5 cosas que hacer en Talavera de la Reina

· 16 noviembre, 2017

Talavera de la Reina, en la provincia de Toledo, es una de las ciudades más grandes de toda Castilla-La Mancha. Pero recomendar su visita no solo es cuestión de tamaño y cantidad, también hay razones de calidad. Y es que en Talavera de la Reina hay muchas cosas interesantes que ver y que hacer, y que dejarán satisfecho a cualquier viajero. ¿No lo crees? Sigue leyendo y te contamos qué es lo mejor que se puede hacer en esta ciudad manchega.

1. Conocer el museo de cerámica de Talavera de la Reina

Basílica Nuestra Señora del Prado en Talavera de la Reina
Basílica Nuestra Señora del Prado – santiago lopez-pastor / Flickr.com

El verdadero estandarte cultural de la ciudad es la cerámica talaverana, cotizada desde hace siglos en toda Europa. Pues bien, para conocer todos sus secretos e historia lo mejor es ir al Museo Ruiz de Luna, situado en la plaza de San Agustín. Allí se descubre por qué la cerámica de Talavera de la Reina es tan valiosa, y también tan hermosa.

En definitiva, que estarás deseoso de llevarte alguna pieza como souvenir o para que sirva de regalo a la familia. Si es así, en todo el centro de la ciudad no te faltarán tiendas donde adquirirla, especialmente por la avenida de Portugal y la plaza Puerta de Cuartos.

2. Relajarse en los Jardines del Prado

JArdines del Prado en Talavera de la Reina
Jardines del Prado – santiago lopez-pastor / Flickr.com

Tras ver la colección de cerámica talaverana en el museo, se podrá apreciar mucho mejor en los numerosos lugares de la población donde se ha usado. Uno de ellos son los atractivos Jardines del Prado, aquí la naturaleza se da la mano con el arte.

Y como complemento al paseo entre flores, pinos, estanques y fuentes, hay que adentrarse en Basílica de la Virgen del Prado, en el mismo parque. Un interior impactante porque prácticamente todas sus paredes están revestidas por cerámica elaborada en Talavera de la Reina entre los siglos XVI y el XX.

“Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia.”

-Enrique Jardiel Poncela-

3. Cruzar y recruzar el Tajo

Puente de Hierro en Talavera de la Reina
Puente de Hierro – cr4ft3d sh4p3 / Flickr.com

El gran río Tajo atraviesa el núcleo urbano de Talavera y es obligado darse un paseo por sus orillas y contemplarlo desde distintos puntos y en ambas orillas. Así se puede apreciar la presencia de hasta cinco puentes sobre el río más largo de España.

De ellos, solo os vamos a nombrar dos. El más moderno y también es el más alto que se llama puente de Castilla-La Mancha o puente Reina Sofía. Mientras que el más antiguo es el Puente Viejo o de Santa Catalina, un fantástico lugar para ver la puesta de sol.

4. Viajar en el tiempo

Iglesia del Salvador en Talavera de la Reina
Talavera de la Reina – santiago lopez-pastor / Flickr.com

Está claro que Talavera de la Reina puede ser un estupendo destino para una escapada de fin de semana. Esperamos convenceros para hacerla y, si es así, elegid unas fechas que incluyan el primer sábado del mes.

¿Por qué? Porque en esos días tiene lugar el conocido como Mercadillo de San Jerónimo, en pleno casco antiguo talaverano y que os trasladará al Medievo. Una ocasión idónea para ver artesanos, artistas callejeros y circenses y, por supuesto, también degustar algunos platos típicos de la región. Aunque el asunto gastronómico merece un capítulo aparte.

5. Saborear la gastronomía de Talavera de la Reina

Son muchos los platos que hay que catar durante un viaje a Talavera de la Reina, y todos capaces de quitar el hambre a cualquiera. Por ejemplo, se pueden comer carillas. ¿Qué son? Son un tipo de judías exquisitas y de pequeño tamaño que se comen con chorizo y verduras. Este plato realmente delicado está presente en muchas de las cartas de los restaurantes de la población, pero hay mucho más que comer.

Otro que no falta es el pisto talaverano, con una personalidad propia que lo distingue del habitual pisto manchego, ya que aquí todo está mucho más picado y se hace sin berenjena.

Y en cuanto a las carnes, es habitual ofrecer el venado en salsa, elaborado con la caza de las cercanas dehesas. Así como no falta tampoco el cochifrito, que se hace tanto con cabrito como con cordero, recordando el pasado árabe de la población. Estos y otros platos consiguen por sí solos que nos llevemos el mejor sabor de esta escapada a Talavera.