4 días en Bruselas. ¡Aprovéchalos al máximo!

Arantza · 9 febrero, 2019
Si se organiza bien la escapada, en cuatro días no solo se puede disfrutar de lo mejor de Bruselas, también de algunas preciosas localidades que se encuentran a solo unos kilómetros, como Brujas o Gante.

Si tienes vacaciones, un puente, días libres o, simplemente, te apetece visitar la capital belga, presta atención. Hemos diseñado un pequeño itinerario para que puedas disfrutar de 4 días en Bruselas muy intensos, pero inolvidables.

Primer día en Bruselas

Vista del Atomium en Bruselas
Atomium

El primero de los 4 días en Bruselas, al igual que el último, estará condicionado por la hora de llegada del vuelo. Por eso, si llegas tarde, te recomendamos que visites los puntos de interés que tengas más cerca de tu alojamiento, para aprovechar mejor el tiempo.

En cambio, si llegas sobre el mediodía o antes, puedes aprovechar para visitar la parte más alejada del centro, donde se encuentra el Atomium. Tú eliges si solo te apetece verlo por fuera o entras para admirar las vistas desde lo alto.

También puedes visitar el Mini Europe, un parque con reproducciones a escala de los monumentos más conocidos de la Unión Europea. Aquí finaliza el itinerario del primero de los 4 días en Bruselas. Seguramente ya no te dé tiempo a mucho más, salvo a dar un paseo por la ciudad.

Segundo día en Bruselas

Grand Place de Bruselas
Grand Place de Bruselas

El segundo día comenzará en la zona del Barrio Europeo. Aquí podrás visitar algunos de los grandes atractivos de la ciudad:

  • Parque del Cincuentenario
  • Parque de Bruselas
  • Palacio Real
  • Palacio de la Nación

Si tienes tiempo o curiosidad, en esta zona hay otros lugares interesantes, como el Museo de los Instrumentos Musicales. Este, junto al Museo Magritte y los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, son los más importantes de la capital belga.

Saliendo de esa zona, encontrarás la catedral de San Miguel y Santa Gúdula, la cual tiene cierto parecido con Notre Dame en París. Y, a solo unos minutos andando, llegarás a la plaza más emblemática y conocida de Bruselas: la Grand Place.

Después, puedes visitar al niño más conocido de Bruselas, el Manneken Pis. También cuenta con una versión femenina, no tan conocida y que no está muy lejos, la denominada Jenneke Pis.

Y, si aún te queda algo de tiempo, puedes acabar el día visitando la plaza de Polaert. Allí se encuentra el Palacio de Justicia, un imponente edificio que te dejará sin habla.

Tercer día

Vista de los canales de Brujas
Canales de Brujas

En los dos primeros días ya habrás visitado lo más importante de la capital belga. Así que este tercer día lo puedes dedicar a hacer una excursión. Muy cerca de Bruselas hay tres ciudades maravillosas: Brujas, Gante y Amberes.

La denominada “ciudad de cuento”, Brujas, está situada a 35 minutos en tren de Bruselas. Una de las ciudades con más encanto de Europa, con sus canales, sus torres y su ambiente medieval. Gante y Amberes también son encantadoras y puedes visitarlas en un día.

Puedes hacer la excursión por tu cuenta en tren o en coche de alquiler. Pero en Bruselas encontrarás muchas agencias de viajes que ofrecen la posibilidad de hacer el recorrido. Excursiones organizadas con guías en español que te ofrecen visitar una sola ciudad o hacer un combinado.

Acaban los 4 días en Bruselas

Al igual que el primero, el último de los 4 días en Bruselas estará condicionado por la hora de salida de tu vuelo. Si tienes suerte y sale tarde, aún te dará tiempo ha hacer algunas cosas. Puedes aprovechar y visitar esos sitios que dejaste por ver o disfrutar de algún museo.

Un último apunte antes de abandonar Bruselas. Tiene que ver con su gastronomía. Como tendrás que reponer fuerzas, hay algunos platos y productos típicos que no debes dejar de probar:

  • Patatas fritas: dicen que las más famosas de Europa son las que se elaboran en Bélgica. De hecho, en Brujas hay un museo dedicado a ellas.
  • Gofres: con mil opciones diferentes de ingredientes para combinar y a un precio asequible.
  • Chocolate belga: uno de los más famosos del mundo.
  • Mejillones con patatas: es el plato más típico de la ciudad.
  • Cerveza: Bélgica tiene la mayor tradición de cervezas del mundo y una de las que tienen mayor variedad

Ya has visto que 4 días en Bruselas pueden dar para mucho. Pero tienes que organizar la escapada muy bien y aprovechar cada segundo. Quizá sea cansado, pero merecerá la pena.