a algunos enchufes, pero con diferentes dimensiones. Se emplea en Dinamarca y Groenlandia.
  • Tipo L. Tiene cuatro patas cilíndricas dispuestas en línea vertical. Se utiliza en Italia, Chile y África del Norte.
  • Tipo M. Nuevamente nos encontramos con un enchufe de tres clavijas cilíndricas en triángulo, pero con dimensiones que lo hacen diferente a otros similares. Se emplea en Sudáfrica, Suazilandia y Lesoto.
  • Tipo N. Otro caso de enchufe con tres clavijas cilíndricas en triángulo, que es prácticamente exclusivo de Brasil.

Recomendaciones finales sobre las conexiones eléctricas

Enchufe universal

Por todo lo anterior, lo más recomendable es que adquieras un adaptador universal de enchufe. Como su nombre indica, te permite conectar todo tipo de enchufes con todo tipo de tomas. Es uno de los accesorios que te garantiza tener conexiones eléctricas en cualquier parte.

No olvides llevar un cable en L MicroUSB para poder cargar tu móvil en las conexiones USB que hay en los aviones, en algunos autobuses y en diferentes lugares. Así mismo, una batería externa nunca está de más cuando haces un viaje.

  • Anexo:Enchufes, voltajes y frecuencias por país. (s.f.) En Wikipedia. Recuperado el 24 de septiembre de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Enchufes,_voltajes_y_frecuencias_por_pa%C3%ADs