Ventajas del tren express del aeropuerto de Oslo

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 29 diciembre, 2018
50 kilómetros separan Oslo de su aeropuerto. Sin embargo, en tren esa distancia se puede recorrer en apenas 20 minutos.

El aeropuerto de Oslo está relativamente lejos de la capital de Noruega. Aproximadamente está a 50 kilómetros del centro de la ciudad. Por ello, hay que buscar el medio de desplazarse hasta allí. Afortunadamente, hay diversas fórmulas, aunque posiblemente la mejor de todas sea viajar en el tren express que desde el aeropuerto de Oslo nos llevará a la estación central.

El trayecto del aeropuerto de Oslo al centro

El tren express del aeropuerto de Oslo lo encontraréis con la siguiente denominación en inglés: Flytoget Airport Express Train. La mayor ventaja de este medio de transporte es su inmediatez.

Hay que pensar que el aeropuerto de Oslo está en la población de Gardermoen, a 50 kilómetros. Pues bien, esa distancia se salva en apenas 19 minutos.

Sin duda, es el medio ideal para llegar a la ciudad y buscar nuestro hotel. Tras lo cual, ya solo nos quedará disfrutar de los numerosos atractivos de la capital noruega, como son su famoso Parque Vigeland, repleto de esculturas, o su histórica fortaleza de Akershus.

Más ventajas del tren express

Interior del tren de aeropuerto de Oslo
Interior del Flytoget – Sean Hayford Oleary / Flickr.com

El Flytoget también ofrece unas buenas condiciones de precio, si lo comparamos con el taxi o autobuses. Y es que hay distintas modalidades de descuento. Los jóvenes, los pensionistas o los estudiantes pueden beneficiarse de descuentos de hasta el 50%. E incluso los menores podrán viajar gratis.

Otros trenes para ir al aeropuerto de Oslo

Lo cierto es que se pueden encontrar otros trenes para ir al aeropuerto. Por ejemplo, con los trenes regionales NSB. E igualmente se podrá disfrutar de descuentos.

No obstante, son trenes que tienen parada en el aeropuerto de Oslo, pero que se incluyen en un itinerario más amplio y con otros destinos. Por ello, el viaje es bastante más largo. Y evidentemente, más barato.

Ir en autobús

Aeropuerto de Oslo
Aeropuerto de Oslo – Max-Leonhard von Schaper / Flickr.com

Quienes viajéis a la capital de Noruega para disfrutar del encanto de la ciudad y de lugares como el Museo de los Vikingos, también podéis hacer el trayecto entre la urbe y el aeropuerto de Oslo en autobús. Este transporte se conoce como Flybussenpressen.

Para que os hagáis una idea, el viaje puede durar más del doble del trayecto en el tren express Flytoget. Dependerá de la hora y el estado del tráfico. No obstante, es cierto que tiene una ventaja importante, y es que hay varias rutas y se tiene la opción de tomar el Flybussenpressen en más de 100 paradas distintas.

Ir en taxi

No es nada complicado tomar un taxi en el aeropuerto de Oslo, o en los hoteles de la ciudad cuando llegue el momento de regresar. Sin duda, puede ser una fórmula más cara, aunque evidentemente más cómoda, ya que iremos de puerta a puerta, como quien dice.

Sin embargo informaros bien de lo que os va a costar, porque puede haber importantes variaciones según la hora, el número de pasajeros y la ubicación concreta del hotel.

Ir en vehículo de lujo

Vista de Oslo
Oslo

Y dentro de todas las opciones para moverse desde el aeropuerto de Oslo hasta la capital, la más cara y también la más exclusiva es contar con un transporte privado en forma de coche de alta gama o minibuses. Algo que puede ser interesante si se viaja en un grupo amplio.

Al fin y al cabo, Oslo nunca es un destino especialmente barato. Y hay gente que va dispuesta a gastarse una cantidad importante.

Es decir, que el dinero no sea un problema para disfrutar a tope de la capital del país. Una elegante ciudad en la que lo mismo se admira la tradición más glamurosa en el Palacio Real, que se asiste a un interesante concierto en el moderno edificio de la Ópera.