Sandro Botticelli. ¿Dónde están sus obras más famosas?

Considerado uno de los mejores artistas de su época, el Quattrocento italiano, Botticelli contó con el favor de la familia Médici. Por ello, buena parte de sus obras se pueden contemplar en Florencia.

Sandro Botticelli fue el gran representante del Renacimiento florentino del Quattrocento. Su maestría se evidencia en las diversas obras que creó a lo largo de su vida y que están repartidas en diversos espacios e instituciones. A continuación, hablamos de sus trabajos más conocidos y dónde puedes localizarlos.

Dos grandes obras de Sandro Botticelli en la Galería Uffizi

Todo aquel que viaje a Florencia no puede dejar de visitar la Galería Uffizi. Aquí se exhiben dos de las obras más importantes de Sandro Botticelli: La Primavera y el Nacimiento de Venus. Ambas están llenas de significados misteriosos que merece la pena intentar descifrar, aunque sea muy complicado conseguirlo.

La Primavera

La Primavera de Sandro Botticelli

Estamos ante una pintura muy sofisticada, creada para Lorenzo de Médici, que representa una escena ambigua que se debe mirar de derecha a izquierda para entender mejor su mensaje.

En medio de un bosque vemos a Venus. A la derecha se ve la figura del viento que anuncia la llegada de la primavera. Junto a la diosa vemos a Flora y sobre ella a Cupido, que parece apuntar a las Tres Gracias. Finalmente, a la izquierda aparece un joven apuesto que parece distraído. Toda una alegoría de la estación del amor.

El nacimiento de Venus

El nacimiento de Venus de Sandro Botticelli

Al hablar de El nacimiento de Venus nos referimos a una de las obras de arte más famosas del mundo, así como un símbolo de la pintura italiana del siglo XV. En ella se muestra a la diosa del amor desnuda sobre una enorme concha, aunque trata de tapar sus senos con uno de sus brazos y sus partes íntimas con su larga cabellera rubia.

A ambos lados de la composición aparecen otras figuras: a la derecha de Venus, los dioses del viento y de la brisa, que hacen mover sus cabellos; y a su izquierda, la primavera, la estación del renacer, que espera a arroparla con un manto floreado. De esta forma, Botticelli representa uno de los mitos clásicos más pintorescos.

“La belleza debe parecerlo; es la emoción que mejor le sienta a su semblante. Botticelli lo sabía cuando la pintó surgiendo de las olas entre los vientos y las flores. La belleza, que no parece sorprendida, que acepta su condición como algo que se le debe, nos recuerda demasiado a una prima donna.”

-Edward Morgan Forster-

Otras obras de Botticelli en la Galería Ufizzi

Aparte de las dos obras mencionadas, la pinacoteca florentina exhibe otros trabajos de Botticelli. Vamos a conocer algunos de los más importantes.

Palas y el Centauro

Palas y el Centauro de Botticelli

Fue realizada por el pintor al temple sobre tela entre los años 1482 y 1483 por encargo de Lorenzo di Pierfrancesco de Médici. Tanto su composición como el tratamiento de las distintas tonalidades de color es perfecta y armoniosa.

Palas y el Centauro muestra dos figuras: un centauro que se interna en territorio prohibido y una ninfa guardiana, identificada como la diosa Palas Atenea, que le sostiene por los cabellos. Se trata, pues, de una obra mitológica de contenido moral en la que la virtud y la castidad vencen a la lujuria.

Retrato de un hombre con la medalla de Cosme el Viejo

Retrato de Hombre con medalla de Botticelli

Se trata de una pintura al temple que muestra a un joven sosteniendo una medalla con el perfil de la cabeza de Cosme de Médici, político y banquero que fundó la famosa dinastía Médici. La identidad de dicho joven se desconoce, pero hay quien apunta que se podría tratar del propio Botticceli o del hermano de este.

Por otro lado, la obra tiene una clara influencia de la escuela flamenca, que se advierte especialmente en el paisaje del fondo, iluminado con un río. Dicha iluminación cae sobre el sujeto moldeando sus llamativos rasgos.

Virgen del Magnificant

Virgen del Magnificant de Botticelli

Es uno de los cuadros más destacados de Botticelli. Fue realizado en 1481 al temple sobre tabla y representa a la Virgen María siendo coronada por dos ángeles. En su regazo se encuentra el Niño, que la observa mientras aferra una granada, símbolo de la resurrección.

La Virgen del Magnificant seguramente fuera creada para algún cliente importante de Florencia, como un miembro de las familias Médici o Rucellai. Y es que, aunque se desconoce la ubicación inicial del cuadro, la gran cantidad empleada de pan de oro hace pensar en la riqueza de dicho cliente.

