6 tesoros de Praga para disfrutar con calma

La capital de la República Checa es bastante fascinante. Tiene una enorme oferta monumental y lugares increíbles, por lo que ha sido catalogada como un museo al aire libre. Calles llenas de encanto, magníficos monumentos, puentes de lo más romántico… Vamos a descubrirte esos tesoros de Praga que debes conocer y que harán de tu visita algo inolvidable. 

Tesoros de Praga, ¿qué no puedes perderte?

1. El Reloj Astronómico de Praga

Relojes famosos Praga
Reloj astronómico – Paolo Gianti

No hay mejor forma de comenzar, el Reloj Astronómico de Praga es el reloj medieval más famoso del mundo. Se encuentra ubicado en el Ayuntamiento de la ciudad y fue construido en 1410 por el maestro relojero Hanus y más adelante perfeccionado por Jan Taborsky, concretamente en el siglo XVI.

La esfera inferior del reloj representa los meses del año mediante pinturas realizadas por Mánes y cuatro pequeñas esculturas. En ella también se pueden apreciar los signos del zodiaco y en el centro, el escudo de armas de la Ciudad Vieja.

Luego está la esfera superior de la Torre del Reloj, que es el Reloj Astronómico propiamente dicho. Su función no era dar la hora, sino representar las órbitas del Sol y de la Luna. Pero el principal atractivo son las figuras animadas. Se trata del desfile de los doce apóstoles cada vez que el reloj marca las horas. Este es uno de los tesoros de Praga más queridos.

2. La Plaza de la Ciudad Vieja

Plaza de la Ciudad Vieja de Praga
Plaza de la Ciudad Vieja – PHOTOCREO Michal Bednarek

La Plaza de la Ciudad Vieja ha sido el epicentro de la vida pública de Praga desde la Edad Media. A su alrededor encontramos variados edificios de diferentes estilos y con mucho encanto que comenzaron a extenderse desde el siglo XI hasta el río Moldava.

Acogedora y antigua, es una maravillosa para pasear y admirar sus edificios, entre los que destaca la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, la Iglesia de San Nicolás y el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja.

“El antiguo esplendor y la belleza de Praga, una ciudad incomparable, dejó una impresión imborrable en mi imaginación”.

-Richard Wagner-

3. El Puente de Carlos

Puente de Carlos en Praga
Puente de Carlos – Boris Stroujko

Es el puente más famoso de Praga y comunica la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña. Cuenta con más de 500 metros de largo y 10 de ancho. Aunque actualmente es peatonal, originalmente tuvo 4 carriles destinados al paso de carruajes.

Su finalidad era sustituir el puente de Judit, que se destruyó en una inundación. El rey Carlos IV, a quien le debe su nombre, fue quien puso la primera piedra en 1357. A ambos lados del puente hay 30 estatuas, algunas de ellas son copias, puesto que las originales se encuentran en el Museo Nacional de Praga en Vyšehrad, estas datan de principios del siglo XVIII.

4. Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás en Praga
Iglesia de San Nicolás – Vladimir Sazonov

La Iglesia de San Nicolás está considerada como la construcción barroca más espectacular de Praga. Se encuentra en Malá Strana y aunque su construcción fue finalizada en 1752, se comenzaron a oficiar misas antes de su culminación, desde 1711.

Cuenta con una plaza exterior que da acceso a la Columna de la Peste con la estatua de la Santísima Trinidad. Su interior está lleno de arte, desde pinturas en sus techos y bóvedas hasta esculturas en sus paredes. No olvides subir a la torre, cuenta con varias salas a medio camino donde se expone la historia de las campanas y sus diversas funciones.

5. El Castillo de Praga

Praga
Castillo de Praga / Shchipkova Elena

El Castillo de Praga es el más grande del mundo y el más importante de los monumentos de la República Checa. Está compuesto por un conjunto de hermosos palacios y edificios, conectados por pequeñas y pintorescas callejuelas.

La construcción de este castillo inició la historia de Praga, puesto su situación estratégica lo convirtió en el centro del territorio y fue usado como residencia de los reyes de Bohemia desde su fundación por el príncipe Borivoj. A partir de 1918, se convirtió en la residencia del presidente de la República Checa y desde entonces el presidente tiene allí su despacho.

6. La Catedral de San Vito

Catedral Praga
Catedral de Praga – TTstudio / Shutterstock.com

La Catedral de San Vito es otro de los tesoros de Praga. Se encuentra en el interior del Castillo de Praga y su construcción fue ordenada por Juan de Luxemburgo. Aunque se inició en 1344, fue finalizada oficialmente entre los siglos XIX y XX. Finalmente abrió sus puertas al público a finales de 1929.

En la catedral se encuentra la tumba de Wenceslao IV y alberga las Joyas de la Corona, además de ser lugar de coronación de los reyes. La torre de la iglesia cuenta con unas escarpadas escaleras de caracol que llevan hasta la cima, desde donde se obtienen unas vistas magníficas de Praga.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar