El Teatro Ópera Esplanade de Singapur, un edificio singular

· 13 agosto, 2018
El edificio de la Ópera es uno de los más peculiares de Singapur, y también uno de los teatros más apreciados por su excelente acústica.

El Teatro Ópera Esplanade es uno de los iconos más reconocibles de Singapur. Es también uno de los centros de arte más reputados y activos del mundo, ya que acoge unas tres mil representaciones cada año. Si quieres saber más sobre este extraordinario edificio no dudes en seguir leyendo.

Historia del Teatro Ópera Esplanade

Vista aérea del Teatro Ópera Esplanade
Vista aérea del Teatro Ópera Esplanade

En 1989, un informe reveló la falta de lugares adecuados en Singapur para la representación de las artes escénicas. Y es que los existentes, como el Teatro Victoria, carecían de capacidad para albergar actuaciones grandes que necesitaran numerosos asientos o un escenario de mayor tamaño.

De esta forma, en 1992 comenzó la planificación del actual Teatro Ópera Esplanade, que no empezó a construirse hata cuatro años más tarde, en 1996. Para dicha construcción, que se prolongó hasta el 2001, se invirtieron nada menos que unos seiscientos millones de dólares singapurenses.

El Teatro Ópera Esplanade finalmente fue inaugurado en 2002 por el entonces presidente de Singapur Sellapan Ramanathan, más conocido como S. R. Nathan. Desde entonces, el edificio ha acogido numerosas representaciones.

“La ópera explica la vida y todo lo que ella implica: el amor, el odio y la pasión.”

-Lesley Garrett-

Distribución del Teatro Ópera Esplanade

Iluminación del Teatro Ópera Esplanade
Iluminación del Teatro Ópera Esplanade – Christopher Chan / Flickr.com

El Teatro Ópera Esplanade está compuesto de dos grandes salas: un teatro de dos mil localidades y una sala de conciertos con mil seiscientos asientos. En el recinto también podemos encontrar diversos estudios de menor tamaño, un teatro al aire libre e, incluso, un centro comercial.

El teatro principal sigue el patrón de herradura de las óperas de Italia. Mientras, el teatro exterior cuenta con una ubicación privilegiada frente al mar y acoge, especialmente, representaciones de teatro y conciertos de rock. Asimismo, los espectáculos que se celebran los fines de semana en él se pueden presenciar de forma gratuita.

Por su parte, la sala de conciertos ofrece un aspecto muy funcional, por lo que no es de extrañar que sea una de los mejores diseñadas acústicamente hablando. De hecho, tan solo cinco escenarios en el planeta llegan a su nivel. También destaca, entre otras cosas, por albergar un órgano de tubos Klais Orgelbau.

Arquitectura del Teatro Ópera Esplanade

Detalle del tejado del Teoatro Ópera Esplanade
Detalle del tejado

La construcción está formada por dos enormes cúpulas en las que están ensamblados más de siete mil paneles de aluminio, que resplandecen por la noche debido a la iluminación del interior. Un espectáculo más que recomendable. Además, están colocados de tal forma que se garantice la máxima iluminación natural posible durante el día.

Como curiosidad, la peculiar forma de las cúpulas ha dado pie para que los habitantes de Singapur apoden al teatro con el nombre de durián, que es una famosa fruta local que no puede presumir precisamente de tener un aroma muy agradable. También lo comparan con coladores de cocina, erizos o, incluso, con ojos de insecto.

Todo el diseño del Teatro Ópera Esplanade recayó en dos firmas de arquitectura que trabajaron conjuntamente. Y aunque su obra no estuvo exenta de polémica, lo cierto es que hoy en día el edificio ha logrado forjarse una gran reputación, siendo comparado con la popular Ópera de Sídney.

Información útil para visitar el Teatro Ópera Esplanade

Vista de Singapur con el Teatro Ópera Esplanade
Vista de Singapur con el Teatro Ópera Esplanade

Por tanto, el Teatro Ópera Esplanade es parada obligatoria para aquellos que viajen a Singapur. Las opciones pasan desde presenciar algún espectáculo a disfrutar de las vistas de Marina Bay desde el centro comercial Esplanade o desde el paseo marítimo en el que se encuentra el edificio.

Llegar a él es muy sencillo. Una posibilidad es coger el metro y seguir las líneas verdes y roja hasta la parada de City Hall, que se encuentra a diez minutos caminando del lugar. También se puede optar por uno de los numerosos autobuses públicos (36, 56, 70, 75, 77, 97, 106, 111, 133, 162, 171, 195, 502, 857, 960 o 961).

Por otro lado, se puede aprovechar para visitar otros lugares próximos de interés, como el parque del Merlion, donde se encuentra la estatua que le da nombre, mitad pez y mitad león; el Hotel Raffles, máximo exponente de la época colonial de Singapur; la zona de Boat Quay; o la Singapur Flyer, una noria de ciento sesenta y cinco metros.