5 actividades que hacer en Jerez de la Frontera

Adrián Pérez 13 enero, 2018

Jerez de la Frontera es uno de esos lugares andaluces que se hay que visitar una vez en la vida. Este municipio está situado en la provincia de Cádiz. Las cuatro señas de identidad de Jerez de la Frontera son el vino, el caballo, el flamenco y el motociclismo. Vamos a visitar esta preciosa localidad. ¿Nos acompañas?

La ciudad es conocida desde hace siglos como la capital del vino por su famoso Jerez. Otra de sus señas de identidad es el caballo, que tiene como principal atractivo la crianza del caballo cartujano, o caballo jerezano, una línea de cría de caballo andaluz que data del siglo XV. Te recomendaremos 5 actividades que realizar en esta localidad.

1. Ver bailar a los caballos andaluces

Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez de la Frontera
Real Escuela de Arte Ecuestre – Michael Cisneros

Como ya hemos dicho, el caballo andaluz es famoso en todo el mundo. Por ello, si vas a Jerez de la Frontera debes visitar la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre. La visita a la Real Escuela se compone de varias partes: el Palacio del Recreo de las Cadenas, edificio del siglo XIX proyectado por Charles Garnier; el museo interactivo del Arte Ecuestre y el museo del Enganche.

Pero el gran atractivo de la Real Escuela es la exhibición de arte ecuestre, que tiene lugar martes y jueves a las 12 de la mañana. Cómo bailan los caballos andaluces es un ballet ecuestre al son de música genuinamente española. En él se pueden ver varias coreografías de las distintas disciplinas que se aprenden en la escuela.

2. Comprobar la hora en el Palacio del Tiempo

Relojes en el Palacio del Tiempo de Jerez de la Frontera
Palacio del Tiempo – El Pantera / commons.wikimedia.org

Este impresionante palacio alberga una de las colecciones mas antiguas e importantes de Europa. Se trata de piezas únicas, de los siglos XVII al XIX. Desde recargados relojes franceses de bronces dorados a la simpleza de los relojes esqueleto, pasando por relojes disimulados entre esculturas decorativas, relojes de caja larga y relojes en miniatura.

Lo original de este museo es que los relojes se encuentran en perfecta sincronía y funcionamiento. Estar rodeado de manillas perfectamente compasadas es una experiencia sensorial irrepetible.

El Palacio del Tiempo se encuentra rodeado de los jardines de La Atalaya, con casi dos hectáreas con especies botánicas singulares. Algunas de las cuales datan del siglo XIX. Estos jardines están declarados Patrimonio Histórico Andaluz.

3. Visitar el Alcázar de Jerez de la Frontera

Alcázar de Jerez de la Frontera
Alcázar – AndyGR42 / Flickr.com

El Alcázar de Jerez es uno de los pocos edificios almohades que existen en la península ibérica. Forma parte de una fortaleza defensiva compuesta por murallas, torres y puertas. Todas ellas datan del siglo XII, aunque fue ampliado y reformado en épocas posteriores.

En su interior pueden verse la puerta de la ciudad, la torre del homenaje o los baños árabes, entre otros. Además, en su interior también se encuentra el Palacio de Villavicencio. En esta construcción intramuros destaca la botica y la cámara oscura.

4. Fotografiarse frente a la Cartuja de Jerez

Fachada de la Cartuja de Jerez de la Frontera
Fachada de la Cartuja – Jose Luis RDS / Flickr.com

Se encuentra a unos 3 kilómetros del centro de la ciudad. Esta cartuja es el edificio religioso con mayor valor artístico de toda la provincia de Cádiz. Se accede atravesando un gran arco triunfal renacentista, obra de Andrés de Ribera. El edificio esta decorado con escudos, florones, ventanas caladas y semiesferas de cerámica vidriada.

Un gran atrio da paso a la iglesia, con una bella portada barroca que asemeja un retablo de piedra. Además, hay que visitar los jardines, llenos de verdes hierbas y flores de multitud de colores, que harán que las fotografías sean perfectas a la hora de enseñarlas.

5. Irse de compras por la calle Larga y la plaza del Arenal

Plaza del Arenal de Jerez de la Frontera
Plaza del Arenal – Alvaro Trabazo Rivas

Nadie debe irse de Jerez sin comprar algunos regalos para los amigos, la familia y para uno mismo. No hay mejor lugar para comprar que la calle Larga. Es la principal vía de la ciudad y la que tiene comercios y locales como restaurantes o bares.

Esta calle conduce a la plaza del Arenal, la plaza principal de la ciudad, que debe su nombre a haber servido como arena para luchas, batallas y enfrentamientos entre caballeros. Está presidida por el monumento a caballo de Miguel Primo de Rivera, obra de Mariano Benlliure.

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas.”

 –Henry Miller-

Como has visto, Jerez de la Frontera es uno de esos lugares en los que es imposible aburrirse. Estas han sido solo 5 de los miles de actividades que puedes realizar durante tu visita. Coge tu maletas y tu instinto aventurero y disfruta de la experiencia.

Te puede gustar