Visita el espectacular paisaje de Horseshoe Bend

Patricia Hernández · 28 diciembre, 2018
Esta espectacular curva del río Colorado da forma a uno de los paisajes más espectaculares de Estados Unidos

Horseshoe Bend, o la Curva de la Herradura, está cerca de la ciudad estadounidense de Page, en el estado de Arizona. Es uno de los mayores atractivos paisajísticos de los Estados Unidos. ¿Quieres saber más de él? En este artículo te damos toda la información que necesitas para visitarlo.

La maravilla natural de Hoseshoe Bend

Río Colorado en Horseshoe Bend
Río Colorado

Horseshoe Bend es el meandro con forma de herradura del río Colorado. Lo moldearon durante siglos las aguas caudalosas del río, pero también los vientos del desierto, que llegan cargados de arena hasta el lugar.

Por tanto, en la visita a Horseshoe Bend podremos comprobar cómo los colores rojizos de la roca contrastan a la perfección con el azul verdoso del río Colorado. Un espectáculo natural digno de admirar. Por eso, en un lugar tan mágico como este no podemos dejar pasar la oportunidad de fotografiarlo.

Es importante aplicar el sentido común y no ponernos en peligro en el intento de conseguir la mejor imagen. De hecho, ha habido diversos accidentes. Con el fin de evitarlos, se aprobó un proyecto para vallar la Curva de la Herradura.

Actividades en Horseshoe Bend

Vista aérea de Horseshoe Bend
Horseshoe Bend – Simon Morris / Flickr.com

Además de admirar el lugar a pie, se puede sobrevolar en helicóptero. Dicha excursión, de más de media hora de duración, se ofrece desde el helipuerto ubicado en Lake Powell, que también se puede sobrevolar para que la experiencia sea aún mas completa.

Otra manera de conocer Horseshoe Bend es en kayak o haciendo rafting. Son actividades que duran medio día y que parten de la presa de Glen Canyon hasta Lee’s Ferry. En el recorrido se conocerá no solo la Curva de la Herradura, también la playa de petroglifos o los acantilados de Vermillion.

Todo ello se puede complementar con la visita de Secret Canyon, en los alrededores de Horseshoe Bend. Se trata de un pequeño cañón similar al del Antílope, pero bastante menos concurrido que este.

Cómo llegar a Horseshoe Bend

Hoseshoe Bend desde el río
Hoseshoe Bend desde el río – nrg_crisis / Flickr.com

Todo depende del lugar donde nos encontremos. El más cercano, como ya hemos adelantado, es la ciudad de Page. Desde allí, y si vamos en coche de alquiler, debemos tomar la ruta 89 en dirección sur hasta que veamos un cartel que nos indique el aparcamiento de Horseshoe Bend.

El aparcamiento es totalmente gratuito y amplio, aunque en temporada alta puede que sea difícil encontrar un sitio donde estacionar nuestro vehículo. Igualmente, una vez allí, tenemos que andar por un sendero de tierra de un kilómetro de longitud para acceder a Horseshoe Bend.

También se puede llegar desde Las Vegas, a 450 kilómetros de distancia; o desde el Gran Cañón, otra gran maravilla natural que se debe visitar y que se encuentra a unas dos horas y media.

Consejos para visitar Horseshoe Bend

Atardecer en Horseshoe Bend
Atardecer en Horseshoe Bend – Daniel Knieper / Flickr.com

Horseshoe Bend se puede visitar en cualquier momento, pero para disfrutar de un paisaje aún más espectacular lo ideal es ir a media mañana o a primera hora de la tarde. Y es que muy temprano la curva del río Colorado se encuentra bajo la sombra y al atardecer el sol puede dificultar la visión.

Por otro lado, y dado que para llegar a Horseshoe Bend hay que recorrer un sendero arenoso de un kilómetro de longitud, es recomendable llevar agua o alguna bebida con la que hidratarnos. Por supuesto, también hay que llevar como calzado cómodo y cerrado.

Visitar el cañón del Antílope

Interior del Antelope Canyon
Interior del cañón del Antílope

Muy cerca de la ciudad de Page también se encuentra el cañón del Antílope, que ya mencionábamos. Es uno de los lugares más espectaculares y fotografiados del mundo. Por tanto, en cualquier viaje a Horseshoe Bend no puede dejarse pasar la oportunidad de conocer esta otra maravilla.

Este es un cañón de ranura situado en una reserva de indígenas navajos. Tiene dos formaciones separadas, una superior y otra inferior. La más destacada es la primera, por las fotografías tan espectaculares que en ella se pueden realizar.

Por otra parte, es importante saber que el cañón del Antílope solo puede visitarse con un guía, ya que hay peligro de que se produzcan inundaciones con extrema rapidez. Es decir, que las lluvias torrenciales de la región provocan la inundación total del lugar en tan solo unos minutos.