Te damos 5 razones para visitar Senegal

· 26 agosto, 2018
Senegal es un país que puede sorprender. Un país de playas increíbles, paisajes maravillosos y tradiciones ancestrales.

Si estás cansado de buscar dónde organizar tu próximo viaje, o no se te ocurre un destino lo suficientemente original, estamos a punto de darte la respuesta definitiva. Te animamos a visitar Senegal, y lo vamos a hacer por una serie de razones concretas. Échales un vistazo y decide por ti mismo si deberías animarte a viajar hasta este país. ¡Acompáñanos!

Senegal, un país pequeño, pero con una vida muy grande

Playa en Dakar en Senegal
Playa en Dakar

Senegal es uno de los países de África más famosos a los que suelen dirigirse viajeros de todo el mundo. Lo mismo sucede con Marruecos o Sudáfrica, el considerado “fin del mundo”. Se trata de un país de gran belleza y tiene muchos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Lo más especial de visitar Senegal es entrar en contacto con su cultura. ¿No es interesante viajar a un lugar donde tienen formas diferentes de vivir la vida? ¿No es agradable ese contacto que se crea con culturas distintas?

Afortunadamente, en Senegal, y más en Dakar, su capital, tienes desde playas paradisíacas o espacios naturales, hasta mercados artesanales donde poder disfrutar de productos africanos. Pero Senegal tiene mucho más que esto. Mucho más.

¿Por qué visitar Senegal? Te damos 5 razones

Descubre por ti mismo por qué deberías viajar a Senegal a partir de estas cinco razones. ¡Toma nota!

1. Sus paisajes

Parque Nacional Niokolo Koba en Senegal
Parque Nacional Niokolo Koba

Visitar Senegal supone sumirse en un océano de paisajes naturales preciosos y, sobre todo, variados. Playas infinitas, parques naturales con múltiples especies vegetales, dunas, oasis y bosques y extensiones con baobabs, una especie de árbol muy frecuente en África.

Para enamorarte por completo de Senegal el consejo es visitar algunos de sus parques nacionales. Podrás sentir la naturaleza y un oasis de paz que difícilmente encontrarás en otro lugar del mundo.

Uno de  los parques recomendados es la Reserva Natural de Bandia, donde podrás ver paisajes de acacias, baobabs y ceibas. También algunas especies animales así que, ¡con precaución!

Además, hay otros parques como el Parque Nacional Djoudj y el Parque Nacional Langue de Barbarie. Por último, te aconsejamos visitar el Parque Nacional de Madeleine, situado en un archipiélago, por lo que disfrutarás de una belleza increíble gracias a la influencia del mar. ¿Preparado para viajar al paraíso?

2. Su diversidad cultural

Tribu Bedik de Senegal
Tribu Bedik de Senegal

Ya te lo hemos mencionado antes, pero si te gusta entrar en contacto con diferentes culturas, visitar Senegal te va a venir realmente bien. En Senegal hay mucha variedad étnica, fruto de la historia del país. En él viven diez grupos étnicos con su propia lengua y tradiciones. En su mayoría son musulmanes, cristianos y animistas.

Suelen dividirse en zonas: norte, centro, sur… Cada una de estas culturas es diferente: tienes personas de lo más pacífico y humanitario, solidarios como los que más, o costumbres más autosuficientes y austeras, trabajadoras e independientes.

El consejo, para conocerlas, es que si puedes visites todo el país. Notarás la diferencia entre unas regiones y otras y podrás comparar sus formas de vida con las tuyas. ¿Es muy distinto, verdad?

3. Un país estable

St. Louis en Senegal
St. Louis

Quizás uno de los mayores miedos de muchos turistas es la seguridad. Senegal es un país democrático y en líneas generales tranquilo. El gobierno funciona y no hay problemas militares ni tensiones políticas, aunque conviene ser precavido, especialmente en ciertas zonas.

Por otra parte, al ser un país tan variado puede parecer desorganizado, pero es que se respetan las costumbres de todas las etnias.

4. Arte e historia

Mercadillo en Dakar
Mercadillo en Dakar

Además de tener unos paisajes impresionantes, Senegal tiene historia y arte que se pueden apreciar en muchos de sus rincones. El pasado de Senegal está ligado a la esclavitud, aunque eso no ha impedido que haya sido un país donde se haya explorado la música, danza, pintura, escritura…

Esto tiene como consecuencia que visitar Senegal permita disfrutar de conciertos, exhibiciones de teatro y de baile. Algunos famosos son el Festival de Sahel, el Festival de la Cosecha… ¡Muchos eventos para pasártelo bien!

5. Puedes hacer muchas cosas en él

Jirafa en una reserva natural en Senegal
Reserva natural en Senegal

Por último, te aconsejamos visitar Senegal porque desde luego allí podrás hacer muchas cosas diferentes. Puedes pasear en bicicleta, montar en piragua y ver la impresionante vegetación de Salou o Casamance… Conducir un quad o incluso montar en dromedario.

Pero sobre todo, si te gusta la fotografía, podrás tomar fotos de los animales más exóticos que has visto jamás: hienas, hipopótamos, jirafas… ¡En su propio hábitat!

Está claro que visitar Senegal es toda una experiencia: un país vivo y con muchas cosas para hacer. Además, un país de una naturaleza increíble y situado en un lugar privilegiado: el centro del mundo. Prepara tu maleta con todo lo imprescindible: ropa, gafas de sol, crema y mucha agua. Y sobre todo, ¡disfruta de tu aventura!