Virgen de la granada

Virgen de la Granada de Botticelli

Es una de las obras religiosas más destacadas de Botticelli. En ella se muestra a la Virgen y al Niño y ambos sostienen una granada abierta, que simboliza la plenitud espiritual, la fecundidad y la abundancia. También aparecen unos ángeles que veneran a María con lirios y guirnaldas de rosas.

La Virgen de la Granada se puede comparar con la que hemos visto anteriormente: la Virgen del Magnificant. No solo por la temática, sino también por haber sido realizadas al temple sobre tabla en un formato circular.

Frescos de Botticelli en la Capilla Sixtina

De Florencia nos trasladamos a la Ciudad del Vaticano para conocer los tres frescos que pintó Sandro Botticelli en ella.

La tentación de Cristo

Tentaciones de Cristo de Botticelli

Probablemente sea el más famoso de los frescos que Botticelli pintó en la Capilla Sixtina. Una obra cuyas escenas fueron extraídas del Evangelio de San Mateo y en la que se pueden distinguir tres acciones, como la de Satanás tentando a Jesús.

Castigo de Core, Datan y Abiram

Castigo de Core de Botticelli

En este fresco se representa el tema del severo castigo que se impuso a Coré, Datan y Abiram. Estos tres sacerdotes hebreos se rebelaron contra la autoridad de Moisés y tanto ellos como sus familias fueron engullidos por la tierra y consumidos por el fuego.

Hechos de la vida de Moisés

HEchos de Moisés de Sandro Botticelli

Este fresco, como su nombre indica, muestra escenas de la juventud del profeta extraídas del libro del Éxodo. Un cuadro que también hay que “leer” de derecha a izquierda.

Además de Botticelli, que al parecer fue el encargado de dirigir y coordinar el conjunto de pinturas al fresco de la Capilla Sixtina, otros pintores procedentes de Florencia o de Umbría también fueron seleccionados por el papa Sixto IV para dejar su huella en la famosa capilla. Entre ellos, Pietro Perugino, Luca Signorelli o Cosimo Rosselli.

Obras de Botticelli fuera de Italia

No solo en su país natal se pueden admirar obras de Sandro Botticelli. Vamos a descubrir dónde se exhiben otros trabajos del pintor.

Natividad mística

NAtividad mistica de Botticelli

La obra huye de la iconografía clásica de la Navidad, pues hace referencia a la situación política y social de la Florencia de principios del siglo XVI, como la expulsión de Piero de Médicis de la ciudad italiana o el ascenso al poder del partido de Girolamo Savonarola. Actualmente se conserva en la National Gallery de Londres.

Como curiosidad, Natividad mística es probable que fuera creada por el pintor para su devoción privada. Asimismo, es el único óleo firmado y fechado por Botticelli; y presenta una inscripción superior en griego con un versículo del Apocalipsis. La elección del idioma seguramente se deba a su auge en la corte de Cosme el Viejo.

Retrato de una joven

Retrato de una joven de Botticelli

Se conserva en el Instituto Städel de Fráncfort del Meno y, según se ha podido identificar, la joven representada es Simonetta Vespucci, musa y modelo de los artistas del Renacimiento italiano. Botticelli la retrató en otras ocasiones, siendo la más destacada la de El nacimiento de Venus.

San Sebastián

San Sebastián de Boticelli

Se encuentra en el Staatliche Museen de Berlín y representa a San Sebastián momentos después de haber sido martirizado. Su actitud parece de distanciamiento, como si soportase de manera serena las seis flechas que le han disparado.

Mide ciento noventa y cinco centímetros de alto y setenta y cinco centímetros de ancho. Estas medidas vienen explicadas por su ubicación original: uno de los pilares de la iglesia de Santa María la Mayor de Florencia, donde se colgó con gran ceremonia el 20 de enero de 1475, coincidiendo con el día de la fiesta del santo.

Madonnas de Sandro Botticelli y sus distintas localizaciones

Virgen del libro de Botticelli

Aunque Sandro Botticelli obtuvo prestigio como artista gracias a las obras que hemos visto, lo cierto es que las más rentables que realizó fueron las Madonnas. Una de ellas es la Virgen con el Niño, conocida como la Virgen del libro por la escena que representa, expuesta en el Museo Poldi Pezzoli de Milán.

Otras de las Madonnas u obras religiosas que realizó fueron la Virgen con el Niño y ángel (Spedale degli Innocenti, Florencia), la Virgen con el Niño y dos ángeles (Museo de Capodimonte, Nápoles), o la Virgen de la Eucaristía (Museo Isabella Stewart Gardner, Estados Unidos).

Imágenes: Wikimedia Commons

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar