El valle de Tena en los Pirineos y su estación de esquí

· 8 noviembre, 2018
En el corazón del Pirineo de Huesca se encuentra Formigal-Panticosa, una de las grandes zonas de esquí de España.

Son muchas las estaciones de esquí que hay en España. Una de las más destacadas está en el valle de Tena, en el corazón de los Pirineos de Huesca. Se trata de Aramón Formigal-Panticosa, de la que te hablamos con más detalle a continuación. ¿Nos acompañas?

La estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa en el valle de Tena

Telesilla en Formigal
Telesilla en Formigal

La estación cuenta con nada menos que 176 kilómetros esquiables. La excursión a Formigal permite el acceso a los 38 kilómetros de Panticosa, mientras que en ésta última se puede elegir entre esquiar en ambas o solo en dicha estación. En cualquier caso, ambas están comunicadas por un “ski-bus”.

Aramón Formigal-Panticosa se reparte por los seis valles que componen el dominio valle de Tena, de los más extensos y poblados de todo el Pirineo. Su parte más baja tiene una altitud de seiscientos metros.

Muchas de las cimas que rodena el valle, como los picos del Infierno, Gran Facha, Argualas o Balaitus superan los tres mil metros.

Llegar hasta este hermoso lugar es muy sencillo. Hay buena comunicación por carretera, aunque siempre es recomendable consultar su estado antes de iniciar el viaje. También se puede optar por ir en autobús desde Zaragoza.

Precio y alojamiento en la estación de esquí

Vista de Formigal en el valle de Tena
Vista de Formigal

Aquellos que vivan por la zona y sean esquiadores habituales pueden comprar el abono de temporada Ski Pirineos. Su precio ronda los setecientos euros y permite esquiar todos los días en esta estación, pero también en las de Celer, Javalambre, Valdelinares, Astún y Candanchú.

Asimismo, los que quieran pasar más de una jornada en la estación pueden elegir entre los distintos hoteles que se encuentran por la zona. El precio por noche va de los cuarenta euros a a los ciento cincuenta euros. Elegir uno u otro dependerá de los servicios que ofrezca o del presupuesto del que se disponga.

Servicios de la estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa

Los que tengan menos experiencia sobre los esquís y quieran perfeccionar su técnica deben saber que hay dos escuelas: la de Formigal y la de Panticosa. En ambas la edad mínima para poder apuntarse es de cuatro años. Las clases son de diversos tipos: particulares, cursillos de semana o de fin de semana.

Esquiadores en Formigal
Estación de Formigal

Por otra parte, la estación de esquí ofrece un servicio de transporte gratuito e ininterrumpido a las pistas. Cubre varios sectores, como el de Formigal, el de Panticosa o el de Formigal-Sallent. El horario en los dos primeros es de 8:45 a 17:30, mientras que en el último se retrasa a las 9:30.

No obstante, antes de poner rumbo a las pistas es necesario contar con el material adecuado. Este se puede alquilar en la propia estación de esquí. La de Aramón Formigal-Panticosa dispone de varias zonas en las que poder hacerlo: en las de Sextas, Anayet y Portalet del sector Formigal; y en la base del telecabina en Panticosa.

Después de realizar alguna actividad sobre la nieve, y para reponer fuerzas, nada como hacerlo en uno de los treinta y ocho puntos de restauración que hay. En ellos se pueden probar desde platos típicos de otras partes del mundo a aquellos propios de la cocina autóctona, como el chuletón o el potaje.

Por otro lado, si llevas a tus hijos debes saber que existen los llamados “jardines de nieve”. En ellos que estos pueden tener su primer contacto con la nieve junto a otros niños. El de Anayet es para niños a partir de cuatro meses y el de Petroso para mayores de dos años.

El valle de Tena en verano

Sallent de Gállego
Embalse deLanuza – www.twin-loc.fr / Flickr.com

El invierno es el momento para disfrutar de la nieve en el valle de Tena. Pero también se puede visitar fuera de esa época. De hecho, cabe la posibilidad de realizar diferentes actividades en él.

Por una parte, se puede practicar senderismo. De hecho, la telecabina de Panticosa también funciona en verano. Gracias a ello podrás subir para descubrir unas vistas maravillosas del valle o la belleza de sus montañas e ibones.

Y, por supuesto, puedes recorrer el valle en bicicleta de montaña. También disfrutar en canoa del embalse de Lanuza, practicar barranquismo o visitar los maravillosos pueblos de esta zona. Como ves, hay mucho que hacer en el valle de Tena.