4 consejos para viajar con niños a la playa

Los más pequeños se divierten más que nadie en la playa. Pero hay que tener algunas precauciones para disfrutar sin problemas de unos días especiales.

Ir de vacaciones con los más pequeños puede convertirse en una tarea difícil, al igual que disfrutar de un día de playa. Pero si se toman las medidas necesarias no tiene por qué serlo. Para ayudarte, a continuación te ofrecemos algunos consejos que te serán de utilidad a la hora de viajar con niños a la playa. ¿Te animas a descubrirlos?

1. Encuentra la playa más idónea

Jávea, uno de los lugares para viajar con niños a la playa
Jávea – Tono Balaguer

 Lo primero que se debe tener en cuenta antes de viajar con niños a la playa son las características de esta, pues las hay de muchos tipos: con rocas, con fuerte oleaje… Por ello se debe elegir una que no presente ningún tipo de obstáculo para los más pequeños. Mejor las de arena y las que carecen de desniveles.

En España hay numerosas playas donde se puede ir con los niños y así evitar cualquier posible disgusto. Algunos ejemplos son la playa de Muro (Mallorca), la cala del Cañuelo (Málaga), la playa de Laxe (A Coruña), las playas de la Isla Cristina (Huelva), la Playa Jardín (Santa Cruz de Tenerife), o las playas de Port de la Selva.

2. Elige el día adecuado

Playa de la Concha en San Sebastián
Playa de La Concha,San Sebastián – asife

Una vez que hemos dado con la playa ideal, debemos tener muy en cuenta el tiempo que va a hacer. No es lo mismo ir cuando hay sol que cuando el viento provoca un fuerte oleaje. Respecto a esto último, hay algunas que cuentan con alguna barrera, ya sea natural o urbanística.

Para ello, se pueden mirar varias aplicaciones que nos adelantan el tiempo que va a hacer el día o las fechas que escojamos. De esta manera, sabremos mejor las precauciones que debemos tomar y si es más recomendable que organicemos otro plan, como hacer turismo en el lugar donde nos encontremos de vacaciones.

También se debe prestar atención a las banderas y demás señalización de la playa en cuestión. Recordemos que es la de color la verde la que indica que el baño es seguro y que no hace falta tomar precauciones especiales.

Mejor si también hay una bandera azul, pues indica que la playa cumple con las condiciones ambientales y cuenta con las mejores instalaciones al servicio de los visitantes.

3. Para viajar con niños a la playa, equípate con todo lo necesario

Niña en la playa
Sunny studio

Otro de los consejos para viajar con niños a la playa es que se tengan en cuenta una serie de medidas para evitarles posibles problemas de salud. Así, por ejemplo, es importante aplicarles protector solar y no exponerles en las horas más calurosas para prevenir que les dé un golpe de calor.

Una muy buena opción es llevar una sombrilla, pues debajo de ella los más pequeños pueden divertirse igualmente jugando a hacer castillos de arena, al tres en raya… Hay un sinfín de posibilidades, aunque pueden aprovechar en algún momento para descansar un rato y así retomar fuerzas para seguir disfrutando después.

Por otro lado, se debe llevar agua suficiente para que los niños se mantengan hidratados en todo momento. Además de botellas se puede optar por que coman frutas después del almuerzo y en la merienda. Y es que algunas de ellas, aparte de ser refrescantes, contienen  una gran cantidad de agua, como la sandía.

4. No los pierdas de vista

Madre e hijo en la playa
NadyaEugene

Es algo que se da por hecho, pero no viene mal recordar que los más pequeños necesitan tener una vigilancia continua. Y es que siempre puede haber un despiste. De hecho, no es nada raro escuchar en la playa algún aviso por megafonía de algún menor que se ha perdido, por ejemplo, mientras estaba jugando a la orilla.

Además de no quitarles el ojo de encima se debe evitar que entren donde el agua les cubra o que utilicen alguna colchoneta o tipo de hinchable sin la presencia de una adulto, pues la corriente puede desplazarlos fácilmente. Dicha vigilancia debe ser más exhaustiva en caso de que la ocupación de la playa en ese momento sea muy alta.

Siguiendo estos consejos podrás comprobar de primera mano que viajar con niños a la playa puede ser una experiencia llena de diversión y, por qué no decirlo, de tranquilidad.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